Es por todos sabido que como una maldición, muchas de las adaptaciones de películas y series anime a los videojuegos no suelen acabar bien. Por supuesto, hay grandiosas excepciones, y parece que con el tiempo los casos de adaptaciones de baja calidad van en descenso. Naruto, One Piece, o Dragon Ball son probablemente las franquicias que más adaptaciones han recibido, teniendo sus más y sus menos en las entregas recibidas. Ahora, tras el éxito recibido en Netflix, el anime Little Witch Academia recibe adaptación a videojuego, tirando de los clásicos beat ‘em up y con todo la aventura y el humor de la serie original.

Para los que no conozcan la serie, Little Witch Academia trata sobre Atsuko «Akko» Kagari, una chica que siguiendo los pasos de la famosa bruja Shiny Chariot, se inscribe en la academia Luna Nova para convertirse en una gran bruja. Como no podía ser de otra manera, Atsuko es un desastre con la magia y siempre se mete en líos, lo cual le llevará a ella y sus amigas, Sucy y Lotte, a vivir grandes aventuras y descubrir los misterios que rodean a la academia de brujas. La serie está realizada por el estudio Trigger, grupo creado por ex-animadores de Gainax, y se ha convertido en uno de los más prestigiosos actualmente de japón, con Kill la Kill como máximo referente.

Hayais visto la serie o no, el juego se puede disfrutar gracias a los videos resumen que nos brinda el videojuego, presentándonos a cada uno de los personajes importantes en la historia, como Akko, sus amigas, o la profesora Ursula. Por supuesto, es más que recomendable haber visto la serie, pero por suerte el videojuego trata un arco argumental fuera de la serie, por lo que podemos decir que son independientes y no es estrictamente necesario haber visto cada uno de los capítulos.

En esta nueva aventura, las chicas de Luna Nova están a punto de comenzar las vacaciones de verano. Como de costumbre, Akko es castigada con vaguear con sus tareas, y debe quedarse a ordenar la biblioteca de la academia. Tras una serie de sucesos, las chicas descubren una misteriosa cámara oculta en la biblioteca, que desemboca un auténtico día de la marmota, o lo que es lo mismo, la repetición cíclica del mismo día, siendo las únicas en percibirlo Akko y sus amigas. Ahora, serán ellas las que tendrán que solucionar este entuerto recorriendo la misteriosa cámara del tiempo, que oculta un montón de mazmorras llenas de enemigos en su interior.

El juego se divide en dos fases claras: Por un lado tenemos la exploración e investigación en la academia, que nos servirá para recabar información y resolver puzles que nos ayuden a continuar la historia. Podemos hablar con ciertos personajes, resolver submisiones, escuchar a hurtadillas, comprar objetos que nos ayuden a desbloquear conversaciones o que nos ayuden en las fases de acción… Y lo más importante, conseguir nuevas llaves con las que avanzar a nuevas zonas de la cámara del tiempo. Los personajes y eventos dependen de la hora del día, por lo que sólo podremos hablar con ciertos personajes o realizar ciertas acciones en una franja horaria del día, muy similar a la saga Persona.
Aunque tendremos la posibilidad de guiarnos mediante un mapa, suele ser algo confuso, ya que no muestra donde estamos con exactitud. Tenemos viaje rápido para desplazarnos por la academia, pero tarda bastante en desbloquearse, lo cual nos obliga a tener que recorrer la academia de una punta a otra durante las primeras horas del juego. Además, cada vez que cambiemos de habitación hay pantalla de carga, algo desfasado en la actual generación de consolas.

En ocasiones podremos disfrutar de secuencias animadas creadas por el mismo estudio Trigger, que parecen sacadas de la serie original y que cuentan con la misma calidad, un auténtico regalo. Además, las conversaciones entre personajes estarán animadas con todo lujo de detalles, dejando atrás el recurso de las ilustraciones estáticas que suelen recurrir muchos juegos de este calibre.

