Las presentaciones de grandes desarrolladoras están cambiando de fecha por un movimiento social imprevisto. Todo comenzó cuando el día de ayer, PlayStation decidió retrasar su magno evento del 4 de junio a una fecha indefinida. El retraso se dio en solidaridad con el movimiento político Black Lives Matter. A esto se han ido uniendo otros jugadores de renombre en la industria como el medio IGN o CDPR quienes también han retrasado sus eventos: la casa mediática comenzará sus evento de verano el 8 de junio y el estudio polaco moverá su presentación de Cyberpunk 2077 del 11 al 25 de este mes.

Al igual que todos los actores antes mencionados Bethesda, Microsoft y  Ubisoft han tomado una postura respecto a los eventos sociales en Norteamérica.

¿Por qué de estos pronunciamientos y acciones?

Todo emana de una situación muy ajena al gaming; el brutal asesinato de un ciudadano estadounidense en custodia policíaca que fue grabado de cabo a rabo por ciudadanos comunes el pasado 25 de mayo en Minneapolis. Ahora, aclaremos, el hombre de nombre George Floyd era de raza africana y eso, en si mismo, avivo el malestar de los miembros de esa comunidad y la de todas las “minorías” que se han sentido agravadas durante gran parte de sus vidas, aún siendo ciudadanos de la más grande potencia mundial.

Las expresiones surgidas del hecho primero fueron de luto, más tarde se convirtieron en protestas de indignación y a este momento hay una gran cantidad de actividad delictiva no relacionable al suceso (saqueos de tiendas con robo de electrónicos, o quema de comercios particulares, por ejemplo). La situación es tensa; las autoridades incrementan el nivel de violencia al atacar sin miramientos a los manifestantes más pacíficos y a la prensa, al tiempo que los más agresivos incendian edificios y delinquen libremente. Se teme que la violencia pueda escalar más en los próximos días.

¿Las compañías de videojuegos deberían meterse en este embrollo?

En mi opinión no, la sociedad estadounidense es una, que tiene su división política sustentada en un duopolio ideológico bastante marcado, en la que si no eres inquisidor, eres hereje. Lo malo para compañías de videojuegos, es que al ponerse de un lado del espectro político —más allá de si es lo correcto o no— solo lograrán alejar a un número considerable de consumidores activos y potenciales del otro lado. Queda de más decir que esto podría afectar fuertemente sus ventas y sus reputaciones desde una perspectiva determinada.

Ahora solo nos queda esperar por pronunciamientos más claros (caso de Sony) respecto de una nueva fecha para la presentación de su PS5. Esperemos que las compañías no comiencen a retrasar todo indefinidamente hasta que 2020 no sea más.

Si te interesan los videojuegos, series de TV, cine y libros, además de toda la mercancía —como estatuillas— que producen; continúa leyendo Fantasymundo  para estar al tanto de todas las noticias del mundo del videojuego y claro, todo aquello que lo rodea. También, puedes seguir nuestro trabajo en Twitter y Facebook.

FantasyTienda: Figuras, merchandising, juegos

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.