Nomi y Serina son hermanas y completamente opuestas la una a la otra. Serina, la mayor de las dos, lleva toda la vida preparándose para ser elegida Gracia. Nomi es la rebelde de la familia, no entiende porqué las mujeres tienen que vivir sometidas y ha desafiado todas las reglas aprendiendo a leer. Pero a pesar de sus diferencias, harían cualquier cosa la una por la otra.

La oportunidad para Serina llega cuando el Heredero, el hijo mayor del Superior, el gobernador de este reino en el que las mujeres solo pueden casarse (en muchos casos sin poder elegir con quién), trabajar en fábricas o como sirvientas, tiene que elegir a sus primeras Gracias con motivo de su próximo cumpleaños. Esta tradición, tan machista como el reino en el que viven, consiste en que un montón de muchachas elegidas por su belleza se presentan en palacio y el príncipe elegirá a tres para que se queden con allí de por vida, como sus compañeras, lo que se conoce como Gracias. Cada tres años elegirá a otras tres muchachas en un ciclo sin fin.

Nomi acompañará a su hermana como su criada y aquí es donde empiezan los problemas, ya que su carácter rebelde la hará destacar por encima de la belleza de su hermana. No os voy a decir cómo, pero lo demás ya os lo adelanta la sinopsis. Los acontecimientos separan a las hermanas y Serina acaba en Mont Ruin mientras que Nomi tendrá que apañárselas para sobrevivir en palacio al príncipe Malachi, serio y formal, y a su hermano menor el encantador príncipe Asa.

“Iron flowers” es una novela ambientada en un mundo imaginario que trata dos temas de plena actualidad: el empoderamiento de las mujeres y la denuncia contra la violencia de género. Por eso, la publicitan como un cruce único entre feminismo, cuentos clásicos y distopías revolucionarias. Tras haber leído el libro, digamos que hay que coger esa descripción un poco con pinzas.

De sorprendente y revolucionario solo tiene ese intercambio de escenarios entre las protagonistas. La hermana hermosa, frágil y débil se tendrá que enfrentar a una prisión dura y cruel para la que no está preparada, mientras que la hermana resuelta, práctica y luchadora será la que se queda atrapada en la jaula de seda de palacio. Y ya, porque si se cogen estas historias por separado, no dejan de ser más de lo mismo que se puede encontrar en otros libros y que seguramente hayáis leído ya.

Esto no quiere decir que el libro sea malo o aburrido, cumple su función de entretener. Va alternando los capítulos entre las dos hermanas, manteniendo cierta tensión que te hace seguir leyendo. Les gustará a los lectores de distopías o de fantasía, pero eso sí, cuidado con las expectativas porque la promoción que le hacen es un poco engañosa.

Tracy Banghart creció en el Maryland rural y pasó veranos en una isla de Ontario. Fue en esos escenarios, solitarios y a la vez con grandes paisajes, cuando desarrolló su pasión por la lectura y descubrió la inspiración para plasmar sus propias palabras. Su novela “Iron flowers” ha sido publicadada en España con ese mismo título por la editorial Planeta bajo su sello Crossbook.

 

FantasyTienda: Figuras, merchandising, juegos

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.