La parte de mazmorreo es muy similar como ya decíamos, a juegos clásicos como Streets of Rage o Golden Axe, o a nuevos como Dragon’s Crown o Castle Crashers. Elegiremos a una de las chicas (Akko, Lotte, Sucy, Diana, Amanda, Constanze o Jasminka) como principal del grupo, es decir, la que controlaremos directamente, y a otras dos como acompañantes, que nos servirán de apoyo. Utilizando un desplazamiento 2.5D, scroll lateral con algo de profundidad, iremos avanzando por zonas y derrotando a todos los enemigos con los que nos topemos, que cuentan con las clásicas debilidades a los elementos. Podremos tomar rutas secundarias para buscar tesoros y mejorar el equipo de las brujas, y al final de la fase nos toparemos un jefe, enemigos más duros pero que para ser derrotados no requieren de mucha habilidad, siendo básicamente enemigos fuertes con punto débil.A lo largo de las salas iremos encontrando trampas que tendremos que esquivar, como grandes rocas que caen cada cierto tiempo, o estructuras con pinchos que caen del techo. Esta caracteristica se nota que se ha incluido para añadir algo de variedad, pero parece que se queda en la superficie.

Cada chica cuenta con sus propias habilidades principales, como conseguir más experiencia al terminar la fase, o la curación automática al cambiar de zona, por lo que saber elegir bien al trío de brujas adecuado es importante. Para desbloquear nuevas magias haremos usos de un árbol de habilidades basado en constelaciones, con las que lograremos potenciar nuestros poderes mágicos. El equipo también será indispensable para mejorar, con un sistema muy similar a Dragon’s Crown, en el que podremos equipar a las jóvenes brujas con anillos, varitas y demás accesorios para potenciar sus atributos.
En resumidas cuentas, un sistema de combate sencillo, y aunque se ha intentado conseguir algo de profundidad, lo cierto es que no es suficiente.

Chamber of Time cuenta con multijugador, tanto online como compartido, y con un modo cooperativo y otro competitivo. En la versión de PC que hemos probado ha sido casi imposible jugar online, debido a que las pocas salas que encontraba estaban bloqueadas con contraseña. Por suerte, siempre podemos echar mano de dos amigos y jugar en su modo cooperativo, donde tendremos que explorar 999 mazmorras, en las que conseguiremos un montón de recompensas para la aventura principal.
Por su parte, el modo competitivo nos enfrentará a otros jugadores en duelos contra las mismas brujas protagonistas. En definitiva, modos extra externos a la historia principal que nos pueden servir para dar algo de variedad y mejorar a las brujas con los tesoros que consigamos.

Si algo me llamó la atención desde la primera vez que vi el tráiler de presentación del juego fue el estupendo acabado que se ha conseguido visualmente, siendo realmente fiel a la saga en este aspecto. No sólo por los modelados y escenarios, si no que las animaciones parecen calcadas de la serie de Netflix, contando con el mismo número de frames que la serie de animación (el anime funciona generalmente a unos 8-12 por segundo), dando un efecto que puede resultar extraño al principio pero que le sienta genial. Los gestos de los personajes, que suelen ser muy caricaturescos, también hacen presencia en este título, dejando claro el gran trabajo que se ha hecho adaptándolo a las tres dimensiones.
Los efectos, tales como magias y demás, son bastante correctos, y aunque en general no es un título puntero, fallando sobre todo en los escenarios que resultan en ocasiones demasiado escuetos en detalles, el acabado final se acerca bastante a otros títulos de estilo anime como Dragon Ball FighterZ o las últimas entregas de Naruto.

Respecto al aspecto sonoro del juego, contamos con doblaje japonés original, algo que Bandai Namco suele mantener, con las voces originales de la serie, siendo por tanto un trabajo de 10. Y para sorpresa nuestra, lo recibimos traducido al castellano, un auténtico lujo sabiendo que es poco habitual recibir este tipo de títulos en nuestro idioma. Por todo lo demás, la banda sonora es en su mayoría sacada directamente de la serie, mientras que los efectos de sonido, sin alardes, funcionan correctamente.

Akko, Sucy, Lotte y compañía consiguen una adaptación muy fiel de la serie, consiguiendo un juego divertido pero cuya falta de profundidad y sencillez lo posiciona como un título bueno, pero no notable. La combinación de investigación y mazmorreo hace de esta aventura bastante interesante y amena, pero la sensación de que le hace falta algo más es constante. Alguna mecánica extra o mayor variedad en las magias hubiesen sido muy bien recibidas. Quizás, si la serie continúa tras sus dos temporadas y dos películas, podamos ver un segundo videojuego con mayor potencial. Mientras tanto, Chamber of Time se convierte en un beat’em up más que correcto dirigido a los fans de la saga, pero que puede que también disfruten los amantes del género.

FantasyTienda: Figuras, merchandising, juegos

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.