ENTRETENIMIENTO Y CULTURA: Cine y Televisión, Literatura, Ciencia, Videojuegos, Cómics | Fantasymundo
RSS de Noticias y Artículos sobre Literatura, Ciencias, Videojuegos, Cine, Televisión y Cómics Twitter de Noticias y Artículos sobre Literatura, Ciencias, Cine, Televisión, Videojuegos y Cómics Facebook de Noticias y Artículos sobre Literatura, Ciencias, Cine, Televisión, Videojuegos y Cómics
Menu general
       Artículo de literatura

Cenital, de Emilio Bueso


Natalia Calvo   30/07/2012
Comenta con tu Facebook
Meneame
     Aunque se trate de un libro duro y real, creo que ha pecado de catastrófico y paternalista.
Portada de Cenital, de Emilio BuesoVivimos en un mundo cargado de dependencias, lleno de productos nuevos, con poco más de un siglo de vida, que se han colado como instrumentos necesarios en nuestra sociedad. Todo ello gracias al auge del petróleo, un oro negro abundante hasta ahora pero que todos sabemos que tiene fecha de caducidad, aunque nos oculten cuánto de este preciado material está disponible a largo plazo.

Emilio Bueso ha escrito un libro basándose en el miedo al fin del petróleo. Este prolífico autor, comenzó con una historia de fantasmas, "Noche cerrada", y obtuvo cierta fama con su novela de vampiros "Diástole", después de pasar por infinidad de recopilaciones de relatos de todo tipo de terrores y convertirse en el niño mimado del género en España.

Pero, ¿qué nos cuenta "Cenital" (Salto de página, disponible en FantasyTienda) que no sepamos? Poca cosa, pero con un toque diferente. Pongamos que todos esos perroflautas que hay en Sol (utilizado aquí como recurso literario, no vayan a pensar mal), deciden reunirse y montar una granja ecológica con visos a prevenir el fin del petróleo en el mundo. Captando por Internet a la gente, logran construir en un terreno comprado, una fortificación y poblado donde subsistir cuando todo explote. Esta es la premisa básica del libro, sencilla y para toda la familia.

Creo que es un buen relato de entretenimiento, para leer en la playa mientras uno se tuesta al sol y aspira los vapores del petróleo que emanan de los coches cercanos.

Sin embargo, Bueso aliña la historia con maestría contándola desde el punto de vista de varios de los ocupantes del poblado, de nombre Cenital. Así descubrimos que no todo el mundo tiene acceso a los recursos de dentro, que la gente puede ser más dura de lo que parece cuando se trata de defender su pan y no duda en pegar cuatro tiros a quien se acerque a su fortificación si no tienen recursos ni habilidades que sirvan a la comunidad.

El mundo se ha acabado tal y como se conocía, unos subsisten robando ganado, cazando, organizándose en granjas y otros, dedicándose a la rapiña de los demás. No conocemos cómo está la situación mucho más allá del poblado a pesar de que el protagonista, Destral, mantiene contacto con otros países vía una precaria red de Internet. Esto es fundamental, puesto que crea una atmósfera cerrada que impresiona más al lector y que lo adentra en la cotidianeidad.

Asimismo, los personajes son interesantes puesto que cada uno tiene una historia distinta, un origen muy diferente y una forma de afrontar el cataclismo personal. Aunque son muy estereotípicos, funcionan perfectamente y se adaptan a lo que varios tipos de lectores buscarían o se sentirían identificados.

Pero. Porque todo tiene un pero. Aunque la novela tiene un ritmo adecuado, ni muy rápido ni cansino, el final es precipitado. De repente, con el lector embelesado con las diversas historias de los pobladores, todo se convierte en un alud que, más que dejar sin respiración por lo trepidante de la propuesta, destruye todo lo que Bueso intentaba construir con cariño y dedicación. El libro se acaba en diez páginas, no sabemos nada más de los pobladores ni de los atacantes ni de nada en absoluto y, de repente, no hay más libro. Decepción, esa es la palabra. 

Emilio Bueso

También, personalmente, aunque se trate de un libro duro y real, creo que ha pecado de catastrófico y paternalista, dando a entender que toda la sociedad se extinguirá o volverá al primitivismo sin atisbos de progreso, que todos somos unos cutres mercachifles interesados tan sólo en nosotros mismos. Como novela, puede funcionar, como novela de anticipación (mezclada con enseñanza por parte del autor), resulta un poco insultante para el lector avanzado.

En resumen, creo que es un buen relato de entretenimiento, para leer en la playa mientras uno se tuesta al sol y aspira los vapores del petróleo que emanan de los coches cercanos. Pero la prisa por finalizarlo y el paternalismo, destruyen una obra que podría haber sido algo más, algo mucho mejor y con más calado social.

Página 1 de 1



Cenital
Cenital

18.00 € 17.10 €
 
¡Yotsuba! 08

8.00 € 7.60 €
 
Y, el último hombre 01

14.95 € 14.20 €
 
Águila Roja. La sociedad del loto blanco

19.95 € 18.95 €
 
 

Versión imprimible

NO se permite la reproducción íntegra. Para reproducciones parciales: NOTAS LEGALES
Colabora con Fantasymundo
Imágenes relacionadas con el artículo
Staff de Fantasymundo.com - Quienes hacen la página Contacta con Fantasymundo Notas Legales de Fantasymundo Enlaza con Fantasymundo ¿Quiénes somos?