Observer: System Redux nos lleva a revisitar la experiencia lanzada en 2017. El equipo polaco de Bloober Team nos tiene acostumbrados a juegos de este estilo. Reconocido por Layers of Fear y Blair Witch entre otros, este juego hará que la espera para The Medium no sea tan larga.

Esta nueva versión de Observer nos trae ciertas mejoras, no tan solo el aspecto gráfico renovado. A pesar de que solo hace 3 años de su lanzamiento, el apartado técnico queda de lujo con esta mejora. Además de ello tendremos nuevas misiones así como ajustes adicionales que nos ayudarán en nuestra aventura.

¿Pero esto no es un poco como Blade Runner?

Al comenzar nuestra aventura estaremos en la piel de un detective privado de élite llamado Daniel Lazarski, y nos recordará mucho a algo anterior. Concretamente estamos hablando de Blade Runner y el papel espectacular de Harrison Ford dentro de un coche similar. Nuestro personaje está doblado por el ya fallecido Rutger Hauer, esas míticas lágrimas en la lluvia de Roy Batty que nosotros tuvimos el placer de oír gracias al doblaje de Constantino Romero. Bendita nostalgia.

Cuando consigamos desprendernos de esa sensación, nos pondremos manos a la obra. Nuestro deber como Observer es localizar a sujetos para meternos en su mente, para esclarecer hechos. No importa si estos sujetos están vivos o muertos, ya que nuestra mente es tan privilegiada que no afecta ese detalle. El primer aviso es el de un asesinato en un edificio de apartamentos donde, casualmente, la víctima no es otra que nuestro propio hijo.

Un edificio digno de ser un laberinto

Pasaremos la mayor parte del tiempo deambulando de un lugar para otro en el edificio, repleto de recovecos y estancias. La verdad es que es un edificio bastante amplio, más parecido a un laberinto que a un edificio al que estemos acostumbrados. Es gracioso porque a veces me recordó a las aventuras de Astérix y Obélix vagando por la casa que enloquece. Entre tantas plantas, sótanos y demás, podemos ver que el ambiente es bastante claustrofóbico, llegando a agobiarnos la mayor parte del tiempo que pasemos deambulando. La ambientación nos atrapa de una manera muy absorbente y nos hace meternos de lleno en la aventura.

Nuestra visión puede llegar a detectar dos tipos de pistas diferentes: buscaremos pistas biológicas y pistas digitales. Para conseguir toda la información necesaria debemos repasar las estancias, así como entrevistar a los personajes e intentar meternos en sus mentes. Algunos individuos nos ofrecen una visión más típica de una pesadilla que de unos simples recuerdos. La sensación de pesadilla le viene al pelo al equipo, que como anteriormente mencionamos hicieron las delicias de más de un jugador con Layers of Fear.

Toques de aventura gráfica, pero no mucho

Si bien Observer: System Redux podría encasillarse en este género, los puzzles no son demasiado complicados. Quizás es que antes eran muy enrevesados, o es que ahora se ha decidido rebajar la curva para ajustarlo a los estándares de ahora. Lo que sí es cierto es que algunas pistas se nos pueden resistir, así como ciertas contraseñas o el desconocer dónde pueden sernos útiles.

El entorno es bastante grande, y no todo es explorar e investigar. Habrá momentos de tensión y acción, además de tramos de sigilo que quizás algunos jugadores puedan ver como algo fuera de lugar. A pesar de todo, para mí no empaña la idea del juego ya que no se hace un uso excesivo de ello. En esta versión Redux se han retocado y son más accesibles, un punto a su favor para la reedición.

La historia cyberpunk no sorprende ni despunta, aunque está bien llevada. No se caracteriza por tener un trasfondo brutal o giros de guión, pero sí que es cierto que quizás se esperaba más de Bloober Team por sus trabajos anteriores. En esta versión Redux se han añadido tres nuevas misiones que a mi parecer son interesantes, con ideas nuevas y algo más complejas.

Las misiones secundarias ayudan a alargarlo

Hay muchos juegos que o bien caen en el fallo de no incluir misiones secundarias, o bien no son optativas, o son muy repetitivas. En el caso de Observer: System Redux las misiones secundarias son bastante interesantes, teniendo que rebuscar entre todos los recovecos para completarlas. También ayuda que los individuos que pueblan el edificio sean tan peculiares y queramos interactuar más con ellos. Algunos son demasiado excéntricos para ser catalogados como personas normales, pero en el año 2084 habría que ver a más de uno, sobre todo viendo el presente.

El menú de las misiones sigue siendo un tanto lioso, y podrían haberlo arreglado con esta revisión pero se ve que han decidido dejarlo tal cual estaba. Otra cosa que no han tocado es la interacción con los objetos, que no puedes estar ni muy lejos ni muy cerca para poder interactuar con ellos. Al principio es algo frustrante, luego ya te acostumbras y tampoco duele tanto. Sí que es verdad que el fallo de no acercarnos al punto exacto puede inducir a error, pudiendo pasar por alto ciertas investigaciones. Probablemente nos toque darnos un paseo de más en alguna ocasión.

Los detalles de la nueva generación

El lavado de cara que ha recibido Observer: System Redux es digno de admirar. Yo lo he disfrutado en PC pero me consta que para PS5 han hecho implementaciones con el DualSense. El mando se adapta al escenario en ciertas ocasiones, así como los gatillos y su implementación. En PC tenemos nuevas texturas amoldadas a la época, una iluminación asombrosa y efectos nuevos como lluvia, niebla o humo.

También se incluye el sistema ray tracing, escenarios más detallados y personajes con animaciones nuevas o remodeladas. Tanto para XBOX como para Playstation se incluyen modos específicos para sacar lo mejor de cada aspecto. Las resoluciones llegan hasta los 4K, algo importante en los tiempos que corren.

Conclusiones

Observer: System Redux es una renovación de un juego que ya fue bueno hace unos años, pero que se adapta de miedo a las nuevas tecnologías. Gracias a esta jugada, los gamers que no pudieron disfrutarlo con anterioridad tienen la posibilidad de darle una oportunidad.

FantasyTienda: Figuras, merchandising, juegos
Mi primera Atari daba calambres cuando intentabas cambiar el juego; así es como juegas mejor. Devoro libros en transportes públicos o en mi cama de noche, y siempre estoy escuchando música.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.