A pesar de haber jugado a casi todas las entregas de Pokémon, no es que me considere el fan más acérrimode la saga. Capturar y entrenar sus bichillos para ser el campeón de La Liga siempre me ha parecido divertido, y su mundo suele ser la mar de entrañable, pero a la hora de la verdad hay que reconocer que la franquicia se ha convertido en un JRPG bastante sencillo y tradicional, con una dificultad muy suave que parece destinado al público infantil o casual, a pesar de que todo apunta a que la mayoría de sus jugadores son los que empezaron a jugar en Gameboy y ya tienen unos cuantos años a sus espaldas. Es por eso que la saga, aunque la he disfrutado, no está entre mis favoritas y creo que podría ser mucho más. 

Hay desarrolladores que simplemente no centran la jugabilidad en un reto difícil de superar, que te obligue a emplear horas extra de juego en grindear o subir de nivel para poder estar a la altura. Y GameFreak es un gran ejemplo de ello, ya que de forma gradual las entregas de Pokémon han ido añadiendo más y más facilidades al jugador para que la aventura se pueda completar sin grandes aprietos, haciendo que por ejemplo todos los pokémon compartan la experiencia ganada, o dejándote claro qué tipos de pokémon son más o menos débiles directamente en batalla, como ya incorporó Sol y Luna.

Por supuesto, esto no es bien recibido por todos los jugadores. La comunidad de Pokémon es grande, enorme. Me atrevería a decir que la mayor dentro de los videojuegos. Y es natural que haya partidarios de la idea de un pokémon rompedor, con una dificultad alta, que no te facilite las cosas. Más innovador y arriesgado. Y parece que con esta entrega estas dos ideas han chocado bastante fuerte.

La polémica de la NationalDex

Tras las primeras imágenes en movimiento de Pokémon Espada y Escudo, los jugadores se preguntaron si esta nueva entrega tendría todos los pokémon anteriores hasta la fecha, es decir, la llamada Pokédex Nacional. Fue entonces cuando, Junichi Masuda, productor de la saga, declaró para Famitsu que tras sopesarlo deliveradamente, no se introducirán los más de 800 pokémon anteriores en esta nueva entrega, quedando con ello defraudada gran parte de la comunidad de Pokemon. Tanto fue, que se creó una especie de movimiento de odio contra el juego y contra sus desarrolladores por parte de los fans más extremistas. Masuda defendió la idea argumentando que no se había añadido todos los pokémon anteriores para poder trabajar mejor los modelos y animaciones desde cero, para que estuviesen a la altura de la nueva consola con una mayor potencia, Finalmente estas afirmaciones han sido contradichas hace unos días por la comunidad de Pokémon, ya que incluso antes de la salida oficial del juego, algunos jugadores han creado videos comparativos mostrando que las animaciones están reutilizadas de otras entregas, concretamente de 3DS, e incluso han llegado al punto de acceder a los modelos 3D mediante datamining para comprobar que, efectivamente, son los mismos que se usaron en 3DS. Hay que decir que esta práctica es bastante común dentro del mundo de desarrollo de videojuegos, pero definitivamente choca con las afirmaciones del propio Masuda.

Toda esta auténtica telenovela ha creado mucha polémica, llegando a conseguir el Trending Topic en Twitter los hashtags de #BringBackNationalDex y #GameFreakLied,con multitud de jugadores llenos de ira quejándose no solo de modelos y animaciones, si no también poniéndose quisquillosos con otros temas como las texturas del juego, resolución, fluidez y demás temas técnicos. Se puede entender la frustración, sobretodo por romper esa promesa de emplear el tiempo en realizar mejores animaciones y modelos, pero lo ocurrido ha llegado demasiado lejos, llegando al acoso y exigiendo despidos. Sí, yo soy el primero que ve la saga demasiado acomodada y poco propensa a arriesgar, pero Pokémon nunca ha sido una saga puntera, y parece estar demasiado centrada en los nuevos jugadores y la accesibilidad que en suponer un reto para jugadores avanzados. Y tampoco podemos negar que poco a poco está incorporando muchas ideas bastante jugosas que mejoran gradualmente la saga, como los intercambios online, las transformaciones especiales, o sin ir más lejos las nuevas incorporaciones que recibe esta entrega. Dicho todo esto, ahora podemos comenzar el análisis de Pokémon Espada y Escudo.

