Van der Valk (Cosmo)

Si no puedes contar con personal nórdico que traigan su know-how hasta ti, siempre puedes ir allí y que lo hagan contigo.

Esta es la premisa de ‘Van der Valk’, la serie criminal que ya el pasado mes de abril estrenó su segunda temporada en Movistar +. Lo hizo mejorando sensaciones, con un producto más maduro y mejor terminado, con personajes menos planos y con más carácter y complejidad en sus tramas. Aún así, la mejora no es espectacular, pero oye, algo es algo.

La principal mejora está en un personaje principal al que se le ha querido dotar de una historia y una personalidad más marcada. Ya no es un comisario-detective al uso sino que posee unas características que lo humanizan. Eso sí, esta humanización no es muy honda que digamos. Cuando tiene que demostrar que también tiene su corazoncito, poco tarda en volver a exhibir ese carácter mecánico, racional, práctico y en cierto sentido robótico que nos alejan de esta nueva versión televisiva del legendario detective de Ámsterdam.

‘Van der Valk’ es una serie de detectives canónica, de factura indisimuladamente clásica y muy similar a tantas otras del género

Para humanizarlo realmente está su equipo, ahora más protagonista que antes y, muy acertadamente, con una relación con Van der Valk (interpretado por Mark Warren) más cercana que en la primera temporada.

De todo él vuelve a destacar la inspectora Lucienne Hassell (Maimie McCoy). Si bien ahora brillan también con luz propia el joven detective, eficiente e inteligentísimo, Job Cloovers (Elliot Barnes-Worrell), y el más experimentado, gamberro e irreverentemente divertido, sargento Brad de Vries (Luke Allen-Gale). A todos ellos los acompañan un curioso forense amante del alcohol y la música estridente, Hendrik Davie (Darrell D’Silva), y la discreta, dura y poco aprovechada comisaria Julia Dahlman (Emma Fielding).

Una trama criminal ambientada en Amsterdam

Y, para ponerle la guinda al pastel, se introduce de forma un poco tosca el romance, representado por la novieta de este Van der Valk bastante frío y rudo, encarnado por la enigmáticamente bella Lena Linderman (Loes Haverkort).

Las tramas criminales deben mucho a Ámsterdam. Los tres capítulos, de noventa minutos cada uno, ponen en el centro a distintas actividades características de la vida económica local: como el comercio de gemas o la música clásica o la vida antagónica de las distintas clases sociales que ocupan la ciudad. De esta forma es como la serie aprovecha toda la fuerza de las tramas para, de paso, mostrarnos una hermosa postal local ahora más claramente cálida y primaveral que en la anterior temporada.

Una serie disfrutable

‘Van der Valk’ (Cosmo) es una serie de detectives canónica, de factura indisimuladamente clásica y muy similar a tantas otras del género: el comisario inteligente como personaje principal, el equipo leal y eficaz, los secundarios simpáticos que aportan algo de humor y relajación a la trama… Con el añadido de servir como evidente excusa para disfrutar de las vistas de una Ámsterdam ahora más claramente embellecida respecto a otras entregas (lo que es milagroso porque la ciudad no es muy bonita que digamos).

La serie responde eficazmente y sin estridencias a lo que debe ser, con algo más de humor e interacciones más realistas que la hacen un producto mejor acabado, disfrutable para una tarde tonta de manteo y palomitas.

Nota: 5/10

FantasyTienda: Figuras, merchandising, juegos
Filólogo, politólogo y proyecto de psicólogo. Crítico literario. Lector empedernido. Mourinhista de la vida.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.