Humankind
Humankind

Amplitude vuelve a sorprendernos, ya que Humankind tiene un encanto especial que no pasa desapercibido. Entre sus trabajos destaca la serie Endless, juegos que han fascinado a los jugadores más interesados en la estrategia 4X. Humankind le hace frente a Civilization esta vez, abandonando la temática fantástica, y lo hace de una forma sublime. En esta ocasión nos tocará forjar la historia desde los comienzos y prosperar a pasos agigantados.

Antes de empezar, qué significa 4X

No todos están tan familiarizados con la terminología de los videojuegos de estrategia, por eso es mejor dar a conocer los términos. La terminología 4X hace referencia a los términos anglosajones explore, expand, exploit y exterminate. Con Explore hacemos referencia a la exploración del terreno de juego o mapa, Expand se refiere a ampliar nuestros territorios, Exploit se centra en explotar nuestros recursos, mientras que Exterminate básicamente es conseguir exterminar fuerzas enemigas. También se puede denominar Real Time 4X (RT4X) haciendo alusión al tipo de turnos que se emplean.

Humankind 1

Colaborar para prosperar

Humankind tiene la capacidad de permitirnos escoger entre diferentes pueblos según la historia evolucione, y por lo general esto no es así. Estamos acostumbrados a que una vez elijamos una opción, esta sea la que llevemos hasta su fin. Este planteamiento es muy interesante ya que nos permite adaptarnos a la evolución de los acontecimientos de una manera curiosa.

Para comenzar elegiremos una tribu que se encargará de explorar un mundo aleatorio e ir descubriendo la extensión del mapa. En el momento en el que dispongamos de recursos suficientes vendrá nuestra primera elección de verdad: elegir cuál será nuestra civilización. Esta elección es importante ya que cada una de ellas se especializa en ciertas ramas que nos interesarán más o menos, según nuestra manera de jugar. Según el territorio que nos rodea debemos elegir entre potenciar el ámbito de la ciencia, comercio, expansión del territorio o la posibilidad de cultivar.

Según nuestra elección se nos otorgarán distintos objetivos, dependiendo de la especialización de nuestra civilización. Estos objetivos se irán completando con estrellas, y en el momento en que tengamos todas desbloqueadas tendremos la opción de avanzar de edad. Al hacerlo tendremos que escoger un pueblo diferente, una nueva decisión que debemos tomar según lo que más nos convenga. Esta elección estará basada en la exploración anterior, ya que por ejemplo si no tenemos campos para cultivar no nos conviene continuar por esa senda. Aquellos que consigan la mayor fama a lo largo de la historia se proclamarán como campeones.

Humankind 2

Gestiona bien mediante las edades

Durante los primeros compases puede parecer sencillo, pero según avanzamos en las edades la historia se complica. La gestión de nuestros recursos es vital para el crecimiento de nuestra historia, pero también tenemos que tener en cuenta otras variantes. Aliarnos con civilizaciones similares, hacer frente a hordas de enemigos, comerciar con nuestros bienes e intercambiarlos por otros es crucial. La dificultad de equilibrar todas estas vertientes le da un punto extra al desarrollo de la historia, y es que apenas tendremos enemigos si no nos los buscamos.

Por lo general Humankind tiene poca violencia si no nos convertimos en unos cafres, y eso es algo que se agradece. Cuesta mucho conseguir algo sólido y que aleatoriamente vengan a masacrarnos, por lo que mantener unas buenas relaciones es primordial. Nuestras conquistas pueden ser medianamente pacíficas, y la creación de pactos y rutas comerciales pueden catapultarnos como uno de los pueblos más ricos. Pero claro, eso siempre depende de la forma de jugar de cada usuario.

Durante el paso de los años tendremos que tomar decisiones como implantar leyes, privatización o la elección de la religión. Esta última vertiente no está demasiado bien implementada, ya que aunque existe se moja bastante poco, pudiendo haber sido un punto de partida increíble el llevar nuestra religión al resto de territorios.

