Realizamos un repaso a la saga Project Zero

Lanzada en el ya lejano diciembre de 2001 para PlayStation 2, Project Zero – Fatal Frame en Japón – fue el desembarco de Tecmo en el género del Survival Horror. Su lanzamiento coincidió con la época en la que el género estaba viviendo una época dorada entre mediados de los años noventa y principios de los 2000.

Resident Evil seguía en aquel momento como líder del género con ya tres entregas consagradas. Por otro lado, Konami había tenido éxito con el primer Silent Hill, y su secuela, Silent Hill 2, se había lanzado en septiembre de ese mismo año con un éxito absoluto entre el público y la prensa especializada.

Tecmo, quien por aquel entonces no estaba fusionada con Koei, seguía ofreciendo muy buenos juegos como Dead or Alive 2. Fue en ese momento en el que decidió dar el salto al género que estaba llevando a lo más grande a las desarrolladoras japonesas y probar suerte con Project Zero.

Projecto Zero: un terror diferente

Aunque de entrada era un juego de terror con similitudes jugables como Resident Evil y Silent Hill, Project Zero no ofrece parentesco más allá del sistema de cámaras, algunas mecánicas y pertenecer al mismo género. Esto terminaría atrayendo a una base de fans que vería con buenos ojos la llegada de otra serie de terror, pero que al mismo tiempo tratara de diferenciarse de las experiencias de terror más occidental a las que se estaban aferrando en las oficinas de Capcom y Konami.

Si Resident Evil ofrecía un terror más enfocado a la acción, y Silent Hill más centrado en el ocultismo y la percepción psicológica de sus personajes principales, Project Zero se centraba en un terror con esencia “japonesa”. Un terror centrado en rituales oscuros con elementos sobrenaturales basados en el Sintoísmo. A priori, y puesto sobre el papel, podemos apreciar evidentemente que Silent Hill y Project Zero tienen más cosas en común por los temas y la forma de tratarlo que Resident Evil.

Makoto Shibata: una pieza clave para Project Zero

Antes de hacer un breve repaso por cada uno de los juegos de la serie que han visto la luz hasta fecha de hoy, queremos hacer un paréntesis centrado en Makoto Shibata, creador de la serie, y del cual se saben pocos detalles a nivel personal, pero que por otro lado no ha dejado indiferente a nadie por lo que ha comentado o contado en algunas entrevistas.

En primer lugar, Makoto se ha hecho cargo de casi todos los juegos de la serie, involucrado de manera directa en lo que se refiere a su faceta de director, argumento y guion de los mismos.

Su vinculación en Tecmo comenzó al inicio de su carrera. Sin ir más lejos, no hay mas información respecto a si en realidad inició su andadura profesional en otra empresa del sector ya que siempre se le ha visto vinculado a esta. Su entrada en la compañía significó la creación de la saga Project Zero, pero también ha participado en algunos títulos de la compañía como es serie Kagero Deception.

Miedos y maldiciones

Sobre Project Zero, el creador ha dejado algunos detalles bastante curiosos a lo largo del tiempo relacionados con la producción de algunos de los títulos de la franquicia. Según él, en la serie Fatal Frame – Project Zero – intenta plasmar algunas de las experiencias más extrañas y paranormales que ha llegado a vivir en persona. Sin ir más lejos, el primer titulo de la serie estaba inspirado en un cúmulo de situaciones extrañas donde notaba presencias cercanas mientras iba caminando a casa desde la escuela cuando era niño. Afirma que esos eventos no cesaron nunca, se han mantenido a largo de su vida y que incluso durante el desarrollo del juego había sentido estas presencias en las mismas oficinas a altas horas de la madrugada.

Otro detalle interesante es que, debido a la temática que estaba tratando el estudio para documentarse apropiadamente para el desarrollo del juego, los desarrolladores llegaron a sugestionarse por completo. El terror llegó a un punto en el que varios miembros del equipo fueron vistos portando amuletos protectores. Incluso el productor, Keisuke Kikuchi, ofreció organizar un ritual de purificación para levantar la moral del estudio.

