Metal Gear Solid

Este artículo, publicado originalmente en 2008 en nuestra extinta web hermana Metal Gear System, pretende reflexionar sobre lo que la saga Metal Gear ha aportado no sólo al mundo de los videojuegos, sino a todos nosotros como personas. La obra maestra de Hideo Kojima trasladada a un sentimiento.

Una vida junto a la serpiente

Como dijo una vez Snake:
La vida no se trata de sólo pasar tus genes. Podemos dejar mucho más que sólo ADN, a través de las palabras, de la música, la literatura, y las películas… lo que hemos visto, oído, sentido… rabia, alegría, tristeza… éstas son las cosas que heredaremos o pasaremos. Eso es por lo que vivo. Necesitamos pasar la antorcha y dejar que nuestros hijos lean nuestra desordenada y triste historia con su luz. Tenemos toda la magia de la era digital para hacerlo.
La raza humana probablemente llegará a su fin algún día, y nuevas especies podrán gobernar este planeta. La tierra podría no ser, o estar aquí para siempre, pero aún así tenemos la responsabilidad de dejar tantos restos o rastros de vida como podamos.
Construir el futuro, y mantener el pasado con vida son una y la misma cosa.

En vísperas de la última entrega de la que ha sido, la saga de videojuegos más importante de mi vida, he decidido redactar todo aquello que pasa por mi cabeza con respecto a esta magnífica creación.

Metal Gear NES

Muchos hemos reído, llorado, sufrido y disfrutado con Metal Gear y todo lo que ese nombre implica. Muchos hemos descubierto un gigantesco mundo creado por un hombre que quería ver más allá, que siempre quiso estar un paso adelante, un hombre que transformó un aparato electrónico, en la proyección del más grande de sus sueños.

Hoy seguimos siendo muchos los que aguardan la llegada de una última experiencia junto a Solid Snake, esperamos por respuestas a incógnitas que han rondado por nuestras cabezas durante años, esperamos volver a sentirnos parte de una historia tan sublime como el más perfecto de los poemas.

Comenzaré con la primera de las palabras mencionadas en el título de este artículo, historia, utilizaré las tres seleccionadas para analizar los puntos individualmente, no esperen un análisis del videojuego, no les daré eso, sino, algo que podría llegar a denominarse una reflexión.

Una historia

Dijo Solidus:
Todo lo que quiero es ser recordado, por otras personas, por la historia. […] Quiero que mi memoria, mi existencia permanezca en el tiempo.
Ese será mi legado, mi marca en la historia.

Cuando hablamos de Metal Gear Solid, hablamos de un mundo único, tejido con finas telas que se entrelazan para formar un todo, hablamos de una narración que ha capturado a miles de personas encerrándolas en un poso repleto de incógnitas y secretos, hablamos de una metáfora gigantesca sobre cómo existimos, porqué y cuál es el sentido que damos a esta existencia.

Hideo Kojima decidió hace mucho tiempo traspasar su percepción de la vida, a la “vida” de unos personajes creados en base a sus ideas, entregó su pensar a miles de códigos que gradualmente se transformaron en el juego con el cual muchos fanáticos se han deleitado, él fue quien habló sin temor alguno de los cambios que la actualidad posee, presentándola a nuestros ojos como una espectacular creación interactiva, que perdurará en nuestra memoria por siempre.

Todo comenzó con la unión de Kojima en 1986 a Konami como diseñador. Su trabajo en un principio no fue algo ejemplar, de hecho creó y/o trabajó en varios juegos que nunca lograron el apoyo de los jugadores. Fue entonces, que, tras aquellos fracasos, puso manos a la obra para reivindicarse y organizó, como director de un nuevo proyecto revolucionario, la creación del juego que marcaría su vida, el primer Metal Gear.

Metal Gear Solid

Un año después de tomada la decisión, aquella primera entrega apareció en las tiendas. El título nos introduciría al querido Solid Snake, un soldado novato, sin mucha experiencia, que debería tomar una de las misiones más importantes de un reconocido grupo anti-terrorista, denominado Fox-Hound. Años después surgió la segunda entrega de la saga, Metal Gear: Solid Snake, ésta fue aclamada por la crítica y los jugadores, debido a las grandes novedades incluidas en el juego, como también, gracias a su irresistible y alucinante historia. Desde entonces, Hideo Kojima seguiría con un trabajo que lo catalogaría como uno de los directores de videojuegos más conocidos del mundo.

