Silt - portada
Sumérgete en esta siniestra aventura indie en la que exploramos las profundidades marinas, donde la luz del sol apenas llega. Controla a las criaturas que lo habitan para salir indemne de una muerte segura.

El pequeño estudio Spiral Circus nos trae su ópera prima, Silt. Un título 2D en el que tomamos el control de un extraño buzo que deberá explorar el oscuro y profundo fondo marino que estará lleno de todo tipo de peligros. Este título es oscuro y siniestro en todos los sentidos pero bello al mismo tiempo, además cuenta con un fuerte componente de corte onírico. Las estructuras y criaturas que encontraremos serán a veces surrealistas y terroríficas a partes iguales. Tendremos que andarnos con pies de plomo si no queremos ser presa de los peligros que nos esperan.

Vamos a ser sinceros desde el principio: este juego bebe (y a morro) de los títulos de Playdead, desarrolladores que conoceréis por Limbo e Inside. Las semejanzas no son solo en lo visual, como en el uso de una ambientación oscura mediante el blanco y negro y las siluetas. Es que además, la forma en la que se desarrollan los puzles, o incluso el misticismo que envuelve la obra de Spiral Circus es muy similar a Limbo. No me malinterpretéis. Es muy normal que, tras una obra de gran impacto, surjan seguidores o imitaciones que intenten transmitir las mismas sensaciones y eso no es malo. El problema es cuando se limitan a la imitación sin aportar un elemento de peso que marque la diferencia. Y este es quizás el principal problema de Silt.

Silt - 1

Viaje a lo desconocido

Sin apenas una introducción inicial, comenzaremos a controlar a nuestro misterioso buzo para aprender los controles. Nos movemos tanto horizontal como verticalmente, y podremos bucear más rápido usando X (En PlayStation). Con el primer puzle descubriremos lo que hace especial a nuestro protagonista: Podremos poseer la fauna local que encontremos, desde peces martillo a pirañas, pequeños bancos de peces, anguilas, cangrejos etc. Cada uno de estos seres contará con una característica que nos permitirá solucionar los puzles que el juego nos presente. Por ejemplo, si encontramos cuerdas que nos limitan el paso solo tendremos que poseer una piraña para morderlas. Una mecánica que nos recuerda a lo visto en Abe’s Oddysee y que se utiliza en la mayoría de los casos con acierto, haciendo que utilicemos nuestra materia gris para sortear obstáculos o incluso evitar que seamos devorados.

Los poderes de posesión nos permitirán saltar de una criatura a otra, lo cual podremos aprovechar para resolver algunos puzles, o incluso para defendernos. Nuestro protagonista es muy frágil, y cualquier ataque enemigo supondrá una muerte segura. No tendremos forma de defendernos a excepción de los poderes, por lo que tendremos que usarlos a nuestro favor para salir indemnes. Por ejemplo, si un pez enemigo está a punto de atacarnos, solo tendremos que someterlo con una posesión y alejarlo de la zona para salir impunes.

Encontraremos grandes y misteriosas criaturas durante la aventura que servirán a modo de jefes. Por supuesto, tendremos que utilizar nuestro ingenio y los poderes para vencerlos. En ningún momento serán retos excesivamente difíciles, ya que su dificultad radica en que entendamos lo que hay que hacer para vencerlos.

El diseño de niveles suele ser sencillo, normalmente entenderemos por donde debemos ir en todo momento. El problema es que, debido al diseño minimalista del juego y el uso de las siluetas, a veces es confuso saber cuándo podemos avanzar por los laterales de la pantalla para pasar a una nueva zona. En más de una ocasión hemos confundido una pared por la ruta a seguir.

Silt - 3

Una ambientación tan bonita como siniestra

Visualmente como ya hemos adelantado, utiliza únicamente el blanco, negro y tonos de grises para presentarnos estas misteriosas y profundas zonas submarinas. Los diseños son muy buenos, creando una gran ambientación y destacando algunos elementos por encima, como los enormes peces, arquitecturas o estructuras mecánicas que visualizaremos. Respecto al sonido, se ha logrado un gran trabajo con él, ya que logra transmitir ese efecto de soledad, de miedo a lo desconocido que produce estar a cientos de metros bajo la superficie, en aguas donde la luz del sol no llega. Muy recomendado disfrutarlo con auriculares.

Silt es un juego pequeñito. Está realizado por un puñado de personas, destacando Tom Mead, el autor que se ha encargado del arte. Es por ello comprensible que su duración sea corta. En apenas unas dos horas podremos completarlo. Sí, tendremos algunos secretos que descubrir, pero aparte de eso, no hay mucha rejugabilidad. Eso no quita que sea una buena experiencia, sobre todo si os gustan los juegos de este tipo.

Conclusiones

Hay que reconocer que, siendo el primer trabajo de Spiral Circus, el equipo ha hecho un buen trabajo con esta siniestra aventura. Puede que le falte algo de frescura, pero cuenta con buenas ideas. Su misteriosa ambientación te dejará con ganas de saber más sobre el extraño mundo submarino en el que se ambienta. No sabemos si habrá segunda parte, pero esperamos que este nuevo estudio nos traiga nuevos e interesantes juegos como Silt.

FantasyTienda: Figuras, merchandising, juegos
Redactor jefe de la sección de videojuegos de Fantasy, artista 3D y amante de los jueguicos™ desde hace la tira de tiempo.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.