Después de semanas de rumores, la noticia se ha hecho oficial: Disney ha adquirido buena parte de las acciones de la 21st Century Fox por 52.400 millones de dólares. Una jugada que no solo afectará al actual sistema cinematográfico hollywoodiense, que pasa a estar dominado por cinco grandes empresas en vez de seis, sino que supone un duro embite a Netflix, al que la casa del ratón quiere hacer competencia con su propio servicio de streaming.

A través de este acuerdo Disney incorpora la división televisiva de Fox, responsables de series de gran éxito como “Los Simpson“, “Padre de familia“, “Modern family” o “Homeland“, así como el canal por cable FX (“Fargo“, “American Horror Story“, “Sons of Anarchy“) y el National Geographic.

En cuanto al panorama cinematográfico, Disney se hace con poderosas franquicias como El planeta de los simios, Avatar y Alien. También recupera a los X-Men, Los 4 fantásticos y Deadpool, cuyos derechos estaban en manos de la Fox, así como los derechos de distribución de la película original de Star Wars.

Más incierto es el destino de Blue Sky, la marca de animación familiar de Fox responsable de éxitos como Ice Age, que probablemente no tenga lugar en una empresa conocida precisamente por destacar en este área. Quizá sea vendida muy pronto o termine por desaparecer.

Pero quizá la adquisición más importante sea la de Hulu, clave en la estrategia de Disney de hacerse también con el mercado de streaming. Con el 60% de Hulu, la casa del ratón podría tanto fusionar el canal con el suyo propio como borrarlo del mapa. En cualquier caso, y con todo el contenido en exclusiva de Disney y la Fox, servicios como Netflix y HBO, que controlan actualmente el mercado, tendrán un duro competidor en 2019.

Todavía es pronto para conocer las consecuencias de la nueva adquisición de Disney, pero una cosa es segura: va a producir importantes cambios en el panorama cinematográfico y televisivo a nivel mundial.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.