Pathfinder Wrath of the Righteous

El trasfondo de Pathfinder: Wrath of the Righteous

Hace solo un par de años, los fans del rol más táctico basado en los juegos de tablero tuvimos la oportunidad de disfrutar del más que notable Pathfinder: Kingmaker, que llegó bajo su Definitive Edition a Xbox One y PlayStation 4.

El juego demostró ser un ejemplo perfecto de cómo se pueden hacer las cosas bien al trasladar un juego de rol de mesa a un videojuego. Sin embargo, ciertos problemas en su diseño como la dificultad para entender el motivo que había detrás de ciertas cosas que ocurrían durante los enfrentamientos, la falta de caminos alternativos en algunos niveles clave de la historia o los textos en inglés provocaron que el juego quedase en un segundo plano. Sin embargo, Pathfinder: Wrath of the Righteous, no solo soluciona todos esos problemas, si no que añade decenas de mejoras que lo convierten en un juego de rol imprescindible para todos los fans del género.

Antes de nada, hay que tener en cuenta es que el juego que ha lanzado Owlcat Games en consolas es una edición revisada que soluciona todos los bugs, errores y problemas que incluía el juego en su lanzamiento en PC hace algo más de un año. Además, incluye cuatro DLCs que añaden nuevos objetos, enemigos y misiones que se integran en el juego base.

Vamos a contaros todos los detalles.

Pathfinder Wrath of the Righteous review

Un editor de personajes de lujo

Para los que no sean asiduos al mundo del rol, Pathfinder es uno de los juegos de rol de mesa más famosos de la historia. Su sistema de combate y la gran profundidad de sus muchas mecánicas lo han convertido, por méritos propios, en el juego de rol favorito de millones de jugadores que se han pasado tardes y tardes junto a un boli, una libreta y un montón de dados intentando salvar el mundo. Por suerte, Owlcat Games ha sabido captar la esencia de Pathfinder a la perfección y su adaptación consigue trasmitir perfectamente la sensación de explorar una tierra repleta de peligros mientras vivimos una auténtica aventura.

Al empezar a jugar, lo primero que tendremos que hacer será crear a nuestro protagonista con un editor enorme y profundo que nos permite modificar hasta el más mínimo detalle de nuestro héroe soñado. A diferencia de Kingmaker, en Pathfinder: Wrath of the Righteous el editor nos permite elegir entre 25 clases de personaje con varias subclases, razas, decenas de trasfondos para los personajes, habilidades de inicio, personalidad y otras muchas opciones que son el sueño hecho realidad de cualquier jugador de rol.

Entendemos que este editor pueda abrumar a algunos jugadores, pero el juego se las apaña para ofrecerte la información de forma clara y concisa, por lo que no es necesario ahondar en todas las opciones del editor. Eso sí, quien decida hacerlo, disfrutará durante horas creando a su personaje perfecto.

Pathfinder Wrath of the Righteous fantasymundo

Conociendo el mundo de Golarion

Una vez hecho esto, lo primero que hay que aclarar es que nos estamos embarcando en una aventura que superará las 100 horas de juego sin ningún problema. Durante nuestro periplo pasaremos mucho tiempo dialogando con otros personajes, tomando decisiones estratégicas, gestionando construcciones y soldados y, sobre todo, combatiendo contra todo tipo de monstruos mientras vamos forjando una historia que se irá moldeando poco a poco en función de nuestro estilo de juego.

Todas estas aventuras las viviremos en el mundo de Golarion, una tierra extraña a la que nuestro héroe llegará sin saber cómo ha ocurrido, y aparecerá justo en mitad de una invasión de un grupo de demonios a un pequeño pueblo indefenso. Como podéis imaginar, nuestros primeros pasos en Golarion consisten en defender el pueblo gracias a un objeto mágico que potenciará nuestras habilidades y que encontraremos en los primeros minutos de juego.

Pathfinder Wrath of the Righteous edicion completa

Una vez superado este primer desafío, descubriremos que este nuevo mundo está al borde del abismo debido a la aparición de una brecha demoníaca de la que llegan nuevos monstruos a diario y que, poco a poco, se están extendiendo por todo el mundo. Nuestra misión será cerrar esa brecha pero, por el camino, viviremos todo tipo de aventuras mucho más originales, impactantes y emotivas de lo que podáis imaginar.

A diferencia de otros títulos del género, Pathfinder: Wrath of the Righteous sabe cómo sorprendernos con nuevas mecánicas de juego y situaciones inesperadas cada poco tiempo, lo que nos mantendrá pegados al juego durante decenas de horas sin que decaiga el interés. De hecho, al terminar la aventura estaremos deseando empezar de nuevo para rejugar la historia tomando todo tipo de decisiones diferentes.

Aprendiendo las mecánicas de juego

Pathfinder: Wrath of the Righteous es un juego que requiere de tiempo y esfuerzo por parte del jugador para entender – y a la larga dominar – todas las mecánicas que hay detrás de su sistema de exploración, combate y gestión. Sin embargo, y a diferencia de lo que hizo en su momento Kingmaker, el juego se esfuerza por ayudar a los jugadores a entender esas mecánicas mediante mensajes de ayuda, tutoriales y guías visuales que hacen que la entrada al juego sea mucho más suave que antes. Aunque se pueden seguir echando en falta algún tutorial o explicación adicional, lo cierto es que la sensación de satisfacción después de entender y poner en práctica una nueva mecánica es recompensa suficiente para seguir jugando.

