Rick y Morty quinta temporada

Independientemente del formato, una historia tiene que contar algo interesante para poder tener valor. De nada vale la producción millonaria o las estrellas rutilantes si, cuando te acercas a lo que te quieren contar, ves que en realidad solo es un artificio, un ardid para atraerte a la luz brillante pero, tras la cual, hay “nada”. La nada no interesa y, por mucho que brille, pronto aburre. ‘Rick y Morty’ (Adult Swim) es una de esas extraordinarias series de animación que toman el camino inverso a éste. Cuenta y trata de tantas cosas, algunas de ellas simultáneamente, que a veces sientes que corres el riesgo de un derrame cerebral. Y, al tempo, es todo tan loco, los personajes son tan atrayentes y divertidos, las tramas cómicas son tan delirantemente absurdas, que te dejas seducir a riesgo de caer totalmente embaído en su demencia.

Que esto sea posible se entiende mejor cuando miras a quiénes están detrás. Justin Roiland tiene en su currículum la cocreación de otros proyectos como el de ‘Solar opposites’ (Hulu), y lleva décadas coescribiendo historias o poniendo voces en series como ‘Gravity falls’ (Disney+) o ‘Robot chicken’ (Adult Swim). Dan Harmon, por su parte, fue cocreador del surrealista ‘The Sarah Silverman Program’ (Comedy Central) y suya es por entero la comedia ‘Community’ (NBC), basada de hecho en sus experiencias universitarias. Estos dos talentos y experiencias, juntas, dan como resultado esta hermosa experiencia.

‘Rick y Morty’ va ya por su quinta temporada y, aunque últimamente daba ciertos síntomas de comenzar a repetir abusivamente algunos de sus elementos, el final de su última temporada por el momento nos ha dejado esperanzados…

La primera clave es la familia. De una manera u otra, la relación abuelo-nieto va siempre mucho más allá para darle su pequeño espacio a todos los demás miembros, especialmente a la hermana (Summer) y al padre (Jerry) de Morty. Pero ¿cómo lo hace? Con un método clásico, pero vestido de forma muy original: el contraste de los opuestos es el que mueve a todos estos personajes. Solo que, esta vez, con una clave muy pocas veces vista como motor de todo: la inteligencia.

Aquí tenemos la segunda clave: la inteligencia y el conocimiento aportan un valor que suma. Sabemos que Morty no podría salir de ningún lío sin los inventos y las estrategias de Rick, de la misma forma que sabemos que es Summer la que ha heredado el talento de Rick mientras que su padre, Jerry, es más parecido al desastre quejica y llorón que es Morty. Con la madre (Beth) ejerciendo las más de las veces de elemento mediador entre todos, es la diferencia respecto a esta clave la que nos lleva a la risa, a la carcajada y al surrealismo.

A partir de aquí, las estrategias narrativas clásicas dejan de valer y se abre la puerta al tercer elemento fundamental de la serie: la transgresión. Desde este mismo conocimiento científico e inteligencia es que se crean las tramas totalmente locas: los multiversos y los universos paralelos, los personajes clonados, los extraterrestres y los elementos humanoides extraños… ¿alguien ha dicho “pepinillo”? Aquí reside el inmenso talento de sus creadores: su capacidad para convertir el comúnmente considerado ‘arcano’ conocimiento físico-químico avanzado, en algo capaz de mostrarse de forma gráfica y ¿comprensible? dentro de una trama disparatadamente divertida y con personajes atrayentemente magnéticos.

El humor satírico, ácido y negrísimo

Y, claro, no podemos acabar sin el cuarto y fundamental ingrediente: el humor satírico, ácido y a veces negrísimo. Rick es un ególatra malhablado, socarrón, faltón, muchas veces cruel -sobre todo con su yerno-, pero del que también sabemos que tiene ahí dentro un corazoncito justiciero y valiente decidido a sacar de los embrollos en los que se meten a una familia tan imperfecta como cualquiera. El punto al que, siempre, acaba volviendo la serie una y otra vez y que es, a la postre, el principal punto de conexión de la serie con su público y que da sentido a todo lo que vemos en pantalla.

‘Rick y Morty’ (Adult Swim) va ya por su quinta temporada y, aunque últimamente daba ciertos síntomas de comenzar a repetir abusivamente algunos de sus elementos, el final de su última temporada por el momento -el pasado mes de septiembre- nos ha dejado esperanzados… ¿serán capaces de renovar y reimpulsar la fórmula? Talento hay de sobra para conseguirlo.

Nota: 8/10

FantasyTienda: Figuras, merchandising, juegos
Filólogo, politólogo y proyecto de psicólogo. Crítico literario. Lector empedernido. Mourinhista de la vida.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.