ENTRETENIMIENTO Y 

CULTURA: Cine y Televisión, Literatura, Ciencia, Videojuegos, Cómics | Fantasymundo
RSS 

de Noticias y Artículos sobre Literatura, Ciencias, Videojuegos, Cine, Televisión y Cómics Twitter de 

Noticias y Artículos sobre Literatura, Ciencias, Cine, Televisión, Videojuegos y Cómics Facebook de Noticias y Artículos sobre Literatura, Ciencias, Cine, Televisión, Videojuegos y 

Cómics
Menu general
       Artículo de comics

La nueva ola de la ilustración japonesa, de Cristian Campos


Daniel Rodríguez   10/01/2011
Comenta con tu Facebook
Meneame
     El principal valor del volumen es la extensa selección de obras que se abre ante nuestros ojos, recorriendo un amplísimo abanico de técnicas y estilos.
Portada de La nueva ola de la ilustración japonesa, de Cristian CamposCuando se unen los términos de “ilustración” y “Japón”, un gran número de personas no puede evitar pensar en el manga y los artistas ligados a él, limitando el campo y el papel que esta disciplina realmente posee en el país del Sol Naciente. De esta forma, Norma Editorial nos trae el libro ilustrado "La nueva ola de la ilustración japonesa" (disponible en FantasyTienda), una recopilación de autores nipones y sus obras realizada por el especialista en ilustración, cómic y diseño Cristian Campos, responsable de otros volúmenes como Diseño y packaging empresarial, Made In o 1001 ideas para el hogar.

La edición que nos presenta la empresa española conforma un voluminoso tomo de 448 páginas satinadas en formato Flexibook de tamaño 19,5x24 centímetros a todo color al precio nominal de 29€, con una impresión perfecta, como no podía ser de otra forma para que podamos apreciar cada detalle de las ilustraciones contenidas en su interior. Es cierto que tanto el tamaño como el peso del volumen hacen que su manipulación no sea del todo cómoda, pero hay que tener en cuenta que es un defecto que comparte con muchas otras obras de similares características, especialmente en lo referente a libros de diseño gráfico. Todo ello también provoca que la encuadernación sufra bastante, por lo que, mientras pasemos las páginas, sonarán ciertos crujidos y algunas dobleces quedarán un tanto dadas de sí, pero nunca terminarán por rasgarse ni nada similar.

Esta es una publicación principalmente dirigida a todos aquellos que estén interesados en ese campo y quieran un punto de partida para poder sumergirse con mayor profundidad en el amplio y complejo panorama nipón.

Tras un pequeño prólogo escrito por el propio autor en la vuelta de la cubierta, Cristian Campos tiene a bien presentarnos su recopilación mediante una introducción compuesta por 27 textos cortos de otras tantas personas, principalmente figuras de la ilustración y el diseño de todas partes del mundo. Si bien es una forma de que vayamos entrando en materia y de resumir a través de testimonios reales la influencia creciente que ha obtenido la cultura japonesa a nivel internacional, esta primera parte del volumen se alarga demasiado y, a menos que uno conozca y se sienta interesado por lo que tengan que decir dichos colaboradores, puede acabar siendo bastante aburrida. Si el lector quiere sumergirse cuanto antes en la materia del libro, no se perderá nada importante si ignora esta introducción.

La nueva ola de la ilustración japonesa, de Cristian Campos

Akiko Matsuo es la primera de los 100 autores reseñados en el volumen y el autor nos presenta a cada uno de ellos a través de un brevísimo texto que refleja su nombre, la ciudad en la que trabaja, un resumen de su vida centrado principalmente en su trayectoria académica y profesional, su correo electrónico, su página web, una selección de clientes para los que trabaja o ha trabajado y, si forma parte de alguna agencia, el nombre, la web y el e-mail de la misma. Tras este perfil técnico, Campos nos presenta una selección de los trabajos más representativos del autor en cuestión en diferentes tamaños, que varía su extensión entre dos y seis páginas. En la mayoría de ellas, se acompañarán las imágenes con una declaración del artista, bien definiendo la ilustración japonesa en general o su obra en particular. En algunos casos se incluyen ciertas entrevistas a alguno de los ilustradores a partir de un cuestionario predefinido, ocupando normalmente dos páginas y estando acompañado de fotografías realizadas por el propio entrevistado. Este esquema, con sus pequeñas variaciones, se repite incesantemente hasta el final del volumen.