Finalmente, ocho años después de su último título para la MSX2, Kojima estrenaría el impresionante, y en esa época inigualable, Metal Gear Solid, juego que lanzaría al estrellato al director y a la empresa en que trabajaba. MGS fue el primero de la serie en utilizar un avanzado sistema de gráficos 3D, junto con un selecto grupo de actores, que darían voz y vida a los personajes, provocando en el juego un inevitable aspecto cinematográfico. Sucedió entonces, que una gran cantidad de fanáticos se interesó por una historia magníficamente elaborada, la cual, hasta el día de hoy mantiene su fama y, que gracias a los mismos fans, sobrevivirá.

Y así, como alguna vez Solidus deseó, la historia de Metal Gear, el relato de Kojima y de todos los que hicieron este proyecto posible, permanecerá en el tiempo, marcará la historia, será un legado que todos nosotros, quienes decidimos aceptar tal narración como parte de nuestras vidas, traspasaremos a quién deseemos que comparta la belleza tras aquellos gráficos, la hermosura de las palabras en cada diálogo, la sabiduría que nos ha entregado un hombre, a través de un control, un juego, una consola, y una pantalla.

Un Aprendizaje

Citando a Snake:
Sé que no tuviste mucho tiempo para elegir esta vez, pero todo lo que sentiste durante esta misión es tuyo, y lo que elijas hacer con eso, es tu decisión.

He tenido la suerte de conocer a muchos hombres y mujeres que han vivido la experiencia de Metal Gear Solid, personas que al igual que yo han habitado dentro de un mundo que no es el suyo, de una vida que les pertenece por el hecho de controlarla, pero que a su vez, refleja más que sólo un evento simple, una vida que tiene miles de significados.

Y quiero referirme con lo anterior, a que todos y cada uno de los que hemos vivido Metal Gear, tenemos ideas y percepciones distintas de lo que aquella realidad virtual ha aportado a nuestro existir, algunos sólo verán la carcasa exterior, un video juego más en un extenso catálogo, pero otros dimensionarán verdaderos significados, y como bien dijo Snake, harán de aquellos, lo que decidan.

Pero habrá algo que todo jugador deberá obtener sin tener la posibilidad de decidir aceptarlo o no. Al jugar cualquier título de la saga, existirá un “algo” que intrínsecamente el usuario hará parte de su experiencia, a ésto lo denominaremos aprendizaje, un aprendizaje que todos adquiriremos gracias a la gran cantidad de enseñanzas y moralejas que los Metal Gear poseen detrás de los diálogos y acciones de todos sus personajes.

Metal Gear Solid 3: Snake Eater | Fantasymundo

Hideo Kojima descubrió una forma de traspasar sus conocimientos y pensamientos de manera que todos los recibiésemos directa e indirectamente. Ésto se puede percibir con más claridad desde la primera entrega en 3D, Metal Gear Solid, en la cual podemos notar un poderoso intento por mostrarnos con cada personaje una enseñanza escondida tras la metáfora o dicha explícitamente en las palabras de los mismos, siempre tocando temas que hasta la actualidad tienen una importancia sin igual, las guerras, el armamento nuclear, y la ingeniería genética, adornados con sub-temas tan contundentes como la lealtad, la política, el amor, la traición, la confianza, y la amistad.

De esta forma continuó otorgando enseñanzas durante las entregas posteriores, cada una con un tema en cuestión distinto al anterior, pero sin perder un sólo hilo principal. Es este uno de los aspectos más rescatables de la saga, Kojima quiso dejar una enseñanza, tal vez no la más correcta, tal vez sí, pero lo hizo, no por él, sino, por y para nosotros, y es aquello lo que brinda a Metal Gear el gran valor moral que posee.

Solid Snake:
Un hombre fuerte no necesita conocer su futuro, crea el suyo propio.

Una Conclusión

Naomi Hunter:
Lo importante es que elijas tu vida, y luego vivas.

Creemos que Metal Gear aun tiene recorrido por delante, pero aún así, me gustaría finalizar este artículo con unas cuantas palabras. Metal Gear, y todo lo que aquel nombre pueda o no significar, es y será algo que no dejará insatisfecho a quien lo conozca, sea cual sea la forma de probarlo; leyendo análisis, libros y opiniones, viendo videos, películas de fans o simplemente a través de los comentarios de un amigo o conocido, siempre dejará un buen sabor que será difícil pasar por alto.

Mucho queda por hablar de esta historia, y mucho hablaremos, aquí y en cada lugar en el que una opinión pueda ser dada, espero pronto volver con más para ustedes, y recuerden, lo importante es elegir cómo vivir, y luego, vivir.

FantasyTienda: Figuras, merchandising, juegos

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.