Por otro lado, comentaba que la historia de la segunda entrega de la serie, Fatal Frame: Crimson Butterfly le llegó en un sueño. También destacó que el agua es un elemento principal en Fatal Frame: Maiden of Black Water porque cree que los fantasmas no pueden aparecer sin este elemento.

Saga Project zero 1

Project Zero, 2001 (PlayStation 2)

La primera entrega de la serie llegaría el 13 de diciembre de 2001 para PlayStation 2, bajo la dirección de Makoto Shibata. El juego nos pone en la piel de la joven estudiante de 17 años Miku Hinasaki, la cual se adentra en la mansión abandonada Himuro para buscar a su hermano desaparecido: Mafuyu Hinasaki. Este había desaparecido dos semanas atrás tras adentrarse en Himuro, en busca de Junsei Takaime el cual se encuentra perdido en la misma mansión por culpa de una maldición.

Al poco de entrar en la mansión Himuro, Miku encuentra la cámara de su hermano desaparecido y, tras lidiar con algunos contratiempos, la joven descubre que Takaime se encontraba en el lugar investigando unos sucesos que tiempo atrás ocurrieron en ella y que se encuentran relacionados con un extraño ritual conocido como el ritual del estrangulamiento.

Esta fue la premisa con la que arrancaba en sus primeros compases la primera entrega de la serie, y que terminó encandilando a muchos jugadores en todo el mundo. Especialmente en su país de origen. A muchos su propuesta jugable, su modo visor, e ir eliminado fantasmas con la cámara oscura mientras vamos resolviendo puzles, recolectando objetos con los que iremos desentrañando los secretos de la mansión Himuro nos encandiló y enganchó lo suficiente para que estemos esperando con fuerza que el anuncio de la remasterización de la quinta entrega no se quede en solo eso y sigamos viendo nuevas entregas en el futuro

Project Zero 1: algunos detalles curiosos

Como comentamos anteriormente, el juego fue lanzado en diciembre del 2001 y llegaría a Europa y USA a lo largo del 2002 con algunos elementos modificados para evitar herir sensibilidades en el público occidental. Uno de los más destacados es el diseño de Miku, nuestra protagonista en la versión asiática porta un uniforme escolar japonés. También lleva una gargantilla que le regaló su abuela, parecida a la de su hermano, junto con un peine para atar su largo cabello. En cambio, en occidente su apariencia es más madura, con cambios más notables en el color de su pelo, tamaño de los ojos y color de labios.

En algunos momentos durante la distribución del juego, en algunas tiradas se incluía en el precinto la frase “Basado en hechos reales”. Este eslogan no era cierto, pues aunque su desarrollo está basado en algunas experiencias de su creador, el propio Makoto Shibata desmintió que la Mansión Himuro se encontrara inspirada en una mansión reconocida a las afueras de Tokio a la cual se le atribuyen sucesos paranormales. Él mismo afirmó que son dos viejas leyendas urbanas las que fueron la inspiración principal del juego.

Por último, hay que destacar un pequeño bug que se encuentra en algunas copias de PlayStation 2 que provoca que Mafuyu no pueda usar la cámara oscura, por lo que es imposible avanzar en el juego, haciéndolo completamente injugable.

Project Zero 2

Project Zero 2: Crimson Butterfly, 2003 (PlayStation 2)

Tras terminar el desarrollo de la primera entrega, y viendo la recepción del titulo, Tecmo dio el visto bueno a una continuación. El equipo volvió a estar dirigido por Makoto Shibata, el cual se centraría más en la historia principal, haciéndola más interesante para que los jugadores se animaran a terminar el juego hasta el final. Esto se debe a que, según datos que recopilaron de los jugadores, muchos habían dejado el juego anterior a medias por la combinación de miedo, sugestión y que la historia no les interesó lo suficiente como para sufrir unas horas más pegados a la pantalla.

