Techland proporciona una secuela de su conocida supervivencia de zombies con mucho contenido y diversión.

Otra carrera contra los zombies

Dying Light 2: Stay Human ha sido un videojuego que, siendo claros, ha tenido un desarrollado algo accidentado. Si bien muchos recordaréis que fue anunciado en el año 2018, tuvimos que esperar más años de la cuenta para conseguir jugarlo. Estaba supuesto su lanzamiento para el 2020, pero fruto de la pandemia y muchos rumores sobre posibles cancelaciones incluso, conocimos que el juego sería retrasado varias veces hasta llegar al actual 2022.

Techland ha querido proporcionar la mejor experiencia de supervivencia zombie posible, ya sea tomando prestados elementos del capítulo anterior y mejorándolos así como de otro de sus buques insignia: Dead Island. Sea como fuere, tras un proceso de creación muy largo, Dying Light 2: Stay Human llega a las consolas de nueva y pasada generación así como a los PC con la misión de proporcionar mucha supervivencia zombie, libertad y multitud de horas de contenido que disfrutar en solitario o cooperativo.

Apocalipsis zombie

Pero en primer lugar centrémonos un poco en su historia, uno de los elementos a los que Techland ha querido dotar de un mayor protagonismo y por ende introducirnos de lleno en las carnes de su protagonista. Aiden Caldwell, del que tomaremos control durante el juego, se encuentra sumido en un caótico apocalipsis zombie y cuya misión es la de ayudar y rescatar a aquellas personas que se encuentren en problemas. Fruto de sus grandes habilidades como deportista y lucha será un arma muy útil para ayudar a la gente al mismo tiempo que se reencuentra con su hermana, desaparecida sin dejar ni rastro. Con pocos datos pero la información suficiente, Aiden se embarca en una peligrosa aventura donde derrotar a hordas de zombies y facciones que quieren hacerse con el control de los territorios.

Una vez introducidos en materia es el turno de aprender algunas de las mecánicas básicas, algo de lo que creemos que Techland ha pecado en exceso, proporcionando tutoriales que explican hasta lo más básico y predecible, produciendo que el ritmo del juego en su comienzo sea muy lento y aburrido. De hecho, cuando parece que ya hemos terminado con todos los tutoriales volveremos a encontrarnos con alguna que otra acción más explicada, llegando a ser algo desesperante por momentos. Creemos que este tipo de títulos se disfrutan mucho más dejando al jugador con total libertad, descubriendo, equivocándose e incluso repitiendo misiones. De esta forma es como se le dota de una experiencia mayor de supervivencia.

A estos primeros pasos también hay que sumar que las primeras misiones pecan de excesiva linealidad, algo que ya pudimos apreciar en el primer episodio de Dying Light y cuyos problemas vuelven a repetirse. Con esto queremos decir que Dying Light 2: Stay Human es un juego al que le cuesta arrancar, por lo que pasadas alrededor de un par de horas tendremos la verdadera diversión como lo son sus espectaculares movimientos de parkour a través de la ciudad mientras se atacan a hordas de zombies y se usan estas habilidad a tu favor.

El estilo de lucha se mantiene fiel a lo visto en su antecesor, eso sí, se ha mejorado con más movimientos de lucha que pueden ser desbloqueados con el paso de las misiones y que abren más el abanico de posibilidades. La imaginación del jugador es lo que verdaderamente limita la experiencia, prácticamente cualquier combinación de movimientos para asestar un golpe a un enemigo será posible.

Parkour, armas y… zombies

Por otra parte, estas habilidades también pueden ser usadas en el caso de que queramos escalar por cualquier tipo de superficie, esquivar enemigos o simplemente asestar golpes. Hemos de decir que los mapeados han sido creados de forma inteligente, proporcionando unas dimensiones más que razonables en las que luchar y realizar una gran cantidad de objetivos. Esto no debe resultar agobiante al jugador, ya que a través de misiones centradas en la historia y las secundarias hacen que se vaya descubriendo al ritmo que se quiera todo este universo, pudiendo seguir el rumbo del argumento al mismo tiempo que se tienen activadas otras. Dying Light 2: Stay Human ha mejorado en este tipo de objetivos, dejando de lado viejas prácticas como ejercer de recadero o de ir de un punto a otro y añadir más variedad.