Como se puede deducir ante la gruesa nómina de ilustradores incluidos en el libro, "La nueva ola de la ilustración japonesa" constituye una especie de introducción y primer contacto con el panorama actual de dicho campo en el país nipón, sin profundizar en ninguna de las referencias presentadas, sirviéndonos como punto de partida para indagar más en aquellos trabajos que nos resulten atractivos. Este factor tiene su parte buena y su parte mala, pues, si bien permite que, con toda seguridad, descubramos algún autor interesante, la excesiva heterogeneidad de la recopilación, con estilos totalmente opuestos entre sí, puede producir que algunos lectores no se decidan a adquirir el tomo. Después de todo, pagar 29€ por una obra de la que es posible que sólo disfrutemos de unas pocas páginas es un riesgo que no todo el mundo está dispuesto a tomar.

La nueva ola de la ilustración japonesa, de Cristian CamposIgualmente, el tratamiento del mundo de la ilustración japonesa es, quizá, excesivamente genérico, sin profundidad y sin un contexto en el que encuadrar y entender mejor lo que estamos viendo. La parte de la introducción se revela totalmente innecesaria, pues su objetivo principal, el reflejar el cambio de percepción de Occidente con respecto a la cultura japonesa, podría haberse realizado en muy pocas páginas de forma más concisa y amena. Igualmente, sólo podemos obtener una perspectiva mínimamente idónea de los ilustradores cuando la recopilación de sus trabajos se encuentra acompañada por una entrevista, cosa que sólo ocurre en diez de los cien autores, entrevistas que están basadas en una serie de preguntas idénticas para todos ellos, por lo que se pierde la posibilidad de indagar no sólo en algunas de sus declaraciones, sino en detalles concretos de sus trayectorias. A pesar de ello, y obviando las propias obras pictóricas en sí, es el rasgo más atractivo del libro junto a las declaraciones de cada ilustrador, que nos permite, según el caso, obtener cierta información adicional del trabajo de cada uno de ellos o bien comprobar la imagen de la ilustración japonesa en su propio país a partir de los profesionales que integran ese campo.

Después de todo, el principal valor del volumen es la extensa selección de obras que se abre ante nuestros ojos, recorriendo un amplísimo abanico de técnicas y estilos, desde la inspiración manga de Takenaka o Yuuiti Mikawa, hasta el realismo tenebroso y grotesco de Ryohei Hase, pasando por la perversión de la ilustración tradicional de Sayaka, el colorido urbanismo de Ryu Itadani, el trabajo en gesso (yeso que no fragua) y tinta de Ryoichi Iso, las chicas fashion de Kentaro Hisa, la fusión entre tradición y modernidad de Foorider, la serigrafía de Chigi, el trabajo en bolígrafo de Shohei (que firma la portada del libro), las escenas oníricas llenas de nostalgia de Kouzou Sakai, los paisajes de Masayoshi Mizuho o el trabajo en arena de Naoshi.

La nueva ola de la ilustración japonesa, de Cristian Campos

Así mismo, aparecen algunos autores que los lectores españoles pueden conocer, como Imaitoonz, creador de la película de anime "Dead Leaves"; o Kinpro, que ha colaborado con la firma de moda Custo Barcelona. Igualmente, podremos observar la cantidad de influencias que absorbe la ilustración japonesa, desde la tradición más arraigada hasta la cultura pop estadounidense de los 50, sazonado todo ello con esa eterna lucha entre lo puramente comercial y el arte.

"La nueva ola de la ilustración japonesa" es una publicación principalmente dirigida a todos aquellos que estén interesados en ese campo y quieran un punto de partida para poder sumergirse con mayor profundidad en el amplio y complejo panorama nipón. Para el resto del público puede constituir un riesgo la adquisición de este volumen, pues no queda garantizado el nivel de satisfacción y disfrute que puede producir debido a la heterogeneidad de la oferta, así como para los que busquen información más allá de una amplia nómina de autores y obras.

Página 1 de 1



 

Versión imprimible

NO se permite la reproducción íntegra. Para reproducciones parciales: NOTAS LEGALES
Anunciese en Fantasymundo
Imágenes relacionadas con el artículo
     Norma Cómics
Portada de ¡PUTA GUERRA! 1914-1919 (Edición de Coleccionista + DVD), de Tardi y Verney
Jacques Tardi
Jean Pierre Verney (izquierda) y Jacques Tardi (centro)
Página interior de
Portada de El Espíritu Perdido, de Gwen De Bonneval y Matthieu Bonhomme
Staff de Fantasymundo.com - Quienes hacen la página Contacta con Fantasymundo Notas Legales de Fantasymundo Enlaza con Fantasymundo ¿Quiénes somos?