Así que a los dos años del lanzamiento del juego en Japón, veía la luz Fatal Frame 2: Crimson Butterfly, el segundo juego de la saga Project Zero. De hecho, para el resto del mundo el juego llegaría como Project Zero 2: Crimson Butterfly. El juego llegó en diciembre de 2003 al mercado americano, mientras que en Europa tuvimos que esperar hasta el 30 de abril de 2004. Posteriormente, el juego tendría una versión del director exclusiva para Xbox de Microsoft.

El pueblo de los dioses y sus rituales

El argumento nos sitúa en un pueblo abandonado – El Pueblo de todos los Dioses – en la que se encuentran, por razones desconocidas, dos hermanas gemelas llamadas Mio y Mayu Amakura. Ambas, durante su travesía en el pueblo, presencian encuentros paranormales, y todo se complicará cuando Mayu es poseída por los espíritus con la intención de hacer que ambas hermanas lleven a cabo el ritual Carmesí.

A lo largo del desarrollo de la aventura controlaremos principalmente a Mio, y en ciertos tramos controlaremos a Mayu, la cual cojea de una pierna por un accidente del pasado. A diferencia de su hermana, cuando la controlemos a ella los escenarios se volverán grisáceos y deberemos centrarnos en localizar y seguir unas mariposas de color carmesí.

El desarrollo, jugabilidad y narrativa se basan en la del primer juego y mantiene muchos elementos, como el uso de la cámara oscura, la cual quedará como un elemento principal de la franquicia. El juego dio un salto notable en el apartado técnico, ofreciendo unos escenarios realmente acongojantes.

Finalmente, la narrativa y la historia supera en muchos aspectos al primer juego, dando un trasfondo a la historia del pueblo relacionados con dos rituales. El primero de ellos es el carmesí, el cual debía llevarse a cabo por dos gemelos. Por otro lado, estaba el ritual de las sombras, el cual se realizaba utilizando como elemento principal a un extranjero de las afueras y su finalidad es la de ganar tiempo para poder llevar a cabo correctamente el ritual carmesí.

Por ultimo, hay que destacar que el juego no tiene un enlace directo con la primera entrega, pero sí que aparecen dos personajes a lo largo del mismo: Yae Kurosawa y Ryozo Munakata.

El remake de Crimson Butterfly

Con el éxito de Nintendo Wii, Koei-Tecmo vio con buenos ojos el relanzamiento de la segunda entrega en forma de remake para la consola de Nintendo. Aprovechando los últimos cambios jugables vistos a partir de la cuarta entrega, se eliminaron las cámaras fijas por una situada detrás del personaje similar a la de Project Zero 4. También se adaptó el sistema de control, adaptando su jugabilidad al Wiimote y nunchuk, mejorando su accesibilidad a más público. La mayoría de las criticas estuvieron centradas en el sistema de control antiguo, basado en el eje del personaje. Esto provocaba que, con el cambio de cámara, tuviéramos un control tanque ortopédico y que en muchas ocasiones frustraba enormemente al jugador.

También se añadieron un modo batalla, nuevas escenas y un nuevo doblaje junto con nuevos elementos para mantener en tensión al jugador, como el hecho de mantener pulsado el botón de interacción para recoger un objeto, y que un espectro podía darnos un infarto en el proceso.

Este remake tuvo una buena acogida por parte de la prensa y los amantes del género del terror. Es cierto que algunas decisiones no fueron acertadas, pero sus virtudes eran más grandes que sus carencias.

Como último punto curioso, el juego incluye nuevos finales, y la forma de obtenerlos está directamente relacionado con las acciones que tomemos en los dos últimos capítulos del juego, y no con su dificultad.

project zero 3 the tormented

Project Zero 3: The Tormented, 2005 (PlayStation 2)

Tras la aceptación y buena acogida de la segunda entrega, el equipo de Project Zero comenzó a involucrarse en su tercera entrega, Project Zero 3: The Tormented, el cual como seguramente muchos fans sabréis, su titulo original era Fatal Frame 3: Zero Shisei No Koe.

