Graven
Graven

Graven es un juego que sin duda nos maravilla a aquellos que disfrutamos de la vieja escuela de shooters. Asentado en un mundo de fantasía oscura, estamos ante un juego de acción y aventura en primera persona con una gran importancia en el ámbito rolero y los puzles. No se trata de un simple juego de disparos, ya que tiene mucho más que ofrecer al jugador.

La nostalgia vuelve a sentar precedente

Sin duda Graven nos evoca a esos juegos de antaño con los que los jugadores de PC alucinaban, y no es para menos. Heretic, Hexen, Blood o incluso PowerSlave son algunos de los que podemos mencionar, pero sin duda todos beben de Wolfenstein y Doom. Con este aspecto noventero consigue engatusarnos, aunando lo bueno de la jugabilidad y mecánicas de la época con los avances tecnológicos que podemos esperar a lo largo de los años.

En esta ocasión seremos un sacerdote que sufre el exilio por un crimen que antaño cometió. Para evitar que estos sucesos vuelvan a ocurrir, se nos destina a un pueblo infestado de criaturas extrañas y habitantes no demasiado amigables. Nuestra suerte no es muy alentadora, pero superar las adversidades es una de las premisas de nuestra aventura. Al comienzo de nuestras andanzas tan solo poseemos nuestro libro de hechizos y un bastón mágico (ya comenzamos con algo más que en otros videojuegos del género).

Graven 1

Pocas indicaciones, quizás un impedimento para novatos

Si hay algo de Graven que choca al principio es la falta de indicadores, ayudas o pistas para avanzar. La falta de mapa también lo hace todo un poco más críptico, aunque quien investiga suele encontrar el camino. Por supuesto podemos perdernos fácilmente, ya que el mapa conecta zonas nuevas con zonas ya visitadas, así que debemos estar atentos y reconocer nuestro alrededor lo mejor que podamos. El juego premia así al jugador más despierto, que conoce los lugares o sabe orientarse a través del espacio.

Los combates son un poco irregulares, ya que el combate cuerpo a cuerpo no está demasiado bien hilado. Lanzar un ataque esperando impactar en el enemigo mientras él no lo haga es lo usual, pero se siente un poco caótico a veces. Por lo general nos terminamos acostumbrando a un combate cuerpo a cuerpo algo ortopédico pero mayormente eficiente. Sin embargo, el combate a distancia es tan satisfactorio como recordábamos, pero debemos ser consecuentes con la munición de la que disponemos.

Graven 2

Exploración y puzles, un plus que le hace destacar

Hoy en día podemos encontrar infinidad de juegos de disparos que, siendo mejores o peores en su ejecución, son jugables de una u otra manera. La exploración y resolución de puzles en este género no es algo que se vea demasiado, y Graven cubre bastante bien esta vertiente. Aunque no requiera de un cerebro prodigioso para resolverlos, nos mantendrá lo suficientemente entretenidos para sentirnos realizados al completarlos.

Otro de los aspectos en los que destaca es en su apartado artístico, ofreciendo una variedad de biomas muy interesantes y atrayentes. Tanto el entorno como las construcciones, pasando por la iluminación y los enemigos son bastante fieles a lo que se quiere transmitir con esta entrega. La variedad de estos no está nada mal, ofreciendo diferentes opciones tanto visuales como con diferentes mecánicas y alcance.

Todo se ve bien cohesionado y artísticamente nada se encuentra fuera de lugar. Los efectos de sonido acompañan al jugador en todo momento, quizás no de manera memorable, pero cumplen su función. La iluminación es un punto a su favor, sin duda alguna. Salvando el hecho del homenaje gráfico de la época, su nivel de detalle es más que decente y se ve el empeño que le han puesto.

Graven 3

Con margen de mejora en algunos aspectos

Ya hemos hablado de su disposición a hacer que deambulemos sin indicadores o mapa, así como de la cuestionable decisión del combate cuerpo a cuerpo. Sin embargo, uno de los aspectos más penalizantes es la extraña decisión del uso de puntos de control. Si bien es cierto que mientras estamos jugando, los puntos de control pueden ser más o menos beneficiosos para el jugador, no tiene sentido que al cerrar nuestra sesión no se mantenga nuestro progreso en el mismo lugar.

Podemos llegar a entender cierto tipo de decisión de diseño, ya sea por homenaje a la cultura de la época o por ciertas limitaciones de programación. Pero sin duda es absurdo ofrecer puntos de control que desaparecen al reiniciar nuestro juego, penalizando así al jugador de hoy en día, con obligaciones y quehaceres que no dispone de tanto tiempo de ocio continuado para jugar. Posiblemente no cueste mucho implementar que estos puntos de control respeten nuestra posición en el espacio tras un reinicio, y espero que lo tengan en cuenta para un futuro.

Graven 4

Conclusión

Sin duda alguna Graven está en el ojo de los más nostálgicos, que últimamente están de enhorabuena gracias al resurgimiento de los boomer shooter. Su ambientación es exquisita, los combates se sienten bien (sobre todo a distancia) y aunque en un principio no parece un desafío muy complejo, perfeccionar sus mecánicas puede llegar a ser algo desafiante. A pesar de que su lanzamiento se fechó en 2021 como acceso anticipado, en enero ha salido de ese estado, ofreciendo su versión 1.0 a los jugadores con cientos de retoques y añadidos.

Todavía tiene mucho margen de mejora, pero habiendo doblado su contenido durante este periodo de acceso anticipado, además de ofrecer multijugador de hasta 8 jugadores, Graven continuará oyendo lo que los jugadores tengan que decir sobre él, con una firme posibilidad de convertirse cada vez en una experiencia más satisfactoria.

FantasyTienda: Figuras, merchandising, juegos
Mi primera Atari daba calambres cuando intentabas cambiar el juego; así es como juegas mejor. Devoro libros en transportes públicos o en mi cama de noche, y siempre estoy escuchando música.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.