Ser niña, chica, mujer, es complicado. Es innegable que vivimos en una sociedad heteropatriarcal donde los comportamientos machistas y las desigualdades de género están, le pese a quien le pese, a la orden del día. Y no existe niña, ni joven, ni mujer adulta que no se haya enfrentado a una marea gigantesca de obstáculos por el solo hecho de pertenecer al género femenino. Pero no quiero entrar en ello, porque el libro que voy a reseñar habla precisamente de lo contrario: de darle la vuelta a la tortilla.

El futuro es femenino” llegaba a librerías el pasado 1 de marzo de la mano de Nube de Tinta. Un pequeño volumen ilustrado por ocho grandes artistas que recoge, en ocho cuentos breves, varios de esos obstáculos que antes mencioné: desde la presión social que una niña siente al no querer ponerse unos pendientes, pasando por la joven que descubre que vive una relación tóxica, hasta la madre que aprende que no todas las niñas son como a ella le enseñaron que debían ser. Sin olvidarse de la identidad sexual, el ninguneo profesional e histórico al que nos han sometido (y aún nos someten), o la ridiculización de procesos naturales de nuestro cuerpo.

No obstante el libro no se limita a describir estas situaciones, sino que lo hace desde una perspectiva esperanzadora. Pues las protagonistas de estos cuentos deciden enfrentarse a sus problemas y miedos y resolverlos desde una posición de empoderamiento. Deciden rebelarse, ser valientes, no callar. Invitarnos a seguir su ejemplo y luchar porque este mundo sea un poco más justo e igualitario.

Cada una de estas historias está formada por un pequeño texto, sencillo y directo (y por ello poderoso) y una ilustración que completa y enriquece su mensaje. Ambas partes, la visual y la textual, se complementan a la perfección y crean una unidad que impacta, emociona e inspira. A nivel personal me tocaron la fibra sensible “La niña invisible”, “Contigo aprendí” y “No me arrepiento”. Y digo a nivel personal porque este libro tendrá un significado diferente según las vivencias que haya tenido cada uno, independientemente de su edad o de su género: porque “El futuro es femenino” es una obra recomendable para niñas, niños, adolescentes y mayores. Además, con sus 48 páginas se lee de una sentada.

 Cabe destacar la habilidad de las ilustradoras para, conservando su esencia e identidad, integrar sus trabajos tanto con su correspondiente cuento como en el contexto general del libro.

En cuanto al formato se refiere, “El futuro es femenino” es un título editado en tapa dura con un precioso acabado barnizado que destaca los detalles de la ilustración de portada. De grandes dimensiones y páginas a color de gramaje grueso, se vuelve un libro digno de colección. 

¿Y a quién debemos agradecer la existencia de “El futuro es femenino”? Pues a Sara Cano por los textos, y a ocho ilustradoras que seguramente conocerás si eres aficionado a los libros ilustrados: Agustina Guerrero, María Hesse (autora de la ilustración de la portada), Ana Santos, Naranjalidad, Lady Desidia, Laura Agustí, Elena Pancorbo y Amaia Arrazola.

Y también, por supuesto, a la editorial Nube de Tinta por apostar por la literatura feminista, tan necesaria para que empecemos a ver el mundo de otra forma, y a intentar cambiarlo.

Por otra parte, el 5% de lo recaudado en la venta será donado a la ONG Intered, que trabaja por la educación inclusiva.

Así que es hora de empezar a inspirarse en las protagonistas de estos ocho cuentos, que dicen basta, que quieren tejer su presente con el hilo de la sororidad, del respeto, del feminismo. Para hacer de una vez por todas que el futuro sea femenino.

FantasyTienda: Figuras, merchandising, juegos

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.