En Fantasymundo llevamos más de un año hablando sobre el viaje que los hermanos Díaz iniciaron tras el incidente que provocó la muerte de su padre y un agente de policía y cuyo final siempre ha sido llegar a Puerto Lobos (México). Más de un año viendo como Sean y Daniel han hecho todo lo posible por sobrevivir mientras pasaban por todo tipo de penurias y problemas derivados de cruzarse en su camino con algunos de los grandes lastres de la sociedad estadounidense.

Sean ha hecho todo lo posible para mantener en secreto los poderes de Daniel mientras sufrían los resultados del racismo, la homofobia, el odio al diferente y, en última instancia, de fanatismo religioso. A lo largo de su viaje, cada jugador ha ido moldeando la relación entre los hermanos, bien para que ambos se protegan por encima de todo o para que cumplan las normas y respeten la ley dentro de lo posible. Daniel ha crecido, se ha visto obligado a dejar de ser un niño y eso no ha sido nada fácil ni para él ni para el jugador que ha tenido que tomar decisiones complicadas en el proceso.

Cruzando el muro

Con el viaje llegando a su fin, Dontnod ha lanzado ya Life is Strange 2 – Episodio 5: Wolves con el que pone punto y final a la historia de los hermanos. A nivel argumental, este último episodio comienza unas semanas después del incidente que sufrimos en la iglesia donde tenían cautivo a Daniel. Ambos hermanos están viviendo junto a su madre en un retiro en medio del desierto de Arizona junto a otras personas que han decidido alejarse de la sociedad y de todo lo malo que esta representa.

Estas semanas ha servido para recuperar fuerzas y reestablecer el vinculo con su madre, pero todos saben que Sean y Daniel no podrán empezar a respirar tranquilos hasta que no consigan superar el muro que separa Estados Unidos de México.

Con esta premisa da comienzo un episodio que sabe cómo tocar la fibra al jugador. Desde el primer momento queda claro que Dontnod quería hacer una última crítica a la ola de racismo y homofobia que continúa creciendo sin control en EE.UU. En este caso, queda especialmente patente ante las preguntas que Daniel hace a su hermano sobre el muro, ya que no entiende porqué hay uno en el sur y no en el norte.

Una de las cosas que más nos han gustado de este capítulo tiene que ver con la recuperación de ciertas mecánicas que no veíamos desde los primeros capítulos del juego, como la posibilidad de pedirle a Daniel que utilice sus poderes para interactuar con algunos objetos. Además, se han integrado de forma muy natural referencias a personajes que vimos en capítulos anteriores e, incluso, hay tiempo para recordar brevemente al Life is Strange original.

La duración del capitulo ha seguido la tónica vista en los dos episodios anteriores, es decir, que no tardaremos más de una hora y media en completarlos deteniéndonos a explorar todo con tranquilidad, algo que nos ha dejado un sabor algo agridulce teniendo en cuenta que los dos capítulos eran muchísimo más largos.

A nivel técnico nos encontramos ante un capitulo que bebe mucho del capitulo anterior. Todo el tiempo que pasaremos finalizando la aventura, lo haremos en un ambiente desertico muy bien conseguido en el que sentiremos que realmente estamos pasando el mismo calor que los protagonistas.

En lo que respecta al sonido, no encontramos ningún tema reseñable, algo sorprendente, teniendo en cuenta que hablamos de una franquicia como Life is Strange. En lo que respecta al doblaje, parece que los actores que ponen voz a Sean y Daniel han dado lo mejor de sí mismos en este último episodio, dotando a cada dialogo de mucha más emoción.

Conclusiones sobre Life is Strange 2 – Episodio 5: Wolves

Tras pasar un año acompañando a los hermanos Díaz en su viaje hasta Puerto Lobos, podemos afirmar que, aunque nos encontramos ante una aventura narrativa de calidad, no llega al nivel de la aventura de Max y Chloe.

Da la sensación de que en Dontnod han crecido como estudio durante el desarrollo de Life is Strange 2 y eso queda patente en los temas que se han tratado en el juego desde el primer momento, pero, aún así, la historia nunca ha terminado de arrancar del todo y la relación entre sus protagonistas no nos ha llegado a afectar tanto como en su primera parte. Life is Strange nos hizo llorar, nos rompió el corazón una y otra vez y Life is Strange 2 no consigue llegar a eso. Aún así, esta aventura ha conseguido enfadarnos y hacernos aún más críticos hacia esas personas que odian todo aquello que no entienden o que no se adaptan a su limitada visión del mundo, y seguramente, eso es lo que buscó Dontnod desde el principio.

Quizás no sea justo comparar ambas entregas, sobre todo porque podría dar la sensación de que Life is Strange 2 es un mal juego y, si habéis leído los análisis de los episodios anteriores, queda claro que hemos disfrutado muchísimo cada minuto de este viaje.

Ahora sólo nos queda esperar a que esta aventura no sea el final, y que dentro de poco podamos disfrutar de un nuevo viaje en el maravilloso universo de Life is Strange.

FantasyTienda: Figuras, merchandising, juegos

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.