Casi a finales del año 2013, desembarco en occidente Dragons Crown, para PS Vita y PS3. El último juego desarrollado por Vanillaware, creadores entre otros títulos del estupendo Odín Sphere. Ahora, cinco años después esta estupenda aventura de acción con tintes RPG y con estupendo apartado artístico en 2D, llega nuevamente a Occidente en su edición más completa remasterizada en exclusiva para PlayStation 4.

Nota Aclaratoria: En este análisis nos centramos directamente en los cambios aportados en esta edición para PS4. Por lo que os aconsejamos encarecidamente que echéis un vistazo a nuestro análisis de la versión original del juego, donde se profundiza bastante en esta sobresaliente aventura.

Partiendo por la base, debemos dejar claro que esta edición incluye muy pocos añadidos respecto a la versión original del juego lanzado en el 2013, por lo que estamos directamente delante de un port, que aprovecha esta nueva edición para adaptarse a los cánones actuales respecto a resolución.

Nuestra aventura comienza seleccionando a seis valientes guerreros, cada uno de ellos perteneciente a una clase en concreto, las cuales se diferencian bastante a la hora de desarrollar los combates. Tenemos enano, guerrero, amazona, elfa, mago y hechicera. Por lo que tenemos que tener muy en cuenta sus habilidades y diferencias, pues comenzar desde el inicio con algunos de ellos nos puede complicar mucho la aventura, debido a la curva de aprendizaje de sus habilidades.

Tal y cómo mencionábamos al principio, nos encontramos con un juego muy en el estilo de Odin Sphere, donde nos sitúan en un mundo fantástico en el que se desarrolla la aventura y en el que combatiremos con total libertad en divertidos combates en 2D, mientras mejoramos a nuestro personaje en un amplio sentido de la palabra. Y es que el sistema RPG se encuentra implantado en todos los aspectos del juego, no solo en lo que respecta a los combates, consiguiendo en todo momento que el jugador perciba ese componente rolero que destila el juego, para luego encontrarse con unos combates profundos gracias al sistema, pero de fácil aprendizaje y ejecución en el control, dejando de lado los machacamientos de botones absurdos, y por otro lado las largas combinaciones de estadísticas y detalles del RPG. De esta manera, Vanillaware ha conseguido un nivel de equidad estupenda a lo largo de toda la aventura de este Dragons Crown Pro, convirtiéndolo rápidamente en un juego muy asequible para el público en general, pero que al mismo tiempo será sabiamente aprovechado por los expertos y amantes de los juegos de acción y rol. Gracias también entre otras cosas al estupendo control del personaje, el cual podemos describir de claro e intuitivo, con una estupenda respuesta del personaje y un buen elaborado mapeado de botones.

Estamos delante de un juego que recompensa enormemente al jugador tras terminar los escenarios, ya sea con mejoras de equipo o estadísticas, la posibilidad de adquirir habilidades específicas para cada personaje y la inclusión de un sistema aleatorio de Botín, los cuales nos harán repetir en más de una ocasión las mazmorras o determinadas zonas para descubrir ciertos objetos especiales, subir de nivel, etc.

 

A esto sumarle un apartado técnico y artístico sobresaliente. En primer lugar el juego hace uso de un arte gráfico de corte manga japonés y medieval, que le sienta como la seda. Con unos diseños en los personajes bastantes llamativos y que pasan de lo exagerado al ridículo, pero de una manera totalmente cómica. Por otro lado los personajes hacen gala de unas animaciones independientes para cada uno de ellos estupendas, con gran variedad de ellas dependiendo de los ataques, defensa, hechizos y el tipo de enemigo a los cuales se estén enfrentando. Mención aparte para algunas animaciones respecto a la hora de correr en sprint, detallado la hechicera por citar algún ejemplo.

Los enemigos se encuentran también a un gran nivel respecto al apartado artístico, encajando perfectamente en unos escenarios vivos, detallados y con una estampa preciosa en muchos de ellos.

Finalmente, en lo que respecta al apartado técnico tenemos una resolución estupenda de hasta 4K en caso de PS4 Pro, y de 1080 en PS4. En ambos casos tenemos una tasa de frames de 60 por segundo estables como una roca y que se agradecen enormemente su estabilidad, pues es un deleite visual en todos los aspectos gracias a la combinación de del apartado técnico y el apartado de arte gráfico del juego.

También debemos destacar técnicamente lo bien elaborada que esta la inteligencia artificial de los compañeros, en caso de que juguemos en solitario la aventura; nuestra experiencia con varios aliados ha sido bastante satisfactoria de principio a fin de la aventura.

El modo online es sin lugar a dudas uno de los contenidos más cuidados de este Dragons Crown Pro. Para comenzar, al igual que en el modo campaña en solitario, deberemos ir a aventurarnos por las catacumbas, mazmorras y escenarios del juego para encontrar los esqueletos o cadáveres de jugadores reales. Estos tendrán las estadísticas que tenían antes de morir y que podrán unirse a la partida a las pocas horas de juego en solitario, una vez desbloqueados ciertos tramos.

En lo que respecta al apartado sonoro, estamos delante de un juego que nos llega con un audio completamente limpio, sin errores. Con una banda sonora muy acorde y que acompaña bastante bien a las situaciones en pantalla. Los efectos sonoros son variados y claramente diferenciados, al igual que los que provienen de los enemigos, los cuales son bastante variados. Finalmente, tenemos la posibilidad de escoger voces en inglés, o japonés, que os recomendamos encarecidamente.

Entrando en los últimos detalles, nos encontramos con una remasterización que podríamos catalogar de port directo de la edición original. Los añadidos incluidos se centran en su totalidad a lo relacionado con las opciones gráficas y técnicas, las cuales se agradecen, dado que estamos delante de un juego que es una obra de arte en movimiento en todo momento. A destacar la inclusión más importante para muchos y es la llegada del juego a nuestro país con subtítulos en castellano, algo que para muchos será el impulso definitivo para volver hacerse con el si ya lo jugaron en su momento. Y finalmente la posibilidad de jugar a partidas guardadas en la nube y jugad con las de PS3 y PS Vita, dando compatibilidad entre las tres consolas de Sony.

Por nuestra parte, solo podemos deciros que nos parece una edición a la le ha faltado algún pequeño extra más para ser sobresaliente. Y es que sin lugar a dudas, el título por si solo es una auténtica maravilla.

FantasyTienda: Figuras, merchandising, juegos

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.