Timun Mas, Ediciones Minotauro, continúa con la publicación de las novelas de La Herejía de Horus. En este artículo os hablaremos de El señor de la humanidad; una novela compleja que sumergirá al seguidor más acérrimo en un lugar hasta ahora poco detallado y por el que pasearemos con todo lujo de detalles. Quizá estemos ante una de las novelas más completas de Black Library, habida cuenta que contaremos con acción, sí, pero donde el brillo se lo lleva el Padre de los Primarcas sin lugar a duda. La traducción, ha corrido a cargo de Traducciones imposibles.

La novela tiene 383 páginas y se articula en tres partes (La locura de Magnus, La necesidad de la tiranía y La muerte de un sueño) precedidas por un Prólogo y rematas por un Epílogo. Acompaña a esta reseña el Programa La Nave, dedicado a este libro donde las fuerzas del Caos ponen cerco al Mundo del Trono. En él conoceremos los secretos del proyecto del Emperador debajo de Palacio y veremos el Trono Dorado más de cerca que nunca.

El autor

Aaron Dembski-Bowden ha sido un experto jugador de Warhammer 40.000 desde que estropeó su copia de Cruzada Espacial al pintar las miniaturas con la habilidad que se podía esperar de un chaval de nueve años nervioso y sobreexcitado.Para Black library ha escrito Cadian Blood, Soul Hunter, Helsreach, La garra de Horus, El primer hereje y Traidor.
Vive y trabaja en Irlanda del Norte junto a su novia Katie y su gato Loken.

 

 

La novela

La novela arranca con el asesinato, acusada de traición, de la ministra de las estepas de Anuatan, me refiero a Koja Zu.

Nos adentraremos en los recónditos lugares regidos por Malcador El Sigilita, alto señor de Terra. Nos encontraremos con la Legio Custodes, los Diez Mil, de tal manera que personajes tales como Constantin Valdor, el capitán general, resonarán en nuestros oidos. Por último, aparecen en escena Las Hermanas del Silencio con Jenetia Krole como su comandante al mando.

Oiremos del cataclismo que arrasó Calastar en épocas pasadas. Aquello que había expulsado a los Eldar de la Ciudad Imposible era todo un misterio que la vanguardia imperial no podía resolver. Gran parte del Núcleo era un laberinto de secciones nacidas del Mechanicum uniendo la división entre la Mazmorra Imperial y el propio centro de la ciudad. Toda una Telaraña de grandes extensiones de túneles, puentes y canales forjados con la sangre, el sudor y el aceite de incontables sacerdotes de la red sagrada del Mechanicum.

Describe muy bien el objetivo de este libro la conversación entre el tullido Blood Angel Zephon y el Space Marine Diocletian en la cual se plantean si se lucha por el Emperador o por el Imperio. Sin el Emperador ¿quién sería capaz de gobernar y conseguir lo que su visión es capaz de alcanzar?

La trama utilizará unas visiones de Ra Endymion para viajar a diversos momentos de la historia y contemplar al Emperador de niño y otros momentos de su vida. Los capítulos nos llevarán al asedio del palacio, la captación de psíquicos por parte de las Hermanas del Silencio, las luchas contra los demonios y la reconquista de Marte por parte del Mechanicum. Ya sabéis que estos últimos suministran todo el material para la Gran Obra que le es pedido con una condición: que el camino Aresiano de la Telaraña que conduce de nuevo al sagrado Marte esté reforzado y protegido y que se aseguren que permanece bajo el control del Imperio. Kaeria le confirma a Kane que será factible.
Visitaremos, por tanto, con todo lujo de detalles el Palacio, los entresijos de la Telaraña y cómo fue creada. Fe y religión frente al poder de la ciencia.

La superstición y la ignorancia siempre atraen a los habitantes de la disformidad -continuó el Emperador-. Pues el corazón de la religión es el principio gemelo de la arrogancia y el miedo. Miedo al olvido miedo a una vida injusta y a un universo arbitrario. Miedo a simplemente no ser nada, sin ningún grandioso plan para la asistencia. El miedo, en definitiva, a ser impotente.
El custodio entrecerró los ojos. El Emperador rara vez mostraba sus razonamientos en términos tan rigurosos. Y ¿por qué entonces? ¿Con qué fin? Ra sintió un cosquilleo de intranquilidad subiendo por su columna.

El Emperador llama a Arkhan Land, el tecnoarqueólogo, y le enseña en qué se ha convertido el duodécimo, Angron. Todo un hilo de reflexiones a propósito de los Primarcas. El Emperador no los considera hijos, sino Señores de la Guerra. Herramientas engendradas para servir a un propósito, al igual que las legiones fueron creadas para servir el suyo.
Es entonces cuando Hieronyma y los demás deseen la militarización de la ascensión de la Archimandrita. Quieren ayudar a los Diez Mil en su guerra secreta y registrar los diversos caminos alienígenas de la Telaraña. Solo entonces asegurarían el camino Aresiano para volver a su casa en Marte

Le brillaron los ojos, y estos derramaron lágrimas de emoción, tal como decían los antiguos cuentos terranos que los hombres y mujeres lloraban ante las caras de sus falsos dioses. El abandono de la Gran Cruzada. El nombramiento de Horus como Señor de la Guerra. La retirada del Emperador a la Mazmorra Imperial. La traición de Magnus el rojo. La Guardia Custodia. Las Hermanas del Silencio. Los Unificadores. La guerra en la Telaraña. La gran obra del emperador. La obra maestra que era la misma razón por la que el Omnissiah había levantado el brazo hacia el cielo nocturno para unir los dos imperios de Marte y de Terra. Todo era por aquello. … Y, debido a la desobediencia de un primarca, la ignorancia de un arma que estúpidamente se creía un hombre, la Gran Obra se encontraba frente al precipicio del fracaso.

Obra densa en extremo

Estamos, pues, ante innumerables referencias a viejas batallas, alianzas, traiciones y, cómo no, a Isstvan. Me quedo con la Baronesa Jaya d’Arcus, guardiana de Altarroca; Las referencias al Vastago de la luz. Es formidable la batalla en la Telaraña a golpe de proyectiles de bolter, warhound, el titán Warlord y el titán Reaver. Montaremos en un transportador Triaror y no faltarán los titánicos dreadnought.

El perfil del Emperador en el Trono Dorado es magistral, con sus claros y sus oscuros, sus creaciones, los Primarcas. Un sueño de Iluminación, los recuerdos de su vida y las visiones de su Obra. Una novela pensada para los seguidores de la saga y con paciencia para la retórica de muchas de sus páginas entre superlativas descripciones de batallas y personajes épicos. Habrá sitio para el Caos, la voraz disformidad que contará con apoyos en su labor de acabar con el Imperio desde que en su día oyó el eco del primer asesinato.

¿Está la raza humana abocada a desaparecer como los eldar? ¿Estamos ante el Drach’nyen, El Fin de los Imperios? La respuesta la encontraréis en este volumen que no os dejará indiferentes.

Puedes leer un fragmento aquí.

FantasyTienda: Figuras, merchandising, juegos

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.