Humankind 3

Una jugabilidad buena y bien medida

Lo que nos sorprende de este título es la “facilidad” con la que podemos jugarlo. Las grandes ciudades serán clave para progresar de manera favorable, ya que podremos controlar muchos aspectos de forma bastante visual. En otros juegos de este estilo se hace bastante enrevesado, pero a mí al menos me ha resultado bastante claro y sencillo de entender (que no de prosperar, claro). Tener a nuestro pueblo contento y con alimentos suficientes hace que nuestros movimientos sean más aceptados por ellos, impidiendo así revueltas innecesarias que nos complicarían progresar.

La creación de ciudades ricas hará que prosperemos con la creación de bancos, granjas y demás. Estos avances nos permitirán pasar de edad de una forma menos trabajosa. A pesar de todo no debemos olvidarnos de la vertiente bélica, ya que no podemos parecer débiles a los ojos del resto de habitantes.

Un apartado técnico de fábula

Por lo general, los juegos de estrategia descuidaban un poco el tema gráfico a favor de la implementación de mecánicas interesantes. Desde hace un tiempo esto no es así, y Humankind tiene un encanto visual que está a la altura de la generación en la que nos encontramos. La ambientación, los detalles de la civilización, las animaciones y la naturaleza a nuestro alrededor está bien cuidada, un detalle visual que nos entró por los ojos desde las primeras imágenes que se liberaron. En cuanto al aspecto sonoro cumple con lo que debe, sin destacar especialmente pero con una solidez y concordancia interesantes.

Si tenemos que ponerle alguna pega, la interfaz a veces no es todo lo intuitiva que debería, aunque cuando nos acostumbramos podemos solventarlo. Lo peor de todo lo que podemos decir es que Humankind tiene la extraña sensación de estar incompleto. No me estoy refiriendo a sus mecánicas o su desempeño gráfico, sino a la falta de modos y variantes dentro de su esplendor. Es verdad que disponemos de un modo sandbox para hacer la historia a nuestro antojo, pero parece que se queda corto en cuanto a otros modos (que sinceramente sería bastante fácil de implementar y espero que se vaya actualizando).

Ojo que no estoy desmereciendo la labor de Amplitude, ni mucho menos, pero me gustaría aclararlo antes del párrafo de Conclusiones. Lo que hace Humankind lo hace bien, pero es como si le faltase un punto más, y es una pena con todo lo que Humankind tiene que ofrecernos. Aunque sin duda le echaremos muchas horas, engancha bastante y es adictivo en muchas de sus vertientes.

Humankind 4

Conclusiones

Humankind es sin duda alguna una excelente forma de acercar los juegos de estrategia al público más desconectado de este género. Mientras que otros títulos como Civilization pueden hacerse algo densos si no estamos familiarizados con los modos de juego, Humankind consigue acercar su jugabilidad a los novicios. La diferenciación a la hora de escoger varias civilizaciones, los asedios bien medidos y la posibilidad de crecer sin enzarzarnos en batallas larguísimas lo hacen un título muy interesante.

Hay gente que le encanta cómo trata sus mecánicas, y hay otras personas que no están conformes con su modo de juego. Que sea un juego de estrategia no significa que sea un Civilization, por lo que si buscas algo así será mejor que juegues a un Civilization. Humankind tiene mucho que ofrecer, y sin darte cuenta te comerás las horas jugando. Además debemos contar con la retroalimentación de los jugadores y los continuos parches que se lanzan para mejorar su juego, por lo que se le augura una vida bastante próspera a lo largo del tiempo.

FantasyTienda: Figuras, merchandising, juegos
Mi primera Atari daba calambres cuando intentabas cambiar el juego; así es como juegas mejor. Devoro libros en transportes públicos o en mi cama de noche, y siempre estoy escuchando música.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.