Marvel Saga el Castigador 4. Madre RusiaEl cuarto volumen de Marvel Saga El Castigador, titulado Madre Rusia, publicado este mes de febrero de 2017 por Panini, recopila los números 13 a 18 de la serie Max Punisher. Os recomiendo para su lectura un bol de palomitas o vuestro sándwich favorito, y es que el trasfondo de la lectura me ha resultado muy digestivo.

Garth Ennis (Ghost Rider, Hellblazer) vuelve a la carga con un arco repleto de violencia, humor negro y palabras malsonantes. Le acompaña a los lápices el artista Dougie Braithwaite (Universo X, Paraíso X), correcto y funcional, sin ser un hot artist recrea bien la atmósfera bélica-militar de la aventura.

En esta ocasión Nick Furia recurrirá a Frank para una misión. La amistad entre hombres del género tipos duros es también una constante en la obra de Ennis y aquí la usará: Furia sabe que el Castigador es el hombre que necesita y Castle sabe que si Furia se lo pide es que él es el único que puede cumplir la misión. ¿De qué trata la misma? De recuperar un virus, uno terrible, devorador de carne humana, como si fuese un virus zombie, llamado Barbarroja. Barbarroja fue, por cierto, el compañero de aventuras de Elisabeth Bathory, y su rastro de sangre y canibalismo, entre otras aberraciones, es casi tan extenso como el de la condesa. Barbarroja fue también el nombre que Hitler dio a su plan para que el Eje invadiera la URSS en la II Guerra Mundial.

De alguna forma ambas referencias vienen a estar presentes en esta aventura: el virus devorador puede ser considerado un virus caníbal (aunque dicho sea de paso, apenas se ven sus efectos en la saga), y hay ciertas intrigas militares en torno a la antigua URSS.

Marvel Saga el Castigador 4. Madre RusiaEl creador del virus acabó inyectándolo en su propia hija, Galina, junto a un antígeno. Los rusos quieren rescatar el virus para fines bacteriológicos y Furia quiere que el virus sea aniquilado por el antígeno y la niña rescatada. Con las piezas así dispuestas en el tablero, Castle inicia su misión, aunque tendrá que tragar con un compañero, el Capitán Vanheim, quien se le atraganta al Castigador desde el principio, pues está más acostumbrado a trabajar solo. ¿Tendrá Vanheim su propia agenda o será un buen apoyo para Castle? ¿Lo manda Furia o los jefes de éste?

En medio de esta trama encontraremos a antiguos militares rusos, de la época gloriosa del KGB, hambrientos de glorias pasadas; a ex veteranos de Afganistán más interesados en desbancar a los anteriores; y la perversión personificada en el propio gobierno americano. Los atentados del 11S sacudieron al mundo y Ennis plantea unos USA capaces de sacar partido de esa situación: ¿por qué no infiltrar a algún espía en terreno yihadista, reclutar a unos cuantos terroristas y usarlos para organizar un atentado, un falso ataque terrorista, para atacar a otro país culpando a un tercero? A los organizadores de semejante atrocidad no les puede castigar Frank, pero quizás Furia tenga algo que decir al respecto.

Resumiendo, que llegados a este punto tenemos al Castigador, Vanheim y Galina (a quien a Frank le recuerda poderosamente a su hija) atrapados en una base subterránea, engullidos por ella, sin salida posible. Mientras las fuerzas enemigas intentan infiltrarse para darles caza. Es en este contexto en que un pequeño asiático, experto en artes marciales, le va a dar una buena indigestión a Castle, creo que es de las pocas veces que le he visto en apuros. Claro que cuando se vuelven las tornas nos encontramos con una de esas páginas llena de viñetas rebosantes de violencia gratuita que uno espera encontrar en este tomo.

Marvel Saga el Castigador 4. Madre RusiaFinalmente encuentran una salida, emulando al Caballo de Troya, previa amenaza a ciudades soviéticas con una serie de misiles apuntando y lanzándose sobre ellas, hasta que uno de ellos, el principal, evacúa su carga.

El final del tomo viene a mostrar de nuevo la camaradería entre los big gun males, así como una escena con Galina, tierna y dura a la vez.

Vemos a un Frank Castle poniéndole límites, de forma tajante, pero cargado de afecto, que es como los límites funcionan, previo vínculo afectivo y aplicados sin titubeos.

Nos vemos en la próxima entrega.

FantasyTienda: Figuras, merchandising, juegos

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.