“La chica oculta y otros relatos” es la nueva colección de historias cortas de Ken Liu, uno de los escritores de ficción clave para comprender ciertas corrientes de los últimos años. Liu, además de la épica saga de La Dinastía del Diente de León (que esperamos ver terminada en los próximos meses), ya había obtenido una gran éxito con “El zoo de papel y otros relatos”, su primera compilación de ficción corta.
“La chica oculta y otros relatos” vuelve a presentar a un Ken Liu muy preocupado por los problemas humanos actuales y futuros, con visiones distintas pero complementarias del futuro cercano, en una colección con estructura de novela.

Esta colección incluye una selección de la ficción especulativa de Liu en los últimos cinco años: dieciocho de sus mejores relatos y un fragmento de “El trono velado”, el tercer volumen de la serie de fantasía épica “La Dinastía del Diente de León”. Desde narraciones sobre asesinos que viajan en el tiempo o sobre criptomonedas hasta conmovedoras historias de relaciones entre padres e hijos, los relatos de este volumen exploran temas importantes para el presente y arrojan una mirada visionaria al futuro de la humanidad.

Ken Liu abre el libro con un breve prefacio donde deja ver las motivaciones que esconde su forma de escribir y la base según la cual selecciona los relatos incluidos. Esas tres páginas de entrada adquieren una importancia esencial. Ningún relato está incluido por azar (salvo el adelanto de la última entrega de La Dinastía del Diente de León) y casi todos forman parte de un pequeño juego estructural, metanarrativo, que el autor lleva a cabo en los 19 relatos de la colección.

Relatos y fragmentos.

El primer relato, “Días de fantasmas”, es un buen ejemplo del discurrir de “La chica oculta y otros relatos”. Una historia que, en apenas 50 páginas, nos arrastra a un viaje entre el presente, el pasado y un posible futuro, donde innovación, historia, el papel de la humanidad y algunos apuntes científicos se dan la mano. Presenta una pequeña función, una relación de elementos, que va a tener una importancia capital cuando lleguéis al final. Aunque no lo sepáis.

“La chica oculta y otros relatos” es una lectura indispensable si compartes las preocupaciones futuras (y presentes) de la condición humana en todas sus vertientes. Un truco de magia de Ken Liu, una colección que se lee como una novela, capaz de emocionar, divertir y plantar ideas en nuestros cerebros con una visión de un futuro que se nos complica cada vez más.

No quiero ahondar demasiado en los relatos; creo que parte de la gracia del libro consiste en dejarse sorprender por Ken Liu y sus propuestas y que cada historia te afecte de una manera determinada, que cada mente que procese esas lectura vaya sacando sus conclusiones apoyada en su experiencia personal. Pero si que merece la pena compartir algunos apuntes de varios de ellos para su contexto.

“Renacido” construye, a ritmo de relato policiaco, una historia de convivencia alien, con ecos sobre la memoria humana, el perdón, el peso de la historia… Con un excelente uso del lenguaje inclusivo, el relato pone la xenofobia en el foco de la enorme problemática social e incluso como mecanismo supresor de la identidad individual.
En “La chica oculta y otros relatos” todo está interconectado, aunque no lo veamos de primeras, varios de los temas (la historia humana, la xenofobia, etc) entronca con temas de los relatos que le preceden y, a su vez, deja ciertas ideas a explorar en los que le preceden.

Nos hemos replegado sobre nosotros mismos y nos hemos vuelto complacientes. Hemos olvidado las estrellas y los mundos que existen ahí fuera.

“En otro lugar por completo distinto, inmensas manadas de renos”

“Nuestro más sentido pésame” inicia un bloque de relatos relacionados con Internet, la identidad humana real y digital y el mundo hiperconectado en el que vivimos. La soledad, el poder destructivo de la mayoría no empática, la viralidad, los deep fakes… todo tiene cabida.
Esas ideas siguen desarrollándose en “Bizantina” y adquieren un nivel completo en “Nadie encadenará a los dioses”, un punto de inflexión en la colección y que creará ramificaciones que volverán a estar presentes en relatos posteriores.

“Nadie encadenará a los dioses”  (y los subsiguientes relatos relacionados) añade a la mezcla la singularidad, la vida humana en la máquina, sazonado con temas económicos, tecnológicos y sociales, como el bullying. Y además da forma al gran truco de magia de Ken Liu.
Si, dije lo mismo en la reseña de “A tumba abierta” de Joe Hill. Pero, si en aquella ocasión era una cuestión casi sentimental lo que unía los relatos, en el caso de Ken Liu es algo más profundo y estructural.

El truco de magia.

Ya lo había indicado hace unas líneas : “La chica oculta y otros relatos” esconde, además de un buen puñado de brillantes ideas, una estructura de novela tan oculta como la chica del título. Una nube, un ecosistema, una telaraña de ideas, de nodos, de puntos en común que te hacen viajar de una a otra, expandiéndose a lo largo de los relatos.

Pero ¿no es el sueño de toda especie tener la oportunidad de empezar de cero de nuevo?, ¿comprobar si es posible evitar la pérdida de la inocencia que nubla nuestra mirada cuando contemplamos las estrellas?

“Siete cumpleaños”

Ese es uno de sus puntos fuertes pero acarrea alguno de los puntos menos brillantes de la obra. Hay un exceso de repetición de mismas ideas que puede terminar agotando, perdiendo el factor sorpresa con el que juega en un primer momento. Algún relato parece una iteración de los mismos elementos ya vistos en historias anteriores, sin aportar nada nuevo salvo algún enfoque en particular.
Aún así, el conjunto de la obra no se resiente e incluso podemos atisbar al Ken Liu más juguetón, enfrascado en dinámicos relatos de corte fantástico (“Coneja gris, yegua carmesí, leopardo azabache”) o wuxia (“La chica oculta”) y esa es una de las facetas que más me satisface del autor.

En resumen.

“El zoo de papel y otros relatos” era una colección difícil de superar.
“La chica oculta y otros relatos” queda, bajo mi opinión personal y tremendamente infundada, un pequeño escalón por debajo pero eso no le resta un ápice de calidad.

Ken Liu es un narrador excelente, con una visión privilegiada de los problemas humanos y de los futuros senderos de la humanidad. Con una estructura, a medio camino entre una función de lógica matemática y la difracción de la luz en las esquirlas que origina un cristal roto, Liu se centra en una perspectiva humanista de la situación humana, una visión de un futuro que se nos complica cada vez más.
La edición en castellano, a cargo del sello Runas de Alianza, viene contenida en un tomo en tapa dura con sobrecubierta, similar al de “El zoo de papel y otros relatos” y cuenta con una excelente traducción de María Pilar San Román y Francisco Muñoz del Bustillo para el relato “Persecución más allá de las tormentas”, el breve relato (algo innecesario en la colección) que sirve de entrada a “El trono velado”, volumen final de La Dinastía del Diente de León y que nos llegará próximamente dividido en dos entregas.

“La chica oculta y otros relatos” es una lectura indispensable si compartes las preocupaciones futuras (y presentes) de la condición humana en todas sus vertientes. Un truco de magia de Ken Liu, una colección que se lee como una novela, capaz de emocionar, divertir y plantar ideas en nuestros cerebros.
Y eso, creedme, no es poca cosa.

FantasyTienda: Figuras, merchandising, juegos
Criatura de la noche. Redactor en Fantasymundo.com

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.