Outer Range

La nueva serie de Amazon Prime Video intenta reunir dos modelos narrativos que, habitualmente, no suelen maridar demasiado bien: la intriga sobrenatural y los vaqueros del oeste estadounidense.

En este caso estamos en el estado de Wyoming. Allí hay dos familias, los potentados Tillerson y los humildes Abbott, que tienen un conflicto de lindes. Las autoridades del estado, presuntamente untadas por los Tillerson, resuelven que son éstos quienes tienen razón… los Abbott tienen que abandonar un terreno que supone la mitad de todo su pasto. Por si esto fuera poco, también en terreno de los Abbott, aparece un misterioso agujero sin fondo en el que todo entra y nada sale… Un fenómeno sobrenatural de aparición tan repentina como la forastera Autumn (Imogen Poots), aparente conocedora de alguna de las claves de este misterio.

‘Outer range’ se muestra como una serie de fondo apasionante, pero de forma imperfecta

¿Qué es este agujero? ¿Quién es Autumn y qué pretende? ¿Recuperarán los Abbott de alguna manera el terreno en disputa con los Tillerson? Y todo lo que ha entrado en ese agujero… ¿qué pasa con todo ello?, ¿aparecerá alguna vez?, ¿será esto un problema para los Abbott?

La trama posee elementos intrigantes y de mucho interés. Los personajes tienen fuerza y las interpretaciones están a la altura. El patriarca de los Abbott está maravillosamente interpretado por Josh Brolin. Y, visualmente, la apuesta por la calidad es más que evidente como muestra una posproducción de calidad. Pero la serie también tiene sus problemas.

Un problema de ritmo

El principal es su ritmo. La serie se asienta sobre dos almas difíciles de conciliar: por un lado, el reposado paisajismo vaquero y, por otro, la supuestamente trepidante intriga sobrenatural. Ambas almas poseen (y exigen) ritmos distintos que, aquí, se han decidido unificar a partir del reposado paisajismo. Esto hace que todo se mueva con una lentitud exasperante, provocando escenas tan incoherentes como chocantes.

Los personajes son víctimas de este ritmo pues, aún con sus lógicas familiares bien establecidas, están demasiado condicionados por su relación con el omnipresente patriarca Royal Abbott (Josh Brolin) como para adquirir una personalidad propia -con la excepción, quizás, de la benjamina de la familia, Amy Abbott (Olive Abercrombie)-. Y es que sin Brolin en pantalla las pulsaciones bajan aún más, con un reparto tan amplio la dependencia del personaje de Brolin en estos primeros dos capítulos es abrumadora.

Una serie a seguir, pero con cautela

De forma que ‘Outer range’ (Amazon Prime Video) se muestra como una serie de fondo apasionante, pero de forma imperfecta que en esta primera tanda de capítulos no ha sabido ser clara en cuanto a su propuesta e intenciones.

Creada y escrita por el joven dramaturgo -y novato show-runnerBrian Watkins, cuenta en la dirección con el prometedor Alonso Ruizpalacios. La serie tiene ocho episodios de una hora cada uno de duración, y se estrenarán las nuevas entregas cada viernes hasta completar la serie.

Josh Brolin ha conseguido que la anotemos en las series a seguir, si bien nos mostramos prudentes sobre cuán lejos ‘Outer range’ será capaz de llevarnos. Crucemos los dedos.

FantasyTienda: Figuras, merchandising, juegos
Filólogo, politólogo y proyecto de psicólogo. Crítico literario. Lector empedernido. Mourinhista de la vida.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.