ENTRETENIMIENTO Y 

CULTURA: Cine y Televisión, Literatura, Ciencia, Videojuegos, Cómics | Fantasymundo
RSS 

de Noticias y Artículos sobre Literatura, Ciencias, Videojuegos, Cine, Televisión y Cómics Twitter de 

Noticias y Artículos sobre Literatura, Ciencias, Cine, Televisión, Videojuegos y Cómics Facebook de Noticias y Artículos sobre Literatura, Ciencias, Cine, Televisión, Videojuegos y 

Cómics
Menu general
       Artículo de literatura

La aceituna del banquete, de Álex Ordiales: Una novela negra diferente


Natalia Calvo   28/01/2016
Comenta con tu Facebook
Meneame
     Una buenísima novela para mantenerse en vilo a lo largo de sus más de cuatrocientas páginas.
Portada de La aceituna del banquete, de Álex OrdialesConozco a Álex Ordiales desde hace mucho tiempo. Ambos fuimos asiduos a talleres literarios organizados por diversas entidades, aunque ha sido la Semana Negra de Gijón la que más veces nos ha reunido a lo largo de los años. He visto desarrollar su carrera de escritor, sobre todo de relato corto, unos relatos cargados de fuerza, de buenas y originales ideas, pero sobre todo, de una escritura consciente, personal y madura. Ahora, Álex ha conseguido hacerse un hueco en el panorama editorial español de la mano de Drakul, publicando “La aceituna del banquete”, que se convierte en el segundo libro del autor, pero el primero escrito íntegramente por él.

En esta novela encontramos a Damián, un joven habitante del madrileño Chueca que está a punto de recibir a su nuevo compañero de piso, Mauro, un sevillano que viaja a la capital, como tantos otros, para trabajar de lo que pueda y que pronto consigue hacerse un hueco en el mundo de la noche gracias a su espectacular físico y su desparpajo andaluz. Estos atributos conquistan a Damián casi al instante, así que comienza a tejer una maraña de encantos para poder contar con el amor del sevillano, sin éxito. Consciente del sufrimiento que conlleva el no ser correspondido, es aconsejado por su vecino Gaspar, un cotilla que, a través de la ventana espía todo lo que puede aprovechándose de una lesión que le impide caminar.

Y es aquí donde comienza la trama, puesto que Gaspar sospecha que existe una sociedad secreta que oculta el secreto de la conquista amorosa. Aunque Damián no lo cree probable al principio, comienza a albergar sospechas y a darse cuenta de que algunas de las locuras que Gaspar le comenta pueden tener su base lógica. Y, de repente, el afable Damián se ve envuelto en una trama conspirativa en su contra, o en contra del mundo casi, para que las verdades de la sociedad secreta no salgan a la luz y siga manteniéndose la exclusividad de la misma.

La mayor parte de las críticas que he leído sobre esta novela la califican como “ero-thriller gay” y, aunque no les falta razón, creo que se trata de mucho más que eso. De primera mano nos encontramos con una premisa que va más allá del típico asesinato, policía, investigación paralela, resolución en la última página. Porque esta no es una novela fácil y llevadera donde sólo hay un cadáver y un caso, aquí nos encontramos con una consistencia atípica de los personajes, donde cada uno explora su mundo interior desde el más insignificante hasta los protagonistas.

Damián representa un poco a cada uno de nosotros en alguna etapa de nuestra vida. El amor no correspondido, las locuras que se pueden llegar a realizar para conseguir un poco de atención de la persona, pero ¿hasta dónde? Es un personaje fuerte, con una evolución que lo lleva desde creerse en lo más alto hasta caer al inframundo, pero siempre cerrando su arco, siendo el autor totalmente consciente de que un personaje así tiene que cambiar sus puntos de vista, evolucionar, avanzar o retroceder, pero nunca quedarse quieto.

Álex OrdialesAdemás, se trata de un enfrentamiento muy original, ¿guardianes de un secreto para ser irresistibles? ¿Cuántos y cuántas no nos hemos preguntado alguna vez cómo hay determinadas personas feas, pero que tienen ese algo? Aquí Ordiales conecta muy bien con el lector, puesto que es una situación que nos ha sucedido a todos los potenciales lectores de la obra.

Y da gusto ver cómo evoluciona la trama, empezando por la llegada al piso, los problemas con Freddy, el perro de Damián, para acabar enmarañándose de una forma descomunal pero muy bien tejida desde la narrativa de Ordiales.

Y aunque parezca que tanto Drakul como Ordiales han creado una novela específica para un determinado colectivo, lo cierto es que se adapta perfectamente a cualquier lector de novela negra que no tenga ningún problema personal con encontrarse escenas de amor o sexo, como en todas las del género, vamos.

Ordiales es generoso en las descripciones, tanto desde sus primeros relatos como con esta novela, lo que dota a la misma de muchísimo realismo, pero sobre todo de una atmósfera que envuelve, que te hace ver todo lo que pasa por sus ojos, todo el trabajo de documentación que, consta, ha llevado a cabo, puesto que todos los lugares, todas las situaciones pueden ser reconocibles perfectamente dándose el lector un paseo por los lugares representados en la novela.

Hay que dar una oportunidad a autores jóvenes, y, si no tienen ningún remilgo o se encuentran dentro de los bonobos homófobos, que me consta que los hay sueltos por ahí, “La aceituna del banquete” es una buenísima novela para mantenerse en vilo a lo largo de sus más de cuatrocientas páginas. 

Compra aquí "La aceituna del banquete".



Página 1 de 1



 

Versión imprimible

NO se permite la reproducción íntegra. Para reproducciones parciales: NOTAS LEGALES
Anunciese en Fantasymundo
Imágenes relacionadas con el artículo
     Drakul
Portada de La aceituna del banquete, de Álex Ordiales
Álex Ordiales
Staff de Fantasymundo.com - Quienes hacen la página Contacta con Fantasymundo Notas Legales de Fantasymundo Enlaza con Fantasymundo ¿Quiénes somos?