La tercera entrega de la saga Project Zero se convirtió en un éxito desde el lanzamiento y, es que, los seguidores de la serie se vieron atraídos no solo por su avance en los apartados visuales y técnicos. En la práctica, este juego viene a ser como un cierre completo de la trilogía, donde nos encontrábamos a personajes de las entregas anteriores, aunque se le achacó algo de estancamiento en sus mecánicas, y muchos jugadores también criticaron que ciertos tramos del juego se sintieron estirados.

Si vemos esta tercera entrega de la saga Project Zero en retrospectiva, sí que intenta llevar más allá al jugador a través de sus mecánicas y su narrativa. Es una experiencia más inmersiva e intenta en todo momento que el jugador sienta la situación que está viviendo la protagonista.

A diferencia de los anteriores juegos de la serie, aquí tenemos un ciclo de día y noche. En el primero controlamos a Rei Kurosawa en su casa y cercanías, y por la noche visitamos la Mansión de los Sueños. Llegado un momento, a través de esta mecánica y apoyándose en la narrativa, nuestra protagonista comenzará a ver como esta división del ciclo se desdibuja, provocando empatía en el jugador al ver como la joven comienza a tener visiones y apariciones en su casa, e incluso no saber distinguir la realidad de los sueños.

Por último, el juego añadía la posibilidad de jugar con Kei y Miku en ciertos tramos, cada uno de ellos con sus habilidades y con la posibilidad de llegar a algunas zonas exclusivas de cada uno de ellos y así poder comprender mejor el argumento, e incluso ayudar con nuestras acciones a Rei.

La Maldición del tatuaje

Rei Kurosawa es una joven fotógrafa que había sobrevivido a un desagradable accidente donde su novio, Yuu, fallece en el acto. Afectada psicológicamente, la joven trata de llevar una vida lo más normal y corriente posible. Realizando un trabajo de fotografía, descubre que en una de las fotos aparece su difunto novio junto a una extraña casa en ruinas. Tras esto, la joven tiene un sueño donde es llevada a una extraña mansión rodeada de fantasmas, y donde destaca Reika, la sacerdotisa Tatuada.

Tras visitar en otra ocasión la Mansión en sueños, Rei se percata de que comienza a salirle un tatuaje similar al que ha visto en Reika en sus sueños. La joven no tardará en darse cuenta que este se extiende lentamente como una infección. Es la maldición del Tatuaje.

La joven fotógrafa deberá conseguir averiguar la verdad de la mansión a contrarreloj para así evitar vagar por el resto de sus días atrapada dentro de la mansión en forma de espíritu como muchos otros.

A lo largo del juego, Rei se sumergirá en una especie de dos mundos; el real y el de sueños. Pero no estará sola, ya que a lo largo de la aventura la acompaña Miku, amiga -y ayudante- de Rei y protagonista del primer Project Zero, y Kei, un joven editor tío de Mio y Mayu, las gemelas protagonistas de Project Zero II: Crimson Butterfly, que también son atraídos a la mansión del sueño.

Curiosidades de Project Zero 3: The Tormented

A todos los grandes seguidores de esta serie les gustará saber que, a la hora del lanzamiento de esta tercera entrega en Japón, se promocionó un libro de arte titulado «El informe Kurosawa» y un DVD «La historia de Fatal Frame» de tiradas muy limitadas ambos, y que solo pudieron conseguirlo un número limitado de jugadores que reservaron el juego. Por otro lado, el tema de ending del juego se llama Koe, interpretado por Tsukiko Amano.

project zero 4

Fatal Frame IV: Mask of The Lunar Eclipse, 2008 (Nintendo Wii) 

Con el anuncio de la cuarta entrega de la serie, llegó también la incertidumbre a la franquicia. En primer lugar, el juego fue anunciado exclusivo de Nintendo Wii, la cual por aquella época gozaba de un estupendo nivel de salud a nivel comercial, aunque con una imagen en marketing muy alejada del público y jugador habitual de este tipo de juegos.

Otro detalle que llamó la atención es que el creador de la serie Makoto Shibata no se encontraba involucrado en esta cuarta entrega como director. En su lugar, las riendas del proyecto las tenía el talentoso Suda 51. Aunque Makoto se mantuvo como diseñador principal.

