Tiempo atrás fui poderoso, tenía el mundo en mi mano. La maldad y el terror campaban a sus anchas mientras reinaba en un mundo perfecto. ¡Pero ese sucio y rastrero Van Helsing me desterró de nuevo al inframundo! El tiempo ha pasado y no puedo esperar más. Reclamaré mi lugar junto a mis Rogue Lords y me vengaré de ese cazador de una vez por todas.

¡Bienvenidos jugadores de Fantasymundo al análisis del nuevo Rogue Lords! El último juego desarrollado por Leikir Studio (Desarrolladores de Metal Slug Tactics o Isbarah) junto con Cyanide Studio (Desarrolladores de Styx: Master of Shadows o Call of Cthulhu). 

Estos dos estudios han conseguido traernos una verdadera maravilla. Un juego en el que encarnamos al propio demonio y controlaremos sus ansias para plagar el mundo de males y desgracias.

¿Qué es Rogue Lords?

Empecemos por el principio. Como su propio nombre indica, Rogue Lords es un… ¿Lo habéis adivinado? videojuego tipo Roguelike, que nos recordará mucho a otras franquicias como Slay the Spire, o Dice Legacy. En él, mandaremos a los emisarios del Diablo a invadir el mundo y prepararlo para su reinado. Sus emisarios no son otros que unos conocidos de leyendas y fantasías terroríficas como Drácula, Bloody Mary, El caballero sin Cabeza, El Doctor Frankestein, El Barón Samedí y algunos más, cada uno de ellos con su propio estilo de combate y habilidades únicas. Tendremos que formar siempre un equipo de tres personajes para cada run y, a lo largo de éstas, mejorarán sus habilidades y atributos con combates y encuentros clásicos de los RPG.

¿Qué es lo que nos cuenta este juego?

La historia del juego es sencilla. El diablo quiere dominar el mundo y sus secuaces le ayudan. Pero las fuerzas del bien, la iglesia, junto con el gran Van Helsing luchan por evitarlo. La trama irá evolucionando conforme consigamos pasarnos los diferentes capítulos del juego. Cada cual más complicado que el anterior. 

Durante los eventos que vayamos encontrando iremos conociendo a nuestros personajes, aunque dispondremos de una sala de operaciones antes de comenzar cada aventura o run, en la que podremos ver algo de lore sobre las reliquias y personajes que hayamos conseguido hasta el momento. El juego cuenta con un sistema de niveles, en el que desbloqueamos más personajes, habilidades y reliquias que aparecerán en esta sala de operaciones.

Rogue Lords

¿Y cómo se juega a Rogue Lords?

Como ya os hemos explicado anteriormente, Rogue Lords es un roguelike en versión JRPG. Las runs del juego son bastante extensas, cosa que tiene su lado bueno y su lado malo, os explicamos: Si te sale bien la run la vas a disfrutar muchísimo hasta el final, pero el juego no es precisamente fácil, lo que puede resultar en una frustración enorme si llevamos dos o más horas con una run en la que acabamos perdiendo.

Nos moveremos a través de un extenso mapa con nuestro personaje, controlándolo como cualquier plataformas de vista isométrica. A través de este mapa tendremos que elegir diferentes caminos que nos llevan a diversas localizaciones. El mapa es extenso y grande sí, pero, salvo en algunos lugares en los que encontraremos algún evento extra como sorpresa, no habrá secretos ni nada que buscar en él, cosa que desaprovecha muchísimo el mapa. Quizá se podría haber ahorrado presupuesto y trabajo colocando simplemente un plano con las diferentes localizaciones, aunque no se puede negar que la ambientación es bonita.

En las diferentes localizaciones que encontremos podremos hacer gran variedad de cosas como subir los atributos de nuestros secuaces con pruebas sociales, curar nuestra vida, conseguir artefactos, eliminar y conseguir nuevas habilidades, traficar con la muerte para conseguir reliquias o mejoras para nuestras habilidades y por supuesto los combates.