Pathfinder Wrath of the Righteous analisis

Leer y decidir

Como decíamos, gran parte del tiempo la pasaremos leyendo todo tipo de textos – en un completo castellano – con los que conseguiremos información sobre el mundo, los pueblos y los personajes que nos rodean. Con esa información tendremos que tomar decisiones que afectarán al devenir del mundo, de nuestro grupo de héroes – que irá creciendo mucho con el tiempo – o incluso a nuestra relación con personajes secundarios que podrán aclamarnos o querer acabar con nuestra vida en base a las decisiones que hayamos tomado.

Por ejemplo, si encontramos información sobre un grupo de asaltantes que esperan entre los árboles junto a un camino para asaltar a quien viaja por la zona, podemos tomar la decisión de embocarlos para acabar con ellos por la espalda. Pero también podemos decidir dar un rodeo para evitar el combate. También podemos hablar con ellos para negociar una tregua. O hacerles caer en una trampa para herirlos sin necesidad de entrar en combate. O… Las opciones son infinitas.

Al igual que ocurre en el rol, lo que ocurra en cada momento se deberá a una mezcla de imaginación a la hora de resolver cada situación y, por supuesto, al azar y la suerte que acompañada a cada acción que realicemos.

Hora de tirar los datos

Uno de los elementos básicos de los juegos de rol son las tiradas de dados, y eso significa que una partida de rol tiene un gran componente de suerte y azar. Escalar una pared puede ser sencillo si la habilidad de nuestro héroe y los dados se ponen de acuerdo pero, si no lo hacen, nuestro héroe puede acabar con la espalda rota por una mala caída.

Pathfinder Juego de rol

Pues bien, Pathfinder: Wrath of the Righteous hace uso de este sistema de dados y suerte pero, en lugar de obligarnos a ver las tiradas de dados constantemente para cada acción, el juego tira los dados automáticamente en un segundo plano mientras vamos jugando, lo que nos permite que la acción sea mucho más fluida y no nos paremos cada pocos segundos para esperar al resultado de la tirada. Aun así, en cualquier momento podremos acceder al registro de tiradas para comprobar el motivo por el que hemos fallado una acción que parecía fácil o como hemos conseguido superar un desafío que parecía una trampa mortal. De esta forma, los fans más clásicos del rol pueden ir viendo el resultado de las tiradas sin que el resto de jugadores se vean lastrados por ellos a nivel de ritmo.

Un combate a tu medida

El combate sigue siendo uno de los elementos clave de la obra y, al igual que ocurría en la versión de consolas de la anterior entrega, aquí disponemos de dos modos de combate diferentes: el original que funciona en tiempo real con posibilidad de pausar la acción y otro completamente nuevo que funciona por turnos y que nos permite planificar los combates con más calma.

Pathfinder nos permite cambiar de un sistema de combate a otro en cualquier momento sin limitaciones. De esta forma, podemos optar por usar el sistema de combate en tiempo real para los enemigos más débiles en los que no necesitamos de estrategia para derrotarlos y limitar el uso del sistema del combate por turnos para los jefes finales en los que las cosas pueden ponerse muy cuesta arriba en algunos momentos. También podemos usar un solo sistema durante todo el juego. La decisión es solo nuestra.

Pathfinder Kingmaker DE

Independientemente del sistema de combate que escojamos, lo cierto es que tendremos que usar la cabeza si queremos salir con vida de la mayoría de combates. Equipar bien a nuestros héroes, utilizar ataques y habilidades adecuadas y controlar bien las fortalezas y debilidades de aliados y enemigos es clave para salir superar los desafíos con éxito.

El estudio ha hecho un ejercicio de creatividad para dotar al mundo de una amplia variedad de criaturas únicas con todo tipo de patrones de ataque, defensa y movimiento con el objetivo de evitar que caigamos presa de la monotonía en algún momento de las más de 100 horas de viaje.

Un mundo repleto de secretos

A nivel técnico, lo primero que hay que destacar es que, al igual que ocurrió hace un par de años con su anterior entrega, la interfaz se ha adaptado a la perfección al control con mando. Tras unos minutos de adaptación podremos movernos sin problema entre todos los menús del juego. Además, se han reorganizado las opciones para hacer más intuitivas cada una de las ventanas.

Pathfinder Wrath of the Righteous review

El control de los personajes si puede suponer un problema en algunas situaciones en las que la falta de precisión del stick pueda jugarnos una mala pasada. Por suerte, Pathfinder lo soluciona de un plumazo al darnos la opción de activar el combate por turnos para poder tomarnos con calma en control de cada personaje durante las refriegas.

El diseño del mundo, de los personajes y enemigos está basado totalmente en las aventuras del juego de rol de mesa y cualquier fan de Pathfinder no tardará en esbozar una sonrisa al ver el cuidado con el que se ha recreado este universo.

El juego cuenta con una banda sonora variada repleta de temas orquestados de fantasía épica que encajan a la perfección con la temática del juego. De hecho, serán muchos los jugadores de la versión clásica de mesa que utilizarán estas canciones para acompañar sus partidas en casa

Conclusiones sobre Pathfinder: Wrath of the Righteous

Con su excelente sistema de misiones, su sistema de combate variado y complejo y una trama que a trapa con rapidez, Pathfinder: Wrath of the Righteous es una auténtica joya imprescindible para todos los amantes de los juegos de rol.

Si buscas una aventura larga con la que pasar horas y horas disfrutando de una toma de decisiones muy bien pensada, tienes ante ti justo lo que estás buscando.

FantasyTienda: Figuras, merchandising, juegos
Director de la sección de videojuegos. Economista especializado en marketing. Hablo de videojuegos, cine y libros siempre que puedo.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.