Relatos terroríficos de Junji Ito 8: cuando la obsesión sobrepasa los límitesContinuamos analizando la serie “Relatos terroríficos” de Junji Ito que como cada mes nos trae ECC. Un tomo 8 que viene tan cargado de locura, aberración y horror como los siete anteriores, y cuyo tema central es la obsesión.

Este volumen recopila tres de los relatos cortos del maestro del horror japonés.

En “El nido de avispas”, Takano es un ávido coleccionista de nidos de estos insectos en un pueblo rodeado de bosque donde abundan. Pero desde hace tiempo ya no encuentra tantas, debido a un extraño niño cuya afición por las avispas se interpone entre Takano y su hobbie. ¿Dónde están los límites de esta pasión que los sacude a ambos?

El alumno sobrenatural”, por su parte, nos cuenta la historia de los chavales que forman parte del club sobrenatural de su instituto. Tanto Hikaru como Kiyoshi dicen tener poderes sobrenaturales, que quedan eclipsados tras la aparición de Ryo, un chico nuevo obsesionado con lo extraño. Su llegada desata una serie de sucesos sobrenaturales, pero ni Hikaru ni Kiyoshi están dispuestos a quedarse atrás.

En “La cañería gimiente” un desagüe atascado y un estudiante mugriento serán solo el principio de la pesadilla para una madre maniática de la limpieza y sus dos hijas. ¿Son sus miedos y sus remordimientos los que aúllan cada día en las tuberías, o quizá se trata de algo más?

Relatos terroríficos de Junji Ito 8: cuando la obsesión sobrepasa los límitesComo veis, la obsesión es el punto de unión entre estas tres historias: obsesión por los hobbies en las dos primeras, y un comportamiento obsesivo en la última. Dicho estado provoca un descenso hacia las profundidades más oscuras de los protagonistas que, acuciados por lograr sus objetivos, no medirán las consecuencias de sus actos.

Todo ello en un tomo poblado por insectos inteligentes, plantas con ojos, monstruos marinos y otros sucesos sobrenaturales donde el monstruo más aterrador es siempre el ser humano.

Junji Ito vuelve a sorprender con esa increíble habilidad para extraer los miedos más inconscientes de las personas y hacerlos realidad a través de un dibujo aparentemente sencillo pero que capta como ninguno todo el horror y la locura que puede esconder una faz.

La narrativa es ágil, con un gran manejo de la tensión, que va in crescendo hasta explotarle al lector en la cara en un terrorífico clímax.

En este sentido el tomo ocho nos trae unas dos primeras historias algo flojas, entretenidas de leer y curiosas, pero que se quedan cortas en su proporción de horror. Sin embargo “La cañería gimiente” verdaderamente pone los pelos de punta y que hará que te recorra un escalofrío cada vez que una de las tuberías de tu casa huela mal. 

Poco más puedo decir de un volumen (y una serie) que de seguro gustará a todos los fans del manga de horror. Donde Junji Ito demuestra que es capaz de incomodar al más pintado también en formato corto, y que la obsesión puede llevarte por caminos insospechados. Así que ten cuidado con lo que deseas.

Compra aquí “Relatos terroríficos 8”.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here