Fashion Dreamer

Amantes de la moda, tras bastantes años de sequía en juegos de este estilo, Syn Sophia  junto a Marvelous Europe nos presentan su nueva propuesta con Fashion Dreamer. Tras haber probado propuestas como los juegos de la saga Style Boutique, esta nueva entrega nos propone un concepto similar pero que busca diferenciarse de otras sagas. ¿Listos para convertiros en auténticos diseñadores y coolhunter? Os desgranamos todos los patrones de Fashion Dreamer.

*El siguiente análisis ha sido realizado gracias a una copia facilitada por Marvelous Europe para Nintendo Switch.

Eve, el mundo donde las musas lucen sus lookitos

La aventura tiene lugar en Eve, un mundo donde se encuentran las Musas que quieren llegar a lo más alto en el mundo de la moda. Nuestro primer paso es crear a nuestra propia Musa, que puede ser tanto chico como chica, algo que nos agrada pues deja de lado esa visión de que solo las mujeres juegan a este tipo de entregas. A partir de ahora deberemos elegir entre una gran selección de opciones que van desde escoger el peinado, el rostro y los gustos que tendrá nuestro protagonista.

Aunque hay bastante variedad y elementos como la moda se irán ampliando considerablemente según avancemos, es una pena que no hayan incluido diversidad de cuerpos en el juego. Todos los personajes, incluidos el nuestro, van a tener la misma talla normativa, lo que es una pena porque la moda a estas alturas no debería tener tallaje pero bueno, es una decisión que lamentablemente hemos visto en la mayoría de juegos de este estilo pero, quizá va siendo hora de ir abriendo un poco la mentalidad en un sector que en la actualidad sí que ha ido dando pasos en este sentido.

Una vez llegamos al mundo de Eve, podemos explorar este lugar que claramente podemos apreciar cómo está dividido en tres secciones. La zona principal actúa como vestíbulo donde nos encontraremos con estas primeras Musas, así como a personajes creados por otros jugadores si activamos el modo conexión. La siguiente zona es donde podemos cambiar todos los aspectos estéticos de nuestra Musa y la tercera, es una zona una informativa que nos muestra las prendas y tendencias que están a la moda.

En busca de tendencias, misión de coolhunter

El objetivo principal de Fashion Dreamer es la moda y crear lo que ellos han denominado como lookitos. No tenemos un fin marcado como en otras entregas del género como en Style Boutique, que debíamos sacar a flote una tienda de moda, sino que aquí básicamente, debemos crear conjuntos y ser una verdadera cazadora de tendencias o como muchos aprendimos en cierta serie muy popular, una verdadera coolhunter.

Nos vamos a pasar la mayor parte del tiempo agregando prendas de maniquís dispersados por Eve. De este modo, podremos ampliar nuestro armario y tener todo tipo de prendas y accesorios para crear looks acordes a los deseos de las Musas. Según recorramos este mundo, diferentes Musas nos van a ir pidiendo que les preparemos un conjunto con algún deseo en específico. Dicho deseo puede ser llevar prendas de un determinado color a un estilo muy determinado. Una vez realizado nuestro trabajo nos dará su valoración que luego se verá reflejado en las redes sociales. A mejor trabajo, más visualización y recompensas obtendremos que nos servirán, para seguir ampliando nuestro vestidor.

Según avancemos, podremos ir explorando nuevos Nidos, cada uno con una estética y temática diferente. Aunque la dinámica y las secciones van a ser exactamente las mismas pero, esta diferenciación da sensación de progreso en un juego que poco más tiene que ofrecer, jugablemente hablando. La moda es la auténtica protagonista y de eso el juego está bien servido, vamos a encontrar muchísimos estilos de ropa y además totalmente accesibles, sin alargar para obtener un conjunto de forma artificial, lo que hace que nos motive a estar pendientes y obtener todo tipo de elemento estético que se nos ponga por delante.

