Los pretorianos desempeñaron, a lo largo de casi cuatro siglos, no solo el papel de escolta de los emperadores romanos, sino también el de tropas clave para la consecución, el mantenimiento y el ejercicio del poder imperial. Su proximidad a la figura del emperador, en una dinámica de dependencia mutua, trajo consecuencias que marcaron el devenir del Imperio Romano.

Una feliz coincidencia editorial ha supuesto la publicación casi simultánea de dos libros dedicados a los pretorianos, las unidades militares de élite encargadas de la protección del emperador en la antigua Roma, las cuales tuvieron un papel muy relevante en la historia del Imperio Romano. En Fantasymundo ya hemos reseñado «Pretorianos. La élite del ejército romano», una obra en cuya bibliografía precisamente aparece citada la edición en inglés de la obra que reseñamos hoy.

Ahora, la editorial Pasado y Presente, que mantiene una más que interesante línea dedicada a la historia militar, ha acercado a los lectores españoles esta reciente monografía: «La guardia pretoriana. Auge y caída de la escolta imperial de Roma», del historiador británico Guy de la Bédoyère.

Detalle de la Columna de Trajano

Esta obra ofrece una historia pormenorizada de la guardia pretoriana. Desde sus orígenes, antes incluso de su constitución oficial por parte de Augusto, primer emperador de Roma, hasta su disolución en los tiempos de Constantino. Fue ese emperador quien, en el año 312, puso punto final a un cuerpo militar que había existido, de manera formal e ininterrumpida, durante trescientos cuarenta años.

Una historia nada fácil de establecer, debido a que en las fuentes originales de la época la presencia de los pretorianos aparece en forma de testimonios erráticos, fragmentarios y complejos. Es mucho lo que se desconoce y que probablemente no llegue a conocerse nunca.

A este respecto, el autor muestra una férrea determinación de ceñirse a lo conocido con razonable certeza. A diferencia de otras obras, elude escrupulosamente caer en aseveraciones que presenten como hechos probados lo que no pasan de ser meras suposiciones. Hace todo lo posible por respaldar cada aserto con una referencia al origen de la información, en fuentes originales como testimonios literarios, epigráficos o numismáticos. Y es prudente al recordar que tampoco las fuentes antiguas suelen ser primarias, sino secundarias y aún terciarias, escritas tiempo después de los hechos que refieren.

El autor evita cuidadosamente hacer aseveraciones que presenten como hechos probados lo que no pasan de ser meras conjeturas. Hace lo posible por respaldar cada aserto con referencias al origen de la información, en fuentes originales como testimonios literarios, epigráficos o numismáticos.

Castra Praetoria

El libro propone un recorrido cronológico por la historia de la guardia pretoriana, enmarcada en la del Imperio Romano en su conjunto, logrando conjugar ese rigor antes comentado con amenidad y notable agilidad de la narración.
Ese recorrido se estructura en diez capítulos, correspondientes a otros tantos periodos consecutivos y cuyos títulos, bastante efectistas, hacen pensar en la experiencia del autor en el medio televisiivo:

1. Evolución (44-31 a.C.) • 2. Fundación (31-14 d.C.) • 3. Ambición (14-17) • 4. Haciendo historia (17-51) • 5. Historia de dos prefectos (51-68) • 6. Guerra civil (69) •
7. Al vencedor, los despojos (69-98) • 8. Concordia exercituum (98-180) • 9. La edad de hierro y óxido (180-235) • 10. Decadencia y disolución (235-312)

Áureo de Claudio

No se acaba aquí el libro pues, de manera acorde con el rigor que lo define, añade casi cien páginas más de material adicional:
Cuatro detallados apéndices (Fechas decisivas · Sueldo y organización de los pretorianos · Prefectos del pretorio · Glosario), un extensísimo apartado de Notas, una amplia y comentada Bibliografía y un pormenorizado Índice alfabético.

Además, incluye 16 páginas centrales en papel satinado, cada una de las cuales contiene dos imágenes con su correspondiente pie. Su naturaleza también es buena muestra del carácter del libro. No se encuentran entre ellas vistosas recreaciones de uniformes, armas o batallas, sino algunos de los restos arqueológicos más significativos relacionados con los pretorianos que han llegado hasta nuestros días: muros de su campamento en Roma, ruinas de palacios y termas, relieves, bustos, monedas o inscripciones en monumentos funerarios. Testimonios físicos sobre su papel y su relevancia.

En la cubierta de este libro puede verse uno de los símbolos que identificaban a los pretorianos: el distintivo emblema de escorpión, presente en algunos de sus  escudos y estandartes.

Cubierta

La cuidada traducción del inglés ha corrido a cargo de David León Gómez, quien con un lenguaje sencillo y fluido hace muy fácil la lectura. El título original de la obra es Praetorian. The Rise and Fall of Rome’s Imperial Bodyguard.

A este respecto, resulta importante señalar que el término “guardia pretoriana” empleado en el libro es de uso reciente, siendo conocido ese cuerpo en tiempos de los romanos simplemente como “cohortes pretorianas”.

La encuadernación en rústica, con tapa blanda de muy buena calidad, y el tamaño compacto del libro lo hacen muy manejable. Probablemente para mantener un número de páginas contenido, se emplea un tamaño de fuente bastante pequeño, al límite de lo adecuado, en mi opinión. Eso, unido a un interlineado ajustado, da a las páginas un aspecto denso.

La ilustración de la cubierta de este libro elige como motivo uno de los símbolos que identificaban a los pretorianos: el distintivo emblema de escorpión. Ha llegado a nosotros presente en algunas de las representaciones de los escudos y los estandartes pretorianos, junto a otros motivos más comunes, como los rayos.

Se dice que fue adoptado para honrar al emperador Tiberio, por ser escorpio su signo zodiacal. A Tiberio se debe la refundación de la guardia con su traslado a un campamento permanente, la castra praetoria, en las afueras de Roma. Un hecho, el de acuartelar a los pretorianos en la urbe, que supuso un hito en la naturaleza del poder de la época romana. Probablemente fue en ese momento cuando se adoptó ese emblema.

 

Guy de la Bedoyere

Guy de la Bédoyère (1957) es un historiador, escritor, divulgador y profesor británico, nacido en Wimblendon. Autor de una amplia colección de libros sobre historia de Roma, cursó estudios en las universidades de Durham y Londres, graduándose en Historia y Arqueología y obteniendo un máster en Arqueología en el University College de Londres.

Conocido especialmente como colaborador habitual en la serie sobre arqueología Time Team del Canal 4 británico y como autor de numerosos libros sobre el período, cabe destacar entre ellos, además de este «La guardia pretoriana», otros no publicados en nuestro país como «Eagles Over Britannia», «Roman Towns en Gran Bretaña», o «Defying Rome: The Rebels of Roman Britain».

Puedes comprar «La guardia pretoriana» aquí:

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.