Rogue Lords

Será muy importante que decidamos bien nuestro camino si queremos llegar a nuestro objetivo final. Si no te sientes poderoso, será mejor evitar los combates, mientras que si te queda poca vida igual va siendo hora de visitar alguna fuente energética.

¿Qué tal el sistema de batalla?

Dos palabras: Complejo y divertido. Tanto nuestros lacayos como nuestros enemigos eclesiásticos tendrán dos barras de vitalidad, una de salud, y otra espiritual y, del mismo modo existen esos dos tipos de daños. Para derrotar a los enemigos tendremos que bajar una de sus dos barras de vitalidad a 0 y volver a aplicarle daño del mismo tipo para derrotarlos. Existen cientos de estrategias que podremos llevar a cabo con las diferentes configuraciones de personajes y habilidades que hay, como cargar un poderoso ataque mientras nos defendemos capaz de desintegrar a nuestros enemigos, hasta utilizar estrategias de venenos y hemorragias que irán acabando con nuestros rivales mientras fortalecemos nuestras defensas.

Tras cada combate la vitalidad de nuestros secuaces se recupera y, si se quedaran sin vitalidad y recibieran un ataque del mismo tipo, en lugar de morir traspasarían el daño al demonio, o sea a nosotros, directo en nuestro poder demoníaco, número que, si llegase a cero sería Game Over, y no queremos eso ¿Verdad? Además, el poder demoníaco nos servirá también para hacer trampa dentro del juego.

Un momento ¿Trampas?

Efectivamente, trampas. Al fin y al cabo somos el diablo y utilizaremos cualquier estratagema para alcanzar nuestros objetivos. Nuestro poder demoníaco, aparte de ser nuestra propia vitalidad, nos servirá para realizar acciones tramposas, como devolver o robar vitalidad a los personajes en los combates, cambiar los estados alterados entre dichos participantes, aumentar nuestras probabilidades de éxito en las pruebas sociales del mapa e incluso dar saltos de una zona del mapa a otro. ¿Quieres evitar enfrentarte a un enemigo de élite porque estás un poco falto de habilidades? No te preocupes, utiliza poder demoníaco y salta a esa fuente para recuperar vitalidad.

¿Una ambientación maquiavélica? Dime más.

La experiencia visual que transmite Rogue Lords es la de un mundo oscuro, envolvente y tenebroso. Sobre éste se presentan unos personajes muy carismáticos y diseñados de una forma muy chocante con la ambientación. Son coloridos y muy expresivos, casi podríamos decir cartoon. 

Rogue Lords

Se podría decir que esta combinación no debería pegar en absoluto, pero el resultado es precioso. No solo evita que el ambiente se vuelva monótono, sino que además hace que nos fijemos mucho más en los movimientos y acciones de nuestros lacayos. Y ya que hablamos de la animación, solo decir que es incluso mejor que la ambientación y dibujo del juego. Los ataques y habilidades de los personajes son simplemente hermosos, fluidos y espectaculares. Tendremos muchísimo contenido, si queremos ver todos los ataques y movimientos de los personajes.

La banda sonora no es la gran cosa. Pero es la apropiada para el juego y, ojo que esto es un gran logro. Quizá no tengas una gran canción que mostrar en tu juego, pero si eres capaz de contribuir a la ambientación que has logrado ya tienes un aprobado en el apartado sonoro.

Este juego entonces, Rogue Lords parece un must ¿no?

Cuidado, desde luego Rogue Lords es un juego que sorprende. Y su apariencia es atractiva y golosa para la gran mayoría del público. Pero, no deja de ser un Roguelike y esos juegos tienen su público. Requiere de paciencia y resistencia a la frustración para jugarlos. Si eres de esos que no aguantan la derrota, ten muy en cuenta esto: este juego no te va a poner las cosas fáciles. Es posible que ni con los mejores combos que puedas hallar te pases una run, si al rng le apetece. Pero bueno, como con todo en la vida. Si somos constantes, y pisamos con cautela, conseguiremos todo lo que nos propongamos. Como ser, el amo y señor del mundo. Muahahahaha.

FantasyTienda: Figuras, merchandising, juegos
Gamer y amante del cine y las buenas series.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.