ENTRETENIMIENTO Y 

CULTURA: Cine y Televisión, Literatura, Ciencia, Videojuegos, Cómics | Fantasymundo
RSS 

de Noticias y Artículos sobre Literatura, Ciencias, Videojuegos, Cine, Televisión y Cómics Twitter de 

Noticias y Artículos sobre Literatura, Ciencias, Cine, Televisión, Videojuegos y Cómics Facebook de Noticias y Artículos sobre Literatura, Ciencias, Cine, Televisión, Videojuegos y 

Cómics
Menu general
       Artículo de literatura

Tania con i (Premio Francisco Casavella 2011), de Enrique Rubio


 Terror / Suspense
Natalia Calvo   19/03/2012
Comenta con tu Facebook
Meneame
     Os la recomiendo si queréis leer algo distinto y novedoso y sobre todo, darle confianza a un hombre, Enrique Rubio, que, como estudiante de psicología, entiende a la perfección la mente humana y la retuerce. Una joya.
Portada de Tania con i 56.ª edición, de Enrique RubioMe había pillado muy por sorpresa la asignación de este libro para crítica por un hecho básico, no conocía a ese tal Guillermo Ruano que firmaba la obra y precisamente, por motivos vitales, el título del libro me inquietaba. Sin embargo, lo comprendí pronto, Guillermo Ruano-Enrique Rubio... ¿Enrique Rubio? Sí, aquel autor que tanto me había sorprendido con su grandiosa obra “Tengo una pistola”. Aquel que trastornó mi mente haciéndome pensar que tenía un excremento en mi interior. Que lo tenía yo y lo teníamos todos.

Con estas premisas me adentré en “Tania con i” (Destino, disponible en FantasyTienda), su última obra, ganadora del Premio Casavella 2011. Un libro curioso, nada convencional ya desde su portada, con un tenedor doblado haciendo una “peineta” al lector. Un libro que, sabía, no iba a dejar indiferente a nadie que tuviese la suerte de acercarse.

Pero, ¿quién es Tania? Pongámonos en la piel de una joven harta de su pueblecito, de su madre alcohólica, su padre inválido, sus amigas chonis y su hermana, sobre todo su hermana Ofelia, ese clon malformado y gemelo. Ese alma libre, nacida bajo el nombre de Antonia Moreno, llena de aros kilométricos, quiere dar “un giro de 360º” a su vida así que, sin ningún reparo de por medio, decide marcharse a la ciudad, a Madrid, un lugar completamente distinto de lo que conoce. Allí, como no puede ser de otra manera, es sorprendida por el ataque de la civilización cosmopolita.

Evidentemente, no encuentra su sitio mientras vista pantalones blancos, piercings en el labio y se pinte como una puerta, así que decide probar suerte y convertirse en hippie para encajar con el ambiente urbano que la rodea. A partir de aquí, Tania irá pasando por todas las etapas urbanas que se puedan imaginar: indie, misticismo, comunismo, artista bisexual, radikal, solidaria, gótica y misionera. Todo esto para desembocar en el hartazgo y considerar su pueblo la única vía de escape a ese maremágnum de tendencias e ideas en que está absorta. Mientras ella cambia de una a otra, misteriosamente, sus nuevos gustos se van haciendo globales y todo el mundo viste como Tania, se pone los mismos piercings en los mismos lugares que ella y sus grupos favoritos, como BelatorioBiolento, se convierten en números uno contra todo pronóstico.

Esta obra es una ácida crítica a todas las tribus urbanas y a toda la sociedad. A los estereotipos absurdos y excluyentes y a un modelo de cultura basado en una falsa progresía que sólo busca un elitismo y un distanciamiento de las personas a las que no considera adecuadas o capaces de entender su “arte”.

Pero además de esta trama principal, de la que no quiero desvelar más detalles, tenemos al autor de su biografía, un hombre normal que va transformándose junto con Tania, junto con su diario, sus amigos y todo lo que rodeaba a la nueva estrella mundial, a la nueva tendencia global y a la empresa multinacional que controla todo el merchandising creado a su costa y sin su consentimiento. Este escritor, encerrado entre los decálogos de Robert McKee y Vicente Verdú, va perdiendo su cordura a la par que su protagonista. Le acompañamos en un viaje interior al abismo del escritor maldito que responde con insultos y amenazas a su editorial, que se droga a diario y escribe por las noches consumido en su apariencia cambiante y su tabaco aliñado.

Así escrito, para no contar más de la cuenta, parece un libro normal y corriente pero nada más lejos de la realidad. Enrique Rubio o su álter ego Guillermo Ruano describen la biografía de Tania a base de recortes de prensa, su diario, el blog que ella mantenía, entrevistas con amigos, psicólogos, sociólogos, su hermana y toda su familia. Es un libro caótico, en una línea temporal totalmente aleatoria pero continuada que transcurre paralela entre musa y escritor.

Quiero recomendar profundamente la lectura de “Tania con i”. No sólo porque la novela sea de lo más fresco que se haya escrito en este último año o porque haya muchos críticos conservadores que no la hayan entendido en su conjunto, sino porque Enrique Rubio es un gran escritor, un trasgresor muy valiente y con fortuna a la hora de publicar.

Tania con i” no cuenta sólo la historia de una mujer un poco loca y su biógrafo. Este libro cuenta una historia de todo el mundo, identificable y asignable a muchos sectores de la población. ¿Quién no conoce a un neohippie vegano que en secreto se alimenta de jamón o a un gafapasta exclusivista que se inventa palabras para que los demás no le puedan comprender y dárselas de intelectual? Esta obra es una ácida crítica a todas las tribus urbanas y a toda la sociedad. A los estereotipos absurdos y excluyentes y a un modelo de cultura basado en una falsa progresía que sólo busca un elitismo y un distanciamiento de las personas a las que no considera adecuadas o capaces de entender su “arte”.

Enrique Rubio

Aunque ganadora del premio Casavella, Destino ha sido valiente publicando esta obra. Desconozco el alcance mediático y a nivel de ventas de “Tengo una pistola”, pero “Tania con i” es una apuesta creativa, artística y literaria muy auténtica y arriesgada. De la edición sólo tengo que lamentar la falta de cinco páginas casi al final -en el momento cumbre de la locura de la protagonista, precisamente- que desconozco si será un error puntual en un solo libro o en toda la tirada.

Os recomiendo “Tania con i” si queréis leer algo distinto y novedoso y sobre todo, darle confianza a un hombre, Enrique Rubio, que, como estudiante de psicología, entiende a la perfección la mente humana y la retuerce. Una joya.

Página 1 de 1



 

Versión imprimible

NO se permite la reproducción íntegra. Para reproducciones parciales: NOTAS LEGALES
Colabora con Fantasymundo
Imágenes relacionadas con el artículo
Portada de La chica que soñaba con una cerilla y un bidón de gasolina, de Stieg Larsson
Portada de Los hombres que no amaban a las mujeres (Milenium 1), de Stieg Larsson
Stieg Larsson, sueco autor de la saga Milenium
Portada de He aquí el hombre, de Michael Moorcock
Michael Moorcock, con su Nébula
Staff de Fantasymundo.com - Quienes hacen la página Contacta con Fantasymundo Notas Legales de Fantasymundo Enlaza con Fantasymundo ¿Quiénes somos?