Loop Hero - portada
Rompe el bucle ayudando al Héroe a recordar su mundo. Un roguelite muy interesante que todo fan de los RPG debería probar.

Loop Hero ha sido uno de esos juegos que, durante el año pasado, dio bastante de qué hablar. Y no nos extraña, ya que el trabajo de Four Quarters es bastante original, combinando un subgénero muy actual como el roguelite y lo combina con otro, también bastante actual, los idle games. El resultado es curioso, sorprendente y adictivo. 

Loop Hero parece que va a ser otro RPG en 2D más, pero en seguida veremos que para nada es así: nosotros no seremos los que controlamos al héroe de turno, si no que más bien seremos los encargados de crear el mundo por el que este se mueve. Así haremos que se enfrente a enemigos, consiga recursos y equipo, y en definitiva se haga cada vez más fuerte para que podamos alcanzar la meta del juego: romper el bucle temporal en el que se encuentra el mundo debido al malvado Liche.

Un mundo olvidado que recordar

La historia nos cuenta que, debido a la maldición del Liche, el mundo entero se ha sumido en el olvido. Sin tiempo, sin espacio, y sin recuerdos. Nuestro héroe se limitará a vagar por un camino circular rodeado de, literalmente, nada. Nosotros como jugadores seremos los que podemos rellenar ese vacío con diferentes «piezas» o «bloques» que elegimos a modo de cartas de diversos tipos, haciendo que, de esta forma, el héroe «recuerde» qué es lo que había en esa casilla. Desde un bosque o una montaña, a un castillo gobernado por vampiros o un cementerio lleno de esqueletos guerreros. Dependiendo de lo que coloquemos en el escenario, añadiremos recursos a nuestro héroe, o le pondremos enemigos en el camino que, cuando alcance durante su patrulla automática, se resolverá en forma de combate por turnos (también automáticos).

Al vencer a estos enemigos, o simplemente al abrir cofres que encontremos en el camino, conseguiremos diferente equipamiento para el héroe, como armas, armaduras, anillos, etc… Este equipamiento podremos equiparlo en cualquier momento, ya que el juego nos permite pausar la acción cuando queramos. De hecho, será habitual que vayamos cambiando constantemente el equipo, ya que conforme acabemos con enemigos más fuertes, el equipamiento obtenido será más y más poderoso.

Así leyendo todo esto en plano puede sonar aburrido. ¿Demasiado «idle game», verdad? Nada de eso. Loop Hero es básicamente un juego de gestión de recursos, pero mucho más emocionante que, por ejemplo, un Theme Hospital. Con cada cada paso que nuestro héroe da, el tiempo transcurre, y con ello la noche y el día. Con los días, los enemigos se hacen más fuertes, por lo que más nos vale preparar a nuestro héroe en consecuencia. Será muy importante que añadamos enemigos al camino del héroe en la justa medida: demasiados sería una muerte segura, mientras que pocos no valdría la pena por la poca cantidad de recursos que obtendremos. El equilibrio es la clave. Si morimos en mitad de un bucle, nuestro héroe perderá todo lo obtenido y el mundo se reiniciará. Pero si nos retiramos a tiempo desde la hoguera inicial, podremos llevarnos todo lo obtenido de forma victoriosa. Por otra parte, existe la posibilidad de huir del bucle en cualquier momento, pero con el doloroso coste de perder la mitad de los recursos obtenidos.

Loop Hero nos da muchas opciones para jugar a nuestro estilo 

¿Y para qué queremos estos recursos? Para mejorar y ampliar el campamento, el lugar al que volvemos tras cada viaje al bucle. En él conoceremos otros personajes y guerreros que se reúnen en él en búsqueda de descanso. Gracias a nuestros recursos, podremos crear edificaciones, como herrerías, bibliotecas, granjas… Con estas infraestructuras conseguiremos mejoras que, a diferencia del resto de elementos del juego, sí permanecen tras cada bucle.

Las cartas son otro elemento importante en Loop Hero. Tras los primeros minutos de juego, podremos formar nuestro propio mazo, que ayudará al Héroe en su difícil aventura. Conseguiremos cartas con cada paseo por el bucle, cuanto más tiempo aguantemos, mejores serán las cartas… Pero mayor será el riesgo de perderlo todo. Y por cierto, será también de esta manera, es decir, aguantando una determinada cantidad de días en el bucle, cuando podremos hacer que aparezca un poderoso jefe. Obviamente tendremos que estar bien preparados para tal batalla si queremos ganarla, y si vemos que no estamos preparados, lo mejor será volver al campamento. Una retirada a tiempo es una victoria.

Por último comentar que, como dato curioso, podemos incluso establecer clases al Héroe una vez avancemos en la aventura. Guerrero es el que tenemos por defecto, y podremos cambiar a Pícaro o Nigromante. De esta manera podremos armarnos con equipamiento especial solo disponible para ciertas clases, al mismo tiempo que cambiará la forma en la que combate nuestro avatar. Por ejemplo, el Pícaro suele centrarse en atacar a enemigos de uno en uno y realizar potentes ataques críticos, mientras que los Nigromantes pueden hacer daño en área.

La nostalgia como bandera en lo audiovisual

El acabado pixel-art de 16 bits de Loop Hero nos intenta transportar a un título del pasado. Incluso cuenta con algunos filtros de monitor CRT para aumentar la experiencia. Sus colores son apagados, oscuros, que crean un ambiente muy apropiado con el tono del juego. El diseño de su arte, como sus personajes, enemigos o localizaciones, son de gran calidad. Por contraparte, la banda sonora chiptune fomenta esa sensación retro, con melodías que acompañan la aventura de forma correcta. Lo recibimos, por cierto, en perfecto castellano, y cuenta con algunas funciones de accesibilidad que muchos agradecerán, como una tipografía más fácil de leer.

FantasyTienda: Figuras, merchandising, juegos
Redactor jefe de la sección de videojuegos de Fantasy, artista 3D y amante de los jueguicos™ desde hace la tira de tiempo.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.