Una alianza curiosa la de Tecmo y Grasshopper Manufacture que pilló por sorpresa a muchos, especialmente a los usuarios que esperaban una nueva entrega de la serie por todo lo grande aprovechando el potencial técnico de PlayStation 3 y Xbox 360.

Para poner la guinda final al pastel, en aquel momento se confirmó rápidamente que el juego no saldría de Japón, cancelando su lanzamiento en occidente. Algo que inevitablemente la convirtió en una de las entregas que pasaron más desapercibidas de la serie.

Una historia que involucra máscaras, la luna y la memoria

Diez años antes de los eventos narrados en esta cuarta parte, cinco pequeñas niñas fueron secuestradas y llevadas a un misterioso sanatorio mental situado en la isla de Rougetsu. Al poco fueron rescatadas por Choushiro Kirishima, detective de asuntos criminales y uno de los personajes jugables.

Unos cuantos años después del incidente, dos de las chicas (Marie Shinomiya y Tomoe Nanamura) mueren misteriosamente. Esta extraña y siniestra coincidencia hace pensar, tanto a Kirishima como al resto de las chicas, que fuera lo que fuese que ocurrió hace 10 años todavía no ha terminado… Por ello, las tres supervivientes de aquel suceso, ahora con 17 años, Misaki Asô y Madoka Tsukimori (juntas) y Ruka Minazuki (por separado yendo tras ellas), deciden volver a la isla con el propósito de recobrar sus recuerdos y encontrar respuestas a lo sucedido aquel día… A su vez, el detective Choushiro continúa siguiendo el rastro de una persona sospechosa en un caso que todavía parece seguir abierto, a la vez que intenta ayudar a nuestra joven y más importante protagonista Ruka durante su camino.

Añadidos jugables respecto a las tres primeras entregas

Algunos de los detalles que más trascendieron de esta cuarta entrega respecto a los tres primeros títulos de la serie es que, a pesar de mantener ciertos elementos artísticos y el uso de la consagrada cámara oscura, la perspectiva en la cámara cambió para situarse detrás del jugador a diferencia de las cámaras fijas de los anteriores títulos, y que posteriormente se mantendría en las nuevas entregas.

Por otro lado, se aprovechó las funciones del control de Wii, como son el Wiimote o el nunchuk, para dar más inmersión al jugador con el entorno y en especial para los combates con los espíritus.

Otro cambio en esta nueva entrega es la forma de mejorar nuestras habilidades. Los ya habituales puntos adquiridos al fotografiar fantasmas dejan de utilizarse para este fin. En esta ocasión se añadieron unos cristales espirituales, los cuales debíamos ir recolectando a lo largo de los escenarios para mejorar nuestra arma desde el menú.

Por último, tenemos la lista de fantasmas, el Modo Misión, y se incluyeron algunos pequeños retos extras que debíamos realizar durante el transcurso de la partida. Estos, una vez superados, nos permitían ir desbloqueando contenido extra, trajes, lentes de cámara, etc.

Algunas curiosidades de Fatal Frame IV: Mask of The Lunar Eclipse

Uno de los detalles que más llama la atención es que el color oficial del juego es el amarillo. Por otro lado, su temática principal es la «Luna», «Memoria» y «Máscaras». Elementos que se encuentran de manera determinante en esta cuarta entrega. Por último, y como ya hemos comentado con anterioridad, es el primer juego de la serie que no llegaría a PlayStation como plataforma principal, pero tampoco fue lanzado en Xbox, plataforma en la cual se llegó a ver incluso versiones del director de entregas anteriores.

Nintendo estaba involucrada directamente en el desarrollo del juego, aunque se desconoce realmente hasta qué punto tenían voz. En aquella época se le atribuyó que fueron los principales responsables de que el juego no fuera lanzado en occidente, aunque oficialmente lo desmintieron en varias ocasiones.