Acabar con grandes hordas de zombies, huir de ellos, recolectar papeles y objetos o encontrar a algún personaje concreto serán algunas de las más frecuentes. Esto, acompañado de que la historia no termina de perder el interés, hace que realizarlas en muchas ocasiones sea algo bastante entretenido. La ciudad, barrios y diferentes lugares también son otros de los puntos que proporcionan variedad, al igual que su inteligencia artificial que ha mejorado mucho. No sólo irán a por ti sino que se ha incorporado un eficiente sistema de relaciones entre ellos, pudiendo atacarse entre ellos o incluso obstaculizarse. Eso no quita de que sean una especie muy violenta y que no dudará en atacar cuando se vea amenazada o hambrienta. Estos además se dividirán o tomarán rutas alternativas para rodear al jugador, lo que lo hace impredecible y muy divertido.

Una de las novedades más interesantes reside en su sistema de diálogos y decisiones, causando un impacto real en la historia y llevándola por un rumbo distinto dependiendo de lo que se elija. Dying Light 2: Stay Human es un juego que exprime al máximo esto, por lo que cada decisión cambiará la historia tal y como la conocemos. Hemos de decir que otras son menos importantes, pero en líneas generales habrá que pensar dos veces si lo que se va a realizar es lo adecuado, como es el caso de decidir en qué facción nos posicionamos.

Otro de los cambios a mejor ha sido introducir más verticalidad en cuanto a los movimientos, edificios con más altura, mapa que a pesar de que haya zonas sin apenas vida se siente con movimiento y parkour, muchas habilidades a nuestro alcance. Para complementar esto se introducen elementos muy útiles como tirolinas con las que descender a gran velocidad u obstáculos que sortear y que proporcionan unos valiosos segundos.

Sus actualizaciones mejoran mucho el título

Las armas son también algo bastante interesante, teniendo un completo arsenal a nuestra disposición y con las que eliminar a los enemigos. A medida que suba de experiencia se obtendrán rangos, lo que permite acceder a nuevas y más poderosas así como modificaciones que las hacen peligrosas para cualquier enemigo. Tampoco habrá que olvidar que dentro del mapeado existen muchas instrucciones para construirlas, por lo que será muy importante reunir los materiales para hacerte con las más exclusivas y poderosas. Al combate con armas también hay que sumar el cuerpo a cuerpo con las habilidades de parkour, el cual utilizar para dejar aturdidos a los rivales durante unos segundos y aprovechar para impactar las balas necesarias. Estamos ante un juego de supervivencia por lo que se da por hecho que la munición será limitada y cobra importancia el racionarla.

En materia técnica hemos de decir que Dying Light 2: Stay Human se adapta correctamente a consolas y PC, sobre todo después de haber corregido muchos de sus errores a través de actualizaciones. Incorpora varias modalidades visuales con las que primar su calidad y tener texturas de gran definición y una modalidad rendimiento que aboga por 1080p y 60 FPS. Si optáramos por ganar más calidad, esto reducirá la tasa de imágenes por segundo llegando a 1080p y 30 FPS.

En este último detectamos un efecto de blur en cuanto se realizan movimientos rápidos, emborronando la imagen y perdiendo la percepción durante algún que otro instante. Lo que respecta a personajes, los principales han sido trabajados y con multitud de detalles. No podemos decir lo mismo de sus NPC, los cuales se nota mucho que han sido reciclados y cambiados lo justo para hacer esta labor. Sus animaciones son realistas, al igual que la velocidad y dinamismo en los momentos de acción. A esto debemos sumar el uso de ray tracing y un correcto sistema de iluminación. Llega a nuestro país doblado al castellano con un reparto reconocible y una banda sonora que acompaña eficientemente y regala piezas que sumergen en la acción.

Dying Light 2: Stay Human es un videojuego que si bien tuvo un desarrollo y lanzamiento algo accidentado debido a su gran cantidad de bugs, ha sabido rehacerse y mediante actualizaciones proporcionar una experiencia de supervivencia realista y divertida. Techland ha tomado buena nota de lo que los jugadores buscaban: más parkour, misiones variadas y mejoras en la Inteligencia Artificial. Esto se ha proporcionado al igual que decenas de hora de juego que disfrutar con hasta tres usuarios más en modo online. Si disfrutaste del primero y quieres expandir este mundo, estás ante una gran oportunidad, mientras que los más principiantes también se divertirán haciendo frente a hordas de zombies.

FantasyTienda: Figuras, merchandising, juegos
30. Apasionado del mundo de los videojuegos desde la infancia, cientos de mundos virtuales recorridos y conocedor de muchos de los entresijos de la industria.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.