Hazte con todos (otra vez)

Esta octava generación está considerada como la primera de la saga troncal en llegar a una consola de sobremesa. Y aunque esto es muy relativo, ya que Switch es prácticamente una consola portátil con conexión a la TV, y las consolas portátiles son cada vez más potentes, si que podemos afirmar que este es el pokémon con mejor apartado técnico hasta la fecha, con mejores opciones para conectar y jugar con gente de todo el mundo, y la primera que ha incorporado zonas del mapa grandes donde poder explorar libremente. Pero eso lo trataremos más adelante.

Comenzaremos, como viene siendo ya tradición, eligiendo la foto que representa a nuestro joven entrenador o entrenadora de entre varios estilos. Nuestro protagonista va a comenzar su aventura pokémon junto con su buen amigo Paul, el que hará de rival en esta entrega, y la primerísima tarea de ambos será recibir uno de los tres nuevos pokémon iniciales: Sobble, una ranita bastante asustadiza, Scorbunny, una especie de conejo lleno de energía, y Grookey un simpático monete que le encanta hacer ritmos con un palo. Si aún no os habéis decantado por uno de estos tres os aviso que os va a costar, porque los tres están llenos de personalidad y son de lo más adorables. Hasta aquí más o menos lo de siempre, ya sabemos que GameFreak hace el comienzo de la aventura con plantilla. De aquí pasaremos a dar nuestros primeros pasos en nuestra aventura pokémon, conociendo diferentes personajes relevantes para la trama y recorriendo la nueva región de Galar, que toma de referencia Inglaterra y lo ambienta con una temática anglosajona la mar de resultona. No sólo las ciudades y sus rutas están detalladas con un estilo rural de lo más simpático, si no que los propios pokémon también tienen referencias a la cultura de Inglaterra. 

Espada y Escudo rescatan los gimnasios de toda la vida tras el cambio que hubo en Sol y Luna, pero dándole un enfoque más deportivo: ahora los gimnasios son enormes estadios llenos de público, y los entrenadores irán vestidos para la ocasión con prendas deportivas. Todos estos gimnasios nos pondrán a prueba no solo con combates, si no que también realizaremos pequeñas pruebas similares a lo que vimos en Alola. Cabe destacar los rivales de cada gimnasio, que se les ha dado más protagonismo que nunca y están llenos de personalidad.

La nueva forma Dynamax y la incursiones

Una de las novedades más destacables de esta nueva entrega son las formas Dynamax, algo así como evoluciones temporales similares a las formas Z de anteriores pokémon, que permiten a nuestros bichejos aumentar enormemente su tamaño durante tres turnos para combatir. Ya sabemos que a los japoneses eso de que monstruos gigantes se peleen les flipa. La salud máxima del pokémon aumentará con ello, y los ataques cambiarán a versiones más potentes, dejando incluso efectos extra que en la forma normal no están disponibles.  Además algunos pokémon podrán Gigamaxizar, que viene siendo lo mismo que Dinamaxizar pero cambiando de forma físicamente, similar a las megaevoluciones anteriores.

Esta nueva pseudo-evolución la utilizaremos sobretodo en dos puntos: Los combates en los estadios y en las nuevas incursiones, que se toman de Pokémon Go para añadir una experiencia cooperativa a esta nueva entrega. Para acceder a estas, tendremos que buscarlas repartidas por el mapa de la nueva zona Área Silvestre, y en ellas podremos participar tanto con la ayuda de entrenadores manejados por la IA del juego como con jugadores reales en combates de cuatro contra uno, en el que el pokémon enemigo será gigante. Nuestros pokémon también podrán Dinamaxizar, pero solo tras el paso de unos cuantos turnos, y a pesar de ello algunas de estas incursiones pueden ser bastante complicadas si no poseemos un equipo preparado. La pega (o la ventaja, según se mire), es que no hay límite de nivel a la hora de unirnos con otros entrenadores, de manera que podemos hacer equipo estando a nivel 15 con un entrenador que posea un equipo de 100, lo cual supone que el enemigo caiga de un golpe… Rompiendo con ello un poco la magia de la incursión. Al vencer, además de conseguir objetos de todo tipo, podemos capturar al pokémon enemigo, pero ojo, que solo hay una oportunidad.

A parte de estos combates, también podremos disputar combates a dos contra dos que siguen siendo tan divertidos como siempre, brillando sobretodo en el online, donde adquiere un componente estratégico bastante interesante.