Diseña y muestra tus creaciones al mundo

Uno de los apartados a destacar se encuentra en la posibilidad de diseñar nuestro propio showroom donde lucir nuestras creaciones. Podremos decorarlo a nuestro estilo y poner nuestros conjuntos favoritos o nuestros propios diseños. Aquí es donde entra en juego los puntos obtenidos al vestir a las musas, pues podremos usarlos para adquirir todo tipo de elementos decorativos para crear nuestro espacio más personal y totalmente a la moda.

Para crear diseños llamativos es preciso estar muy activo en el juego, no solo creando lookitos, sino adquiriendo todo tipo de prendas y accesorios. El uso de los patrones también es importante, pues usando una buena gama de colores que combinen entre sí, también nos darán puntos y la notoriedad, los cuales será muy importantes para crear no solo nuestra marca; sino nuestra reputación en el juego. Cuanto mejor valoración, más podremos avanzar y mejores opiniones cosecharemos en el juego.

El uso de las redes sociales está muy bien integrado ya que es muy realista. Se ha prescindido del uso del dinero por «Me gusta», algo que el mundo de los influencers sabe bien porque muchos viven de promocionar marcas y que este juego ha sabido reflejar con acierto. Podemos hacer fotos tanto a través del fotohuevo como con el dron, permitiendo el primero agregar pegatinas y poses y el segundo hacer captura a tus clientes y obtener mayor visualización y otro apartado donde lucir toda tu creatividad.

Comparte y visita a otros fashion dreamer

Otro de los apartados llamativos del juego está en su juego en línea, que aporta un componente social sencillo pero efectivo. Si lo activamos, podremos ver a Musas de todas partes del mundo a las que también podremos vestir y viceversa, así como visitar sus propios showrooms, lo que da esa sensación de que el juego está vivo y que nos permite también mostrar a los demás nuestras propias creaciones.

El juego llega con subtítulos y con doblaje al castellano, aunque es un juego con tan poco diálogo que no destaca mucho en ese apartado. En cuanto a su apartado sonoro es agradable pero puede volverse repetitivo y algo cansino, con temas que si bien encajan, tampoco son especialmente memorables.

Una opción muy vistosa pero poco interesante

Fashion Dreamer es un juego que puede ser entretenido las primeras horas pero realmente repetitivo a la larga. No cuenta con historia y está limitado en cuanto a jugabilidad se refiere, pues aparte de adquirir ropa y hacer lookitos, poca faena tenemos por delante. Si te gusta mucho la moda, es una buena propuesta pero juegos como Style Boutique a pesar de ser también sencillos y directos en lo que proponen, tienen mucho más que ofrecer.

Además, el juego podría haber sido más inclusivo en varios aspectos, ya no solo por el tema de los cuerpos, sino también de la ropa. Es una pena que se limite la ropa por género, dejando fuera más posibilidades y  perpetuando el estereotipo de que la moda está definida por género. Si bien encontramos personajes masculinos de aspecto andrógino, se podía haber agregado esta opción y dar una imagen más actual de la sociedad.

Si se hubieran pulido estos detalles y se hubiera apostado por incluir alguna motivación o historia para el personaje, tal vez hubiera destacado más. Tiene posibilidades pero se queda en un intento superficial de ser un interesante juego enfocado a la moda. No todo es estético aunque lo aparente y crear looks con deseos tan nimios como llevar el diseño de moda, no es muy interesante. No consigues empatizar con los NPC del juego, y sientes que estás vistiendo maniquís uno tras otro. Eso sumado al alto precio de salida de 50 euros y que es exclusivo de Nintendo Switch, lo convierte en un juego poco interesante que escoger teniendo en cuenta el gran catálogo que tiene la híbrida de Nintendo.

FantasyTienda: Figuras, merchandising, juegos
Amante de los videojuegos y de las novelas de fantasía desde que tengo uso de razón. Siento predilección por la saga de Final Fantasy, así como por juegos de acción y las aventuras gráficas. Aquí comienza mi épica aventura.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.