Xosé M. Núñez Seixas

La editorial Crítica publicará el próximo 23 de octubre una obra especialmente interesante en los convulsos tiempos políticos y sociales que vivimos: “Suspiros de España”, de Xosé M. Núñez Seixas, doctor en Historia Contemporánea por el Instituto Universitario Europeo de Florencia y catedrático de Historia Contemporánea en la Universidade de Santiago de Compostela.

En este ensayo, el autor expone una historia condensada desde el mito fundacional del moderno nacionalismo español, la guerra de Independencia contra el ejército napoleónico (iniciada en 1808) hasta la actualidad. Se trata de una historia que se conjuga en diversas corrientes ideológicas y visiones de lo que debería ser España, y Xosé M. Núñez Seixas bucea en ellas desde la distancia propia de un historiador, con el acento puesto en los acontecimientos acaecidos durante este último año.

Xosé M. Núñez Seixas es doctor en Historia Contemporánea por el Instituto Universitario Europeo de Florencia y catedrático de Historia Contemporánea en la Universidade de Santiago de Compostela; entre 2012 y 2017, también lo fue en la Universidad Ludwig-Maximilian de Múnich. Entre sus últimos libros destacan “Patriotas y demócratas” (2010); junto a J. Moreno, “Los colores de la patria” (2017) y “El Frente del Este” (2018). En Crítica ha publicado: “Las utopías pendientes” (2015), “Camarada invierno” (2016) y, junto a Lina Gálvez y Javier Muñoz, “España en democracia,1975-2011” (2017).

«Cabe formularle algunas preguntas al nacionalismo español del siglo XXI. En primer lugar, ¿en qué medida ha admitido la pluralidad cultural, etnoterritorial, político-institucional e identitaria interna? Desde 1975 el discurso patriótico español ha aceptado, con mayor o menor entusiasmo, que el pluralismo cultural constituye una parte constitutiva de la esencia de España. En apariencia, también ha arrinconado la aspiración a una plena homogeneización cultural y lingüística del territorio español. Pero las culturas hispánicas no son necesariamente situadas en pie de igualdad simétrica en cuanto a su relevancia identitaria para constituir el ser de España».

«Por otro lado, los límites de aquel pluralismo, y en particular hacia la propia tolerancia práctica hacia la diversidad cultural y etnoterritorial dentro del territorio español, distan de estar fijados de manera unívoca y consensuada. Ahí surgen las diferencias. Para buena parte de los «patriotas» españoles, el plurilingüismo como realidad social y cultural institucionalizada es todavía dificil de aceptar, incluso dentro de los límites fijados por la Constitución de 1978. Lo mismo se puede afirmar sobre el uso de los símbolos, empezando por la cuestión de las selecciones deportivas o la colocación de banderas en edificios oficiales».

«Una segunda pregunta atañe a su evolución reciente. ¿Se ha radicalizado el nacionalismo español en el último decenio? Desde 2004, su tendencia conservadora ha experimentado sin duda una deriva progresiva hacia una lectura restrictiva, cuando no neocentralista, de la Constitución de 1978 y del sistema autonómico. Los antiguos ensayos teóricos acerca del «patriotismo constitucional» a la española en el partido conservador cayeron en el más absoluto de los olvidos. De ellos sólo quedó un motivo central: la invocación a la Constitución como un texto inmodificable — para lo que conviene—, como un lugar de memoria; pero no a los valores que esa Carta Magna reconoce y le sirven de fundamento, auténtica formulación original del concepto en la interpretación de Habermas. Se olvidaba así cualquier referencia a la necesaria política de superación crítica del pasado dictatorial reciente, elemento de regeneración democrática igualmente presente en el propio concepto de patriotismo constitucional».

FantasyTienda: Figuras, merchandising, juegos

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.