Descubriendo el Área Silvestre

La zona Área Silvestre que comentábamos anteriormente es otra interesante incorporación a la saga. Se trata de un área muy amplia que nos permite movernos libremente y rompe esa idea de pasillos conectados que son las clásicas rutas de pokémon. En ella encontraremos pokémon de todo tipo, ya que dentro de esta área existen diferentes biomas, como zonas nevadas, boscosas o lluviosas, de modo que los pokémon cambiarán en función de ello además por supuesto de la hora en la que juguemos. Por otro lado, habrá que ir con cuidado, ya que los pokémon del Área Silvestre los encontraremos de todos los niveles, haciendo que nos podamos topar con un Onix que nos saque bastantes niveles y sea casi imposible vencer, por poner un ejemplo.  Aunque accedemos a esta área desde los primeros minutos del juego, no podemos profundizar en ella al inicio. No será hasta que nos alcemos como campeones de la Liga que podamos sacarle el máximo partido, en la que podremos encontrar tanto pokémon nuevos como de otras generaciones. Que por cierto, en esta ocasión y al igual que pasaba con Pokemon Let’s Go, ahora podremos ver físicamente a los pokémon pululando entre la hierba o nadando en el agua, creando con ello una experiencia más realista de vivir entre pokémon. Además, esto permite que sea mucho más sencillo encontrar las especies que nos interesan. Por fin podemos decir adiós al pesado sistema anterior de combates aleatorios que se basaba en porcentaje de probabilidad.

Otra interesante novedad es que dentro de esta nueva área podremos toparnos con jugadores de todo el mundo, como si fuera un MMORPG, si tenemos la conexión online activada. Podremos ver jugadores de todo tipo yendo de un lado para otro, y si hablamos con ellos nos regalarán todo tipo de objetos. La pega de esta idea es que suele ralentizar bastante la consola, hasta tal punto que a veces se nos ha congelado el juego unos segundos.

A pesar de la nueva zona, es innegable afirmar que esta nueva aventura vuelve a ser completamente lineal. No podremos desviarnos nunca del trazado que el juego nos obliga a seguir, algo que muchos jugadores llevan deseando desde hace unas entregas. Quizás para la próxima vez tengamos un mundo abierto real.

No todo son combates

¿Que queremos descansar un ratito de tanto viajar? No hay problema, ya que con la nueva función de Pokecampamento, ahora podremos montar una tienda de campaña en cualquier momento para poder interactuar con nuestro equipo pokémon y participar en minijuegos: Por un lado, tenemos la posibilidad de jugar con nuestros pequeños monstruillos de varias formas, como lanzandoles una pelota para que vayan a recogerla, que viene a sustituir el minijuego anterior de alimentar con bayas a los pokémon. Por otro lado, podemos cocinar utilizando los ingredientes que recojamos a lo largo de la aventura, y para ello tendremos que calentar y remover la comida para que el plato quede en su punto. Dependiendo de cómo lo hagamos y los ingredientes utilizados, nos saldrán platos distintos que tanto el entrenador como nuestros pokémon podrán comer para obtener algo de experiencia. Si encontramos tiendas de campaña en el Área Silvestre de otros jugadores, podremos entrar a visitarlos, nuestros pokémon jugarán con los suyos, e incluso podremos cocinar junto a los demás entrenadores. Una función bastante maja que nos recuerda que Pokémon no es todo combatir, si no que también se puede disfrutar de las pequeñas mascotas pasando un rato agradable con ellas.

Se ha incorporado una función para esos pokémon que tenemos “aparcados” en las cajas del PC como otra de las novedades. Ahora podremos mandar a estos pokémon a realizar Poke-Trabajos, misiones en las que nos pedirán cierto tipo de pokémon y que tendremos que enviar durante un número determinado de tiempo. Cuanto más tiempo trabajen, más experiencia conseguirán. 

No podemos olvidarnos de la personalización de nuestro entrenador: Como viene siendo ya tradición desde algunas entregas, podremos visitar tanto tiendas de ropa como peluquerías para cambiar nuestro look entre un montón de opciones. Incluso podremos comprar diferentes atuendos deportivos para las competiciones en los estadios. También podemos personalizar nuestra tarjeta de entrenador, eligiendo entre una variedad de gestos y poses para que nuestro avatar luzca estupendo cuando intercambiemos estas tarjetas con otros jugadores.

La octava generación se queda sin los antiguos pokémon

Respecto al diseño de los nuevos pokémon, siguen la estela de Sol y Luna, con especies más destacables y originales que otras, pero consiguiendo un buen conjunto. Los tres iniciales nos han resultado muy simpáticos, y las nuevas formas de Galar, que son similares a las formas Alola de Sol y Luna, son la mar de resultones, como Weezing o Meowth por poner unos ejemplos. Como ya adelantabamos al comienzo del artículo, no podremos capturar a los más de 800 pokémon anteriores, pero por suerte sí que encontraremos alguna que otra especie anteriormente conocida en Galar desde el principio del juego, como Vulpix u Oddish. Esto por lo tanto imposibilita de cualquier forma que traspasemos nuestros pokémon de otras entregas a Espada y Escudo. Ni siquiera es compatible con el servicio Pokébank que nos servía para almacenar y compartir entre juegos pokémon de diferentes versiones.