Project Zero 5 Maiden Black Water

Project Zero: Maiden of Black Water

Finalmente llegamos a la última entrega canónica de la saga Project Zero hasta la fecha. Project Zero: Maiden of The Black Water fue desarrollado por el equipo original de la serie junto con Nintendo SPD Group Número 4 en exclusiva para Nintendo Wii U. El juego fue lanzado a finales de septiembre de 2014. Posteriormente llegó a los distintos mercados en occidente a lo largo de 2015. Su creador fue Makoto Shibata.

La doncella del agua negra

La historia nos sitúa en una tienda de antigüedades donde trabaja Yuri Kozukata. Esta joven posee el don de ver la «sombra» de los objetos que toca y con ello atraer a las personas del mundo de las sombras. Esta habilidad, junto con el aprendizaje de la cámara oscura, es supervisada por su amiga y compañera Hisoka Kurosawa.

Todo se complica cuando Hisoka accede a una solicitud de Fuyuhi Himino para encontrar a su amiga desaparecida en Hikami-Yama. Esto provoca que Hisoka termine atrapada por un espíritu en una caja negra. Es entonces cuando Yuri, la cual también estaba buscando a Haruka, se encuentra con la cámara oscura de su amiga, y no duda ni un momento en ir a comprobar qué le ha ocurrido.

A partir de aquí, la aventura nos pondrá en la piel de hasta tres protagonistas, siendo Yuri la principal de la aventura. También harán acto de presencia Miu Hinasaki, hija de Miu Hinasaki, – Project Zero – y Ren Hojo.

En lo que respecta a sus mecánicas y planteamiento jugable en general, esta quinta entrega se mantuvo en la línea de la cuarta entrega, por lo que su enfoque jugable es evidentemente más cercano a este que a los tres primeros. Encontrando más similitudes entre estos dos y alejándose de manera definitiva del enfoque jugable de la primera trilogía. Algo que en ultima instancia tiene sentido, pues la tercera entrega prácticamente cerraba una buena parte del argumento e historia de los personajes.

Curiosidades de Project Zero: Maiden of Black Water

El juego cuenta con la calificación por edades más alta de toda la serie, debido a que el juego esta realizado con el motor de Dead or Alive 5, consiguiendo unas físicas realmente llamativas en los personajes. Especialmente en Yuri, a la cual se le trasparenta y ensucia la vestimenta.

Al igual que en el cuarto juego el color principal era el amarillo, en una entrevista a Makoto Shibata reveló que el color principal de esta entrega era el negro.

Uno de los añadidos más llamativos de esta quinta entrega es que incluyó un nivel extra en el que controlamos a Ayane, una de los personajes principales de Ninja Gaiden y Dead or Alive. La jugabilidad está ajustada y justificada argumentalmente para que la kunoichi deba hacer uso del sigilo para evitar a los fantasmas y no pueda hacerle frente con sus imponentes habilidades. Este nivel, y la ocurrencia de que lo protagonizara Ayane fue del productor Yosuke Hayashi, del Team Ninja.

Prácticamente la mayoría de los desarrolladores que participaron en el desarrollo fueron traídos de otros equipos de Koei-Tecmo para que aportaran nuevas ideas. Aunque el núcleo principal de la serie siempre estuvo cerca.

Por primera vez en la franquicia, el estudio se planteó en las etapas iniciales de su desarrollo el descartar el uso de la cámara oscura.

Un regreso muy esperado

Somos muchos los que hemos recibido de buen agrado el regreso de la serie tras un tiempo desaparecida, tras ser lanzadas sus últimas entregas en las consolas de Nintendo. El anuncio de la remasterización de Project Zero: Maiden Of Black Water para las plataformas actuales es una excelente noticia para todos los amantes del Survival Horror, y que esperemos signifique en un breve periodo de tiempo el regreso de esta querida franquicia.

FantasyTienda: Figuras, merchandising, juegos
"Llegue al mundo con un pad bajo el brazo. Los videojuegos lo llevo en la sangre. Fanático de Resident Evil, Final Fantasy, Tomb Raider, Survival Horror y el Género Souls. Enamorado de Tifa Lockhart y Jill Valentine. Admirador de todas aquellas personas que aman este mundillo sin toxicidad".

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.