Devil’s Hunt es un videojuego que trata de ser ambicioso, un beat’m up en tercera persona en el que los jugadores tomarán el papel de un ex campeón de boxeo con un sinfín de problemas llamado Desmond. El juego abre con una primera visión de un apocalipsis. Los demonios deambulan a su gusto en toda una ciudad en llamas, después de esta entrada al videojueg, los jugadores volverán al pasado de Desmond donde está a punto de proponerle matrimonio a su novia Kristen. Una hora después, Desmond, se encuentra en el infierno firmando un acuerdo con la muerte para convertirse en un cazarrecompensas de almas en presencia de Lucifer. Afortunadamente, puede volver a la vida y pasar tiempo en la tierra con la condición de que tiene que recolectar almas para Lucifer.

Está claro el tipo de videojuego que Devil’s Hunt quiere ser, quiere ganarse un puesto en los títulos de acción de personajes en tercera persona del género. Esta entrega se basa en la novela llamada Equilibrium, escrita por el mismo autor que el creador del videojuego: Pawel Lesniar.

Desmond tiene la capacidad de decidir el destino de la humanidad y del mundo tal y como lo conocemos inclinando la balanza hacia los ángeles o los demonios, la luz o la oscuridad y el bien o el mal.

Jugabilidad

Desmond posee una serie de ataques demoníacos y humanos. Los estilos en sí son bastante únicos, teniendo posibilidad de curarse o atacar a distancia. Durante el juego, podrás cambiar el estilo de ataque al que se prefiera y con el hándicap de tener un ligero tiempo para recargarse.En definitiva, los controles se asemejan a muchísimos juegos del género y no innova en absoluto. No hay nada que destacar en este apartado, lo mismo podríamos decir de sus puzzles y exploración: algunos de las pruebas pecan de sosas en y en las que no hace falta ser un genio para logar resolverlos. Es una pena porque si se hubieran afinado las mecánicas de combate habría sido un juego más competente, sin embargo, solo con utilizar el ataque rápido puedes finalizar la partida sin problemas.

Devil’s Hunt no te premia por volver a jugarlo, una vez acabado el viaje y la batalla contra los demonios y ángeles lo único que quedará será reiniciarlo para volver a disfrutar lo que ya has jugado, pero en un nivel de dificultad más alto. Devil’s Hunt peca de tener cierto relleno entre tramas, haciendo que camines de un punto a otro presionando un botón de interacción para ir hacia arriba o abajo. Para hacer más ameno el viaje entre un sitio y otro contamos con un sistema de teletransporte que lo facilita las cosas. Si te lleva 7 horas en terminar “La caza del diablo”, 2 horas lo gastas andando.

Ocasionalmente, te podrás encontrar con un jefe. Muchas de las peleas de jefes son tan fáciles que se vuelven ridículas. Después del primer jefe que te encuentres y veas que es fácil, no volverás a tomarte en serio ningún otro. A pesar de que Desmond posea una rama de habilidades con las que poder mejorarlo no termina de merecer la pena, tan solo machacarás el botón de ataque rápido y listo.

Apartado técnico (gráficos, rendimiento y sonido)

Usa el motor de Unreal Engine dando un rendimiento notable. Sin embargo, no termina mostrándose de manera correcta en el ordenador. Las expresiones faciales de los personajes son totalmente robóticas, no parece que ninguna situación le esté afectando para nada a nadie.

El juego sufre una serie de fallos que hacen que la experiencia se vea afectada. Uno se produce en combates contra jefes que por cuestiones de la historia tienes que perder y los desarrolladores crean a un enemigo inmortal, haciendo que sea inútil golpearle. Hay muchos de ellos que tienen un diseño increíble que llegan a intimidar. Los movimientos de estos enemigos son muy lineales y carecen de ataques que debas de recordar y quizás la única diferencia que hay entre enemigos normales y jefes sea solo la grandiosa barra de vida que llevan.

Los escenarios son muy simples, una sucesión de áreas preparadas para la lucha que se unen entre ellos por caminos o callejones que únicamente los conecta. Estos se encuentran muy vacíos y no hay nada en ellos que los haga interesante. La exploración es tan limitada y artificial que no hay nada que hacer, no te puedes desviar ni un poco.

En cuanto al apartado del sonido, es una de las cosas que verdaderamente se aprecian, las voces de los personajes son increíblemente buenas, al igual que la banda sonora del videojuego, logrando encajar eficientemente en diversas situaciones.

Conclusiones

Desmond posee una falta de carácter, no se sorprende por nada, no sufre y ni se inmuta. Se puede apreciar sobre todo en unas animaciones del todo ineficaces. No se siente realista nada de lo que ocurre. El suicidio ha sido muy gratuito, el joven millonario gastaba su tiempo en vida trabajando para su padre en una megacorporación en horas bajas y luchando en combates clandestinos en clubes de mala muerte. Toparse con su prometida y su mejor amigo en la cama le llevará, sin cuestionárselo demasiado pocos minutos después, a conducir su lujoso deportivo hasta un precipicio y dejarse caer. Suena demasiado tópico.

Devil’s Hunt Hunter posee una trama magnífica, el problema es que el juego no ha sabido exponerla correctamente, ya sea por bajo presupuesto o por cualquier otro motivo. La historia no es que se tome demasiado en serio a sí misma, el argumento simplemente sirve de salvavidas para poder avanzar en un juego plagado de monstruos y demonios donde Desmond pretende ser más fuerte que todos ellos.

Si lo que te gusta es ser el dios sobre la tierra y sentirte invencible este juego es para ti, de seguro muy difícilmente te vencerán, incluso los jefes se verán patéticos junto a Desmond. Sin embargo, si lo compras por una buena historia o en busca de mecánicas nuevas no es lo que encontrarás aquí.

FantasyTienda: Figuras, merchandising, juegos

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.