Una nueva investigación arroja luz sobre la sorprendente relación entre el azúcar en sangre y los tumores cerebrales, y podría también desvelar cómo se desarrollan ciertos cánceres.

Mientras que muchos cánceres son más comunes entre las personas con diabetes, los tumores cancerosos de cerebro llamados gliomas, son menos comunes entre aquellas personas con niveles elevados de azúcar en sangre y diabetes, según un nuevo estudio de la Ohio State University.

Este descubrimiento se basa en una investigación anterior de la misma universidad, que mostró que los niveles altos de azúcar en sangre parecían reducir el riesgo de padecer tumores cerebrales no cancerosos, llamados meningiomas. Ambos estudios han sido dirigidos por Judith Schwartzbaum, profesora asociada de epidemiología e investigadora en Ohio State’s Comprehensive Cancer Center. Este nuevo estudio aparecer publicado en la revista estadounidense Scientific Reports.

La diabetes y un nivel elevado de azúcar en sangre incrementan el riesgo de cáncer en muchas partes del cuerpo, incluyendo el colon, el pecho y la vejiga. Peror en este caso, esetos tumores cerebrales malignos son más comunes en gente que normalmente tienen niveles normales de azúcar en sangre en comparación”, afirma Schwartzbaum.

Nuestra investigación plantea preguntas que, una vez contestadas, conducirán a un mejor conocimiento de los mecanismos involucrados en el desarrollo del glioma”, continúa.

Precisamente el glioma es uno de los más comunes tipos de tumores cancerosos que se originan en el cerebro. Aparece en las células que rodean a las células nerviosas y que ayudan al cumplimiento de su misión. La enfermedad es diagnosticada de forma habitual durante la mediana edad. No hay tratamiento que asegura una supervivencia a largo plazo, pero se están estudiando muchas opciones potenciales.

Este estudio ha incluido datos de otros dos, desarrollados a largo plazo: uno, llamado AMORIS, incluyó a 528.580 suecos; el segundo, llamado Me-Can, consistió en el análisis de 269.365 austríacos y suecos. De ellos, 812 participantes desarrollaron gliomas.

Schwartzbaum y sus colaboradores evaluaron los niveles de azúcar en sangre y la presencia de diabetes, y su relación con el subsiguiente desarrollo de cáncer cerebral, y hallaron que aquellas personas de la muestra con niveles elevados de azúcar en sangre y diabetes, tenían menos riesgo de desarrollar glioma.

Ésto nos llevó a preguntarnos por qué la relación entre los niveles de glucosa en sangre y la incidencia del cáncer cerebral es la opuesta que para muchos otros tipos de tumores cancerosos”, comenta Schwartzbaum. Los investigadores hallaron que esta relación era más fuerte dentro del año natural de los diagnósticos.

Este resultado puede sugerir que el mismo tumor afecta a los niveles de glucosa en sangre, o que estos niveles elevados pueden, paradójicamente, estar relacionados con un factor de protección, que reduce el riesgo de tumores cerebrales”.

El cerebro supone solamente el 2% del peso corporal, pero consume un 20% de la glucosa disponible en el cuerpo.

La investigación general del efecto de las dietas restrictivas en el desarrollo del cáncer cerebral ha mostrado durante años resultados no concluyentes, así que son necesarios más estudios para determinar si la relación entre el azúcar en sangre y los tumores puede ser modificada de forma beneficiosa para los pacientes de cáncer cerebral, finaliza Schwartzbaum.

Fuente: MedicalXPress.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here