El desarrollo de software permite crear proyectos digitales desde cero para satisfacer las necesidades de empresas, consumidores u organismos públicos. Existen multitud de empresas que se dedican al desarrollo de software creando todo tipo de plataformas online, sitios web y proyectos propios que son necesarios para afrontar la digitalización de la actividad económica.

Para realizar con éxito un proyecto de desarrollo de software, empresas como Appcinking necesitan llevar un orden en sus procesos de desarrollo. El objetivo es no terminar como el 75% de los proyectos que están condenados al fracaso desde sus fases iniciales (Geneca) y crear un proyecto sólido y con potencial de crecimiento y desarrollo futuro. Para ello es necesario utilizar el sistema de desarrollo en cascada, que vemos a continuación.

5 fases del desarrollo en cascada para el desarrollo de software

El modelo en cascada es un enfoque metodológico que ordena de forma lineal el proceso a seguir en el desarrollo de software. Es una de las metodologías más comunes y conocidas y se compone de 5 fases, que son las siguientes:

Análisis

Es el primer paso a poner en práctica. Consiste en preparar el proyecto determinando cuáles son las necesidades y objetivos planteados, qué requisitos debe cumplir el desarrollo de software para cumplir con esos objetivos y crear una propuesta inicial que sirva como guía para las siguientes fases. Esta fase es fundamental, pues sin un buen análisis previo se pueden cometer muchos errores en el proceso de desarrollo del software. Una fase en la que debe haber una comunicación estrecha entre el cliente y la empresa de desarrollo de software.

Diseño

Esta es una de las etapas más creativas del modelo en cascada, pues en ella se diseña y se realizan los primeros esbozos de lo que será el proyecto una vez haya finalizado. Durante esta fase es necesario organizar la estructura del proyecto y los distintos elementos que lo integran y describir cómo se relacionan entre sí teniendo siempre en cuenta el diseño de la interfaz. El objetivo no es otro que el proyecto funcione de forma correcta.

Implementación

En la fase de implementación se lleva a cabo una traducción de los elementos de diseño preparados en la fase anterior. Ahora, hay que integrar esos elementos dentro del lenguaje de programación. Se integra cada uno de ellos dentro del código y se realizan las pruebas necesarias hasta comprobar que no haya errores a medida que el producto se va finalizando poco a poco. Es la fase que toma más tiempo, pues los trabajos de programación y desarrollo del software son los más complejos y en ellos intervienen multitud de profesionales que trabajan de forma individual y por equipos.

Verificación

La verificación es la cuarta fase del modelo de cascada. En esta fase se debe probar y ejecutar el trabajo realizado para comprobar que su funcionamiento es el adecuado. Hay que comparar los resultados conseguidos con los objetivos y requisitos establecidos al principio y ver si se han cumplido todos ellos. Por otro lado, también es recomendable realizar pruebas de los distintos elementos y realizar algún tipo de encuesta para recoger comentarios y posibles sugerencias de mejora que identifiquen los futuros usuarios. Para finalizar, se debe presentar el trabajo al cliente una vez está todo terminado y funcionando a la perfección.

Mantenimiento

La última fase es la fase de mantenimiento, en la cual se realizan los cambios que sean pertinentes para dar por finalizado el proyecto. Además, lo habitual es tener que iniciar más adelante el modelo en cascada de nuevo para adaptar el proyecto a los cambios y actualizaciones que se vayan produciendo con el paso del tiempo. Esto no quiere decir que el proyecto presente fallos, sino que dado la rápida evolución de la tecnología en la actualidad, es fundamental mantener el software siempre actualizado para que el proyecto siga siendo moderno y relevante para su público objetivo.

Estas son las 5 fases claves del modelo en cascada para el desarrollo de software. Este orden paso a paso ayuda a evitar multitud de errores por una planificación errónea o por un modo de trabajo desordenado que obligue de forma constante a realizar correcciones que ralentizan el desarrollo del proyecto y que obligan, de forma frecuente, a entregar el proyecto con retraso al cliente.

FantasyTienda: Figuras, merchandising, juegos
Director de la sección de videojuegos. Economista especializado en marketing. Hablo de videojuegos, cine y libros siempre que puedo.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.