En esta entrega la experiencia conseguida en batalla se repartirá entre todos los pokémon del equipo, aunque no hayan participado, y es una función que no podemos desactivar como si ocurría en Sol y Luna. Personalmente, me parece bastante acertado, ya que tener que subir uno a uno el nivel de los pokémon llevaba una eternidad, y acababa obligando a los jugadores a hacer truquillos, como empezar el combate con el pokémon de nivel bajo para que subiese niveles rápidamente, un sistema  que resultaba farragoso y antinatural.

Pokémon: Más vivos que nunca.

Entrando al tema del apartado técnico, hay que recordar que tanto los modelos como las animaciones de los pokémon de otras entregas han sido reutilizados de otros juegos. Ahora bien, ¿es esto un problema grave? Sinceramente, no. Por un lado, los modelos 3D de los pokémon lucen bastante bien. De hecho, podemos decir que esta entrega es la que mejor los presenta. Podemos ver todos los detalles de cada Pokémon, y el nuevo acabado cell-shading que se le ha dado en esta entrega luce mejor que nunca. 

Otra cosa distinta son las animaciones. Algunas si que denotan personalidad, como los ataques especiales de ciertos pokémon, mientras que otras son animaciones muy sencillas, como por ejemplo que el pokémon de un saltito para simular el ataque “doble patada” por ejemplo. Esto tiene su explicación, y es que sería un trabajo titánico hacer animaciones de todos los ataques disponibles para cada pokémon, de modo que muchos ataques cuentan con animaciones “genéricas” para que se puedan reutilizar entre diferentes especies. Así que como decimos, en este aspecto una de cal y otra de arena. Hay animaciones bien detalladas y otras que resultan demasiado simples y anticuadas.  Pero si dejamos a un lado los pokémon, los humanos cuentan con animaciones bastante completas, como los gestos de los entrenadores rivales y líderes de gimnasio, y nuestro entrenador resulta muy carismático con la forma en la que se mueve entre la hierba o sus gestos en batalla.

Las rutas y ciudades de Galar están llenas de vida también, con muchos detalles que lo hacen muy autentico, destacando como ya comentábamos ese aire anglosajón que impregna toda la nueva región. No está carente de pequeños problemas, ya que además del problema de ralentizaciones que adelantaba antes al jugar en modo online en el Área Silvestre, también nos percataremos de un claro caso de popping, que aunque se ha intentado solucionar haciendo que elementos como pokémon u otros entrenadores aparezcan con una animación vistosa, el problema de toparnos con un pokémon de frente de repente sigue ahí.

He de mencionar también en este apartado la interfaz del juego, que sigue la estela de Let’s Go y que nos ha parecido estupenda. Clara, limpia y con textos grandes que se pueden leer sin problemas tanto en portátil como en la televisión, sin duda un punto muy positivo para Espada y Escudo.

Respecto a la banda sonora del juego, en resumen podemos decir que rezuma estilo pokémon por todos lados, con temas que con solo escucharlos ya sabemos que provienen de esta franquicia. Por supuesto, escucharemos temas de todo tipo, incluyendo reinterpretaciones de canciones clásicas. La traducción, por otro lado, cuenta con la gran calidad que nos tiene acostumbrados desde siempre, con referencias a la cultura española bastante divertidas.

Conclusión

Puede que Espada y Escudo no sea la revolución que muchos jugadores esperaban, pero sin duda es una de las mejores entregas (personalmente la mejor) que GameFreak nos ha brindado. Es un pasito más al Pokémon con el que gran parte de su comunidad sueña, y que probablemente en algún momento recibamos. Mientras tanto, tenemos con Espada y Escudo un juego muy divertido, completo, y que nos da muchas posibilidades para disfrutar de nuestros pequeños monstruos de bolsillo, pero que al mismo tiempo no está carente de problemas técnicos, como ralentizaciones, popping, o escenarios excesivamente vacíos. Estos problemas no son realmente serios, y siguen permitiéndonos disfrutar de un título realmente bonito y entrañable. Y si echamos en falta algo más de dificultad, el online nos va a dar doble ración, dejando claro nuevamente que el metajuego de la saga es bastante profundo, y los jugadores saben aprovecharlo muy bien. ¡Nos vemos por Galar!

 

FantasyTienda: Figuras, merchandising, juegos

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.