Fué la noticia de que Netflix iba a publicar la serie de ‘The Witcher’ lo que hizo  que finalmente me decidiera a leer los libros de Andrzej Sapkowski. Nunca he jugado a los videojuegos pero conozco gente que sí, y no suelo oír malas reseñas sobre él. Por lo tanto, después de tener el libro en mis estanterías durante más de dos años, por fin leí ‘El último deseo‘.

Al empezar la lectura, esperaba encontrarme con una novela de estructura lineal. En la que se nos presentase el personaje al principio y poco a poco sus diferentes aventuras. En cambio, lo que me encontré fue muy distinto. El libro se divide en diferentes capítulos, algunos relacionados entre ellos y otros completamente independientes. Cada capítulo cuenta un momento casi aleatorio en la vida del personaje principal, Geralt de Rivia. Hay capítulos dedicados al amor, la amistad, los conflictos entre diferentes criaturas, etc. A medida de van pasando los capítulos vamos conociendo al personaje: su carácter, sus poderes, sus deseos y su pasado.

En un mundo lleno de criaturas mágicas, Geralt es uno de los últimos brujos sobre la Tierra. En el mundo de Sapkowski, los magos son cazadores de monstruos que, gracias al entrenamiento y modificaciones genéticas, adquieren habilidades sobrenaturales durante su juventud que les permite luchar y derrotar monstruosas bestias.

Algunos personajes piensan que Geralt es un simple mercenario que mata a cualquiera si le pagan por ello. Aún así, Geralt intenta luchar solo contra aquellas personas o criaturas que planean hacer daño a otros seres. Una de las características que cabe destacar sobre el personaje de Geralt es su carácter; mostrándose orgulloso de él mismo, sabe que es bueno en lo que hace y alardea de ello. Aunque esté delante de un enorme monstruo, no duda en ser un creído y en hacer bromas y comentarios que cabrean a su enemigo todavía más.

Aun y ser un chulo, Geralt está muy en contra de las injusticias y critica la actitud de los humanos varias veces. Una de las reflexiones que más me gustó a lo largo de la novela es esta:

“A la gente – Geralt volvió la cabeza – le gusta inventarse monstruos y monstruosidades. Entonces se parecen menos monstruosos a sí mismos. Cuando beben como una esponja, engañan, roban, le dan de palos a su mujer, matan de hambre a su vieja abuelita, golpean con un hacha a la raposa atrapada en el cepo o acribillan a flechazos al último unicornio del mundo, les gusta pensar que sin embargo es todavía más monstruosa que ellos la Muaré que entra en las casas a la aurora. Entonces, como que se les quita un peso de encima. Y les resulta más fácil vivir.”

Desde mi punto de vista, ‘El Ultimo Deseo’ es uno de esos libros que puedes leerte poco a poco, capítulo a capítulo, o de una sentada. Ya que cada capítulo es como un cuento o mito diferente. Con un estilo a lo Hermanos Grimm y El Senyor de los Anillos, Sapkowski crea un mundo medieval lleno de caballeros, magos, criaturas mágicas, criminales, timadores, etc. Es un libro que me recordó a las historias que me leía mi madre de pequeña. Aunque con un poco más de sangre y acción.

Así que ya sabéis, si sois fanáticos de los videojuegos de ‘The Witcher’ o queréis poneros al día antes de que salga la serie, os recomiendo leeros los libros para empezar a adentraros, o adentraros todavía más, en el mundo de Geralt de Rivia.

FantasyTienda: Figuras, merchandising, juegos

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.