Uno de los grandes avances de los que todos los jugadores hemos podido beneficiarnos estos últimos años está relacionado con el sonido. Esta faceta de los videojuegos ha cambiado considerablemente desde el lanzamiento de Xbox One y PlayStation 4 hace ya más de siete años y, es que, desde entonces hemos visto como la calidad de los efectos o la tridimensionalidad del audio ha cambiado por completo.

Por suerte, todas estas mejoras han llegado de la mano de otras ligadas al hardware como los cascos inalámbricos, la mejora en la calidad y tamaño de los micrófonos, la mejora de materiales y otros muchos factores que, en definitiva, nos han permitido disfrutar de nuestras partidas de una manera mucho más cómoda de lo que podíamos imaginar hace solo una década.

Turtle Beach ha sido una de las empresas que ha encabezado la bandera del sonido de calidad en consola con el lanzamiento de varios modelos de auriculares con y sin cable y de distintas características para Xbox One y PlayStation 4 y, tras su último lanzamiento, queda claro que continuarán dando guerra en Xbox Series X|S y PlayStation 5.

Renovando la serie Stealth

Los auriculares de la serie Stealth han sido uno de los mejor valorados por los usuarios durante la presente generación de consolas. Esta gama ha contado con dos modelos distintos a los que se bautizó como Stealth 600 y Stealth 700 y que, ahora, llegan renovados y con varias mejoras a la nueva generación bajo el subtítulo de Gen 2.
En nuestro caso, hemos podido comparar los Stealth 600 Gen 2 en su versión para Xbox con los Stealth 600 y 700 de primera generación también en su versión para Xbox y, os adelantamos que las mejoras merecen la pena.

Lo primero que destaca de estos auriculares es su sistema instalación plug & play, algo que suele fallar en algunos auriculares inalámbricos, y que aquí nos llevará algo menos de 10 segundos. Tan solo tendremos que pulsar el botón de sincronización en los cascos y en la consola y, automáticamente los cascos estarán vinculados al perfil que este funcionando en ese momento.

Stealth 600 Gen 2: el micrófono

Al igual que el modelo original, los Stealth 600 Gen 2 cuentan con un micrófono abatible que podemos subir o bajar para entrar en una conversación en cualquier momento. Si subimos el microfono para integrarlo en el hueco de los auriculares, nuestra voz quedará silenciada automáticamente, siendo esta la única manera de hacerlo.
En el modelo original, el micrófono era algo pequeño y, además, no contaba con un hueco propio para integrarse en los cascos cuando lo silenciábamos, por lo que quedaba al aire libre y podía recibir golpes por accidente. Ahora el micrófono omnidireccional queda muy protegido cuando no está en uso, evitando así posibles roturas y averías. Además, la calidad de nuestra voz a través de este micrófono es superior al de la versión original. Es cierto que el sonido ya era bueno, pero aquí es más nítido y limpio.

Comodidad

Uno de los principales problemas de los auriculares Stealth 600 de primera generación era su diseño incómodo. En sesiones de más de una hora, las almohadillas y la diadema superior hacían demasiada presión en la cabeza y terminaban molestando, especialmente si jugábamos usando gafas. Con esta nueva versión se ha revisado el diseño y la forma de las almohadillas para hacerlos mucho más cómodos y, aunque siguen sin llegar al nivel de comodidad y ergonomía visto en los Elite 800 de la misma marca, han dado un paso de gigante en este sentido.

Las nuevas almohadillas circumaurales no hacen presión sobre las patillas de las gafas y están fabricadas con un material transpirable que evita que se acumule el calor en las orejas tras varias horas de juego. Además, al adaptarse mejor a la forma de la cabeza, reducen considerablemente el ruido exterior y aíslan mucho más desde el primer momento.
Los botones de encendido/apago y cambio de modo también se han rediseñado por completo. En la versión anterior, los botones estaban integrados en la propia estructura del casco y, por su posición, resultaba algo incomodo pulsarlos. Ahora son botones con mayor relieve y más fáciles de pulsar. Por su parte, las dos ruletas para el control del volumen del juego y de la voz de nuestros compañeros tienen más recorrido, lo que nos permite regular mejor el volumen de cada elemento.

Sonido

En lo que respecta al sonido, los Stealth 600 Gen 2 continúan una línea muy similar a la vista con sus predecesores. Los altavoces de 50 mm con imanes de neodimio cuentan con una respuesta de frecuencia de 20Hz – 20kHz lo que, en la práctica, se traduce en un sonido de calidad que es capaz de llegar distribuido por varios canales para permitirnos distinguir sin problemas la dirección de los disparos, los pasos o ruidos concretos sin que eso afecte a la calidad o distorsión de la música de fondo o las voces de nuestros amigos en el chat gracias al Superhuman Hearing. Además, los cascos vuelven a ser compatibles con la tecnología Windows Sonic que potencia el sonido envolvente virtual y el 3D sin distorsiones tanto en videojuegos como en películas.

Durante las pruebas hemos jugado varias partidas a Sea of Thieves, Forza Horizon 4 y Halo 5: Guardians para probar el sonido en distintos ambientes y el resultado nos ha gustado mucho. Dónde más hemos notado las diferencias ha sido en el modo multijugador de Halo 5 y es que nos ha sido más sencillo identificar la dirección de los pasos y disparos enemigos con estos auriculares que con el mismo modelo de primera generación.


Conclusiones de los Stealth 600 Gen 2

Lo que, en principio, parecía un cambio de diseño menor, ha resultado ser una mejora interesante respecto al modelo original. Las mejoras en el diseño de las almohadillas y el aumento en la calidad del micrófono y del sonido convierten a los Stealth 600 Gen 2 en una opción muy interesante para todos aquellos jugadores de Xbox que quieran estrenar la nueva consola (o continuar con su Xbox One) con unos cascos que no superen la marca de los 100€.

FantasyTienda: Figuras, merchandising, juegos

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.