Destino Sadabad: Un vistazo a la IndiaY es a ese lejano lugar al que viajará Cloe, la protagonista de esta historia. ¿Y quién es Cloe? Una veinteañera inconformista y rebelde, tal y como corresponde a su edad. Esta chica llega a su casa “temprano” después de haber celebrado su cumpleaños y, según llega, observa un cierto comportamiento sospechoso por parte de su madre, que recibe un paquete a horas intempestivas. La curiosidad puede más que ella, y descubre que en el deván ha almacenados montones de paquetes a su nombre procedentes de la India.
   
Ni que decir tiene que, tras descubrir tanto los paquetes ocultos como la existencia de una abuela paterna de la que nunca le habían hablado, Cloe monta un buen numerito apra que sus padres confiesen. Efectivamente, tiene una abuela en Sadabad, Uttar Pradesh, India. Sólo saca en claro que la circunstancia por la que se le ha ocultado es delicada, pero que, ante su tozudez y determinación a viajar para conocer a su abuela, le permitirán ir incluso pagándole el billete.
   
Destino Sadabad: Un vistazo a la IndiaAsí que ahí tenemos a nuestra protagonista, metida en un avión rumbo a Delhi (la ciudad que podríamos considerar como capital de la provincia de Uttar Pradesh). Pero comienzan los problemas: el vuelo es desviado a Bombay debido al mal tiempo, y Cloe, inexperta viajera, pierde el autobús que la compañía pone a su disposición. Además, es víctima de un robo, razón por la que pierde sus papeles, el dinero y se queda incomunicada porque se le rompe el terminal móvil. La policía muestra un comportamiento indolente, y la impaciencia juvenil de la protagonista la lleva a no esperar a visitar la embajada francesa para poner en orden sus cuestiones relaticas a la pérdida de su documentación.
   
Y es en este punto en el que la historia se pone interesante: una muchacha de un pueblo llamado Nimbodi, al este de Bombay (Mumbai), salva a la joven de caer en una red de trata de blancas y es llevada a su pueblo. Allí conoce a un grupo de muchachos de varias nacionalidades que trabajan para una ONG, y que se ofrecen a ayudarla a llegar a Sadabad. Descubre también la profesión de la muchacha india que la ayudó a huir de Bombay: una devadasi. ¿Y qué es eso? Una de las consecuencias de nacer en la casta más baja dentro de la población india, puesto que las niñas son ofrecidas a la diosa Yallamma y, una vez alcanzada la pubertad, pasan a ser un bien público cuya misión es proporcionar satisfacción sexual a los hombres del pueblo. No pueden negarse ni casarse. Pese a que es una práctica prohibida desde el año 1988, es una práctica que se sigue haciendo, y que es difícil que se erradique el todo, dado el arraigo de las costumbres ancestrales hindúes.
   
Destino Sadabad: Un vistazo a la IndiaApostaría a que los autores han conseguido esta información de la web de Manos Unidas , al tiempo que se han basado en las labores de esta conocida organización para el perfil y organización de variopinto grupo de cooperantes que apoyan a Cloe.
   
Pero sigamos: a partir de este momento seremos testigos de un buen montón de microhistorias, una pequeña trama de amor y una de “Capuletos y Montescos” relativa a la abuela de Cloe a la que, finalmente, encuentra en Sadabad. ¿No te animas a descubrirla en este bonito aunque un punto convencional relato?
   
Habrá quien me pregunte a qué me refiero con eso de “un punto convencional”, y os lo voy a explicar: ¿Me refiero acaso a que es una historia poco original? No. La historia es totalmente original, pero el arquetipo de la “joven rebelde” que busca respuestas ante una circunstancia que sus padres ocultan es un punto de partida bastante manido que estamos muy acostumbrados a ver en las películas del mediodía de los fines de semana en Antena 3. Y eso sin dejar de lado que tenemos otro ejemplo de “novela de viaje” que supone un rito de paso para los protagonistas, una especie de catarsis para Cloe, que terminará desprendiéndose de lo superfluo tras su experiencia oriental.
   
No obstante, pese a la juventud de los autores, se aprecia un gran mimo por su parte a la hora de haber creado y documentado toda esta historia. Pese al reconocimiento expreso de no haber estado en la India nunca, capturan muy bien el ambiente de las abigarradas calles, así como de los monumentos y lugares más emblemáticos (sobre todo los de Agra, por cierto), y las grandes desigualdades sociales en el país del subcontinente –de las que normalmente no tiene noticia el turista occidental-.

Y no nos dejemos de lado hablar de los autores: por un lado tenemos a Xavi Reñé , el guionista de la historia; y por otro a Sonia “Sasa” Pellejero . Dos jóvenes valores que han sacado adelante este volumen de 96 páginas en tapa dura que edita Diábolo Ediciones . Sólo puedo decir que de casta le viene al galgo, pues estamos ante una historia visualmente agradable que combina eficazmente elementos de la BD más puntera con toques manga muy detectables sobre todo en las expresiones (es un estilo que recuerda poderosamente al de Bastien Vives). Y eso sin dejar de mencionar el falso efecto de “inacabado” de este tipo de dibujo. Una combinación muy interesante apoyada en un guión sólido que, pese a esa convencionalidad que hemos mencionado antes, no deja de suponer un gran trabajo sin fisuras argumentales.
   
Destino Sadabad: Un vistazo a la IndiaSigamos la reseña: el cómic viene aderezado con 11 páginas de extras: un epílogo interesante sobre lo que ha llevado al guionsita a escribir sobre la India, varios bocetos y el desarrollo de los personajes, estudios de portadas, pruebas de color, comentarios sobre los personajes… Todos estos esfuerzos demuestran claramente el por qué los personajes están vivos, por qué cada uno tiene motivaciones diferentes, por qué cada uno aporta su propio carácter… Me encanta que los personajes no sean planos, y eso es algo que en este cómic han logrado plenamente.
   
En definitiva: un viaje documental por toda la India que supone un camino de aprendizaje que no dejará indiferente a nuestra protagonista, y que la cambiará para siempre hasta el punto de que no volverá a ser la misma y añorará ese pintoresco caos del subcontinente. Las últimas cuatro páginas son muy clarificadoras al respecto, y suponen un estupendo cierre de la historia.

Un cómic agradable y sencillo de leer realizado por dos jóvenes valores que, visto lo visto, merecen el apoyo del público. ¿Que quizá son artistas a los que les falta un puntito todavía? Tal vez, pero menudo primer trabajo se han marcado. Merecen, sin duda, una oportunidad de ser leídos para que sigan apostando por ellos. Talento patrio en estado puro que promete grandes cosas y por el que hay que apostar de manera decidida.

¡Hacedle un hueco en vuestras estanterías!   

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here