Parece mentira que un juego tan grande en cuanto a personalización y variables a tener en cuenta siga creciendo con el tiempo, y continúe maravillándonos con cada inclusión nueva. Esto es lo que ocurre en este caso con Planet Zoo, que vuelve a actualizarse para volver a incluir más contenido, más variedad para jugar y construir, más personalización y, en definitiva, más calidad.

Estamos ante el segundo DLC de pago de Planet Zoo después del Arctic Pack lanzado a finales de diciembre, que fue una inclusión bastante grande centrada en el ámbito más frío del globo. En esta ocasión nos dirigimos justo al otro extremo del clima con este South America Pack, donde podremos tener acceso, entre otras muchas cosas, a nuevos animales como son el jaguar, mono capuchino, oso hormiguero gigante, rana de ojos rojos y la siempre simpática llama.

Mucho más que un DLC de pago

A la vez que se lanza un DLC se le acompaña con un parche que soluciona errores y mejora la calidad del juego base: con Arctic llegó la 1.1.0 y ahora con South America pasamos a la 1.2 (ya parcheada a la 1.2.1 con algunos fallos que arreglaron tras el lanzamiento oficial), por lo que el juego está en constante revisión y remodelación, atendiendo a los problemas que surgen y reportan los usuarios para pulir la experiencia final.

Entre las cosas que incluye la actualización encontramos nuevos niveles de dificultad, posibilidad de localizar la genealogía de nuestros animales, cambios en la felicidad de los asistentes y comportamientos de los cuidadores, que ayudan a mejorar el grado de satisfacción de los visitantes y la calidad de vida de los animales. También se incluyen paneles de cristal que cumplen una función vital tanto en la conservación de los animales como en el disfrute de los ojos que los contemplan.

Entrando en las especificaciones del DLC

Después de haber mencionado brevemente las inclusiones de la versión 1.2 me gustaría pararme a hablar de lo propio del DLC de pago. Como era de esperar tenemos nuevos animales disponibles para cuidar por lo que también se incluyen entornos y nuevas costumbres y tareas que debemos adaptar a sus necesidades. La lista de los cinco animales disponibles es la siguiente: el majestuoso jaguar, los siempre juguetones monos capuchinos, el implacable oso hormiguero gigante, la escurridiza rana de ojos rojos y la fielmente aclamada llama.

Pero la cosa no queda ahí ya que como hemos mencionado arriba no solo se incluyen nuevos animales, sino que disponemos de todo un arsenal de nuevos elementos para crear el hábitat adecuado para nuestros animales: por mencionar algunos de ellos entre las más de 250 nuevas adiciones disponibles, podemos construir espacios de jungla con bambú y civilizaciones antiguas, zonas de musgo o entornos áridos específicos que estarán delimitados con paneles de cristal para no perder detalle de la nueva vida que ofrecemos en nuestras instalaciones.

También se hacen notar los cambios en el personal, pudiendo conocer el desempeño de cada empleado (algo que antes era bastante caótico de averiguar), mejorando su trabajo al poder correr bajo situaciones críticas tales como alimentar animales o priorizar el orden a la hora de rellenar los comederos por cercanía entre sí en lugar de por cercanía a la puerta. También se ha editado el grado de satisfacción de los visitantes, mostrando datos referentes al precio de la entrada, su gusto por los animales, la manera de vislumbrar el recinto (basura, vandalismo, hábitats…) y su seguridad tanto con las instalaciones como con problemas de robos.

Ahora podemos conocer más datos, como el grado de educación de nuestros clientes o cuánto tiempo visitan cada zona. Esta información también se verá ampliada en las audioguías, reflejando por ejemplo cuántas se han vendido anteriormente. El grado de detalle es tan amplio que podríamos profundizar de muchas maneras en todos estos cambios añadidos.

Nuevos animales, nuevas necesidades

Es innegable que los animales que hemos mencionado anteriormente requieren de un hábitat diferente a los que hasta ahora hemos tenido, por tanto se incluyen nuevos métodos para conseguir que estos animales estén cómodos y podamos ofrecerles un entorno similar al de su lugar de origen. Al igual que disponemos de piedras con musgo o zonas arenosas que son como mansiones para las termitas, nuestro personal también debe ser un profesional en los entornos a tratar, por lo que necesitaremos nuevas especificidades en nuestra plantilla.

No solo tenemos que poner atención al entorno, ya que la fisionomía de estos animales así como los problemas que pueden sufrir son un aspecto fundamental a tener en cuenta, además de sus pautas de nutrición y comportamientos especiales. En este aspecto Planet Zoo vuelve a sorprendernos con todas las variantes disponibles, que siguen maravillando a aquellos que disfrutan con cada personalización.

Conclusión

Es fácil llegar a pensar que es muy caro pagar 9,99€ por simplemente cinco especies diferentes de animales que bien podrían haber sido incluídas dentro de las actualizaciones gratuitas, pero South America Pack nos brinda mucho más que eso. La reinvención constante del personal, los nuevos elementos para nuestros entornos, las más de 250 nuevas personalizaciones disponibles, selección de dificultad dependiendo de nuestro grado de exigencia… Estamos ante una mejora significativa, DLC tras DLC, con la que podemos contribuir a que se siga lanzando contenido de manera periódica, aportando también valor a aquellos que compraron el juego base ya que con cada DLC se lanza un parche con mejoras de forma gratuita para todos los jugadores.

Hace tiempo analizamos el juego base y su increíble capacidad de personalización

FantasyTienda: Figuras, merchandising, juegos

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.