“La astronauta”, de S.K. Vaughn. Intenso thriller de supervivencia en el espacio

Un relato contrarreloj que nos traslada a un futuro no muy lejano donde una mujer habrá de ingeniárselas para volver a casa desde el lejano Júpiter. Afortunadamente, no estará sola.

0

La Nave dedica su programa de hoy a este thriller de supervivencia y que ha supuesto la primera novela de ciencia ficción del escritor S.K. Vaughn. La editorial que la ha traído a nuestro país ha sido FANTASCY, tal y como os lo anunciábamos aquí. Un thriller intenso de supervivencia en el espacio que ha sido traducido por Gabriel Dols Gallardo. No os perdáis, por tanto, este programa que, además, incluye el booktrailer del libro.

Un polifacético autor

Detrás del seudónimo que firma este thriller de supervivencia se encuentra Shane Kuhn, un escritor y cineasta con veinte años de experiencia trabajando en el negocio del entretenimiento y el mundo de la publicidad. Ha firmado colaboraciones con productoras tales como Universal, Paramount, Sony y Fox, así como guiones para Lionsgate. Si hablamos de cine independiente, es uno de los cuatro fundadores originales del Festival de Cine de Slamdance, donde actualmente desempeña un cargo en su Junta Ejecutiva. Vinculado al marketing ha trabajado como redactor, director creativo y director de vídeo de difusión para varias marcas y organizaciones benéficas.

Su primera novela fue The Intern’s Handbook. Actualmente, vive con su esposa y su familia a caballo entre Massachusetts, Colorado, Los Angeles y San Francisco. Por último, deciros que en la red podemos encontrar la noticia que informa a propósito del futuro proyecto de Skybound Entertainment, Circle of Confusion y Universal Pictures de llevar al cine La astronauta. Veremos en qué acaba esto, aunque desde ya os anticipamos que el libro es muy cinematográfico.

La historia; un thriller de supervivencia plagado de acción

Antes de que os resuma la trama, permitidme que os confiese que no he podido evitar acordarme de Angela Bassett en la película Supernova, donde encarnaba a una astronauta que se tiene que enfrentar a todo y más como ocurre en la novela de hoy. Aprovecho, pues, para recomendaros este filme del año 2000. Tampoco he podido evitar pensar en la multitud de IAs que se ven en novelas y películas. Sin ir más lejos, actualmente en Otra Vida tenemos a una IA llamada William que interactúa con los seres humanos perfectamente, con sentimientos y todo. Pues bien, aquí vamos a tener algo muy parecido con Eve.

Vayamos con la aventura; los primeros capítulos suponen un detallado descubrimiento de lo que ha ocurrido a bordo de la nave de investigación Stephen Hawking II en lo que poco a poco vamos adivinando el aciago viaje a la luna Europa. La protagonista es la comandante Maryam Knox, una mujer mulata, hija de un padre rubio y una madre que fue la única mujer negra de su promoción en ser teniente coronel de la RAF.

May despierta sin saber qué ha ocurrido y ni dónde se encuentran los 34 restantes viajeros de la nave. Será a través de sus conversaciones con la IA de la nave cuando vamos obteniendo información y la protagonista va recuperando la memoria. Baste como ejemplo, el detalle del despertar del estado de suspensión e ir aflorando recuerdos de su infancia y de su época pasada al ver una fotografía de su marido, el doctor Stephen Knox.

“Los psicólogos de la NASA siempre le habían dicho que no había lugar más solitario que el vacío espacial. La mente humana, sencillamente, no estaba diseñada para contemplar la extensión infinita del universo y el silencio frío y absoluto del vacío.”

Un hilo narrativo apoyado en flashbacks

Será así cómo conoceremos la historia de May y Stephen y la propia misión. Iremos avanzando a lo largo de esta nave, que parece abandonada, hasta que descubramos qué ha ocurrido con toda la tripulación. A partir de ese momento, el lector comprenderá la estrecha relación que se va a producir entre May y Eve.

“amigo mío, si crees por un segundo que la NASA hace esto por el bien de la humanidad, eres más inocente incluso de lo que pensaba.”

Esta novela podría perfectamente haber estado ambientada en el Polo Norte o en el desierto del Gobi, siendo su protagonista la única superviviente de un transporte que se queda sin lo necesario para poder volver a su punto de origen. Pero al estar en el espacio, capta a todo el público afín al género, con permiso de alguna que otra licencia en pro del espectáculo.

La historia sigue el clásico avance paso a paso de ir desmadejando el misterio mientras se acaba el tiempo. Una protagonista femenina que deberá ser fuerte frente a su mayor enemigo: la soledad, más poderosa que la propia oscuridad. Es curiosa la reflexión que se hace a propósito de por qué un ser humano elige protagonizar una misión de este tipo que le aleja de todo lo que el sentido común dicta. Eso convierte a esta novela, que no deja de ser un thriller personal y emotivo propiamente dicho, en una novela que maneja muy bien las herramientas de la más pura ciencia ficción espacial, lo cual satisfará tanto a unos lectores como a otros. Un buen balanceo de ambos aspectos.

Suspense, acción, sorpresas y más sorpresas

No faltará el centro de control de Tierra de Houston donde encontraremos una serie de personajes que serán los que intentarán ayudar a la protagonista. Entre ellos están Robert Warren y Glenn Chambers, encabezando el equipo de control de emisiones de la Estación Wright. Quedaos con el nombre de Raj Kapoor, el brillante ingeniero que había diseñado la Hawking II.

El relato se alarga en medio de un sinfín de circunstancias que provocan que la protagonista tenga que ir contrarreloj salvando uno y otro problema. Como he dicho antes, el libro intercala infinidad de flashbacks que nos permiten saber del pasado tanto de la protagonista como de su marido y la madre de la protagonista, Eve; por ejemplo, las consecuencias de una escena en la que tiene que hacer un aterrizaje forzoso camino de Escocia. Me quedo con una escena en la cual la protagonista se está fumando un cigarro y bebiendo whisky. Muy retro.

En el capítulo 35 vamos a descubrir que nos encontramos ante un punto de inflexión, cómo no uno más en la historia, de tal manera que nuestra percepción del problema variará. Insisto, este es un libro que se apoya no solamente en el ir descubriendo datos nuevos, sino en empatizar con la angustia de poder morir en cualquier momento en la inmensidad del espacio. La relación con Stephen, la investigación paralela que este lleva a cabo junto a su compañero Raj, y el lenguaje sencillo pero descriptivo hacen que la historia avance con brío. Se añadirá a este tándem el millonario Ian Albright.

Recomendación

Concluyendo, estamos ante un thriller que va más allá de la acción, centrándose en los recovecos de la pareja de protagonistas que son profesionales altamente cualificados y sus ambiciosas carreras se entremezclan en la relación conyugal. También, la novela ofrece una visión muy acertada de lo que nos espera entre la lucha de la empresa privada contra la pública en la carrera espacial. Un thriller de supervivencia repleto de giros, sorpresas, tensión y escenas al límite,… comienza el rescate. ¡Acción! 🎬

Puedes empezar a leer La astronauta aquí.

FantasyTienda: Figuras, merchandising, juegos

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.