Crash Bandicoot 4

Tras 20 años esperando una secuela de Crash Bandicoot 3: Warped, ya era hora de que recibiéramos una nueva entrega del marsupial más famoso de los videojuegos. Tras rumores y alguna filtración, el juego fue anunciado oficialmente en junio del año pasado. Fue para muchos una alegría, ya que por fin podríamos disfrutar de una nueva aventura de Crash y Coco tras el fantástico remake creado por Vicarious Visions y Toys for Bob. Estos últimos son los que nos traen esta nueva entrega, y podéis estar tranquilos, porque el resultado es espectacular, fiel y digno con la saga.

Si algo llama la atención nada más iniciar el juego, es eso, la fidelidad con entregas anteriores, y eso se deja ver en prácticamente todos los apartados: Desde el Game feel o las sensaciones que nos da el control del personaje, al diseño de niveles, pasando por su puesto por el apartado audiovisual. Incluso nos lanzarán guiños de entregas anteriores si conocemos bien la saga.

Todo ha sido muy cuidado, y no es de extrañar ya que esta entrega es una secuela directa de la tercera entrega lanzada en 1998 para Playstation. Es cierto que tras Warped, la saga de Crash recibió algunas entregas bajo otros estudios de más o menos calidad. Pero con la pérdida de popularidad de los juegos de plataformas 3D, el rebelde bandicut y sus amigos quedaron aparcados durante un tiempo. Ahora, gracias en parte a la nostalgia y a la gran acogida que tuvieron los remakes de N.Sane Trilogy, recibimos por fin la cuarta entrega.

Crash Bandicoot 4Como secuela directa que es, la historia continúa con el final que vimos en Warped: Neo Cortex y N. Tropy consiguen escapar de la cárcel Inter dimensional en la que habían sido encerrados, dejando el multiverso patas arriba en el proceso. Por ello, Crash y Coco tendrán que resolver el problema una vez más a base de giros, saltos imposibles y mucha habilidad. Además, ahora no estarán solos, ya que cuatro nuevas máscaras ayudarán a nuestros héroes otorgándoles poderes nuevos, una de las mayores novedades en esta entrega. La otra gran novedad es la posibilidad de controlar nuevos personajes, como Tawna, Dingodile o el mismísimo Neo Cortex, cada cual con un sistema diferente de control. Con esto, Toys for Bob consigue de forma sencilla aportar más variedad a It’s About Time, algo que le sienta genial y recibimos con los brazos abiertos.

Nuevo por fuera, pero como siempre por dentro

El control se mantiene muy fiel a la trilogía original: Crash pierde los poderes conseguidos en Warped, como el giro planeador o el bazooka, pero mantiene el doble salto desde el inicio. La inercia, la velocidad o altura de los saltos… Todo está calcado de los originales, y a penas notaremos cambios en este aspecto. Como suele decirse, si algo funciona muy bien, mejor no tocarlo… Sobre todo sabiendo que el movimiento es precisamente la esencia de este juego. Al inicio nos dan la posibilidad de elegir entre dos niveles de dificultad, teniendo como diferencia que el modo fácil cuenta con vidas infinitas, mientras que con el modo clásico, cuando lleguemos a cero tendremos que comenzar el nivel desde el principio.

Los niveles nos recuerdan sobre todo a los de Crash Bandicoot 3: Warped. Como ya es clásico en la saga, la cámara cambiará a veces de perspectiva para que con ello cambie la experiencia de juego, pasando de un gameplay 3D a uno más de scroll lateral 2D. Vuelven elementos como las zonas de Bonus, las fases con vehículos, o las zonas en las que tenemos que huir de algo que nos persigue moviéndonos hacia atrás, sin saber muy bien que nos deparan los próximos metros. Pero también hay cabida para novedades, como las zonas en las que nos movemos sobre raíles. Si somos de los que disfrutan rompiendo todas las cajas, os avisamos que esta entrega es probablemente la más difícil en este aspecto. Casi siempre están bien escondidas, y en los últimos compases de la aventura tiraremos por la borda ingentes cantidades de vidas para conseguirlo.

Crash Bandicoot 4

La dificultad es algo que también se ha medido con mucho ojo. Si bien los primeros niveles no son un gran desafío, poco a poco notaremos que la curva va subiendo, llegando a ser un auténtico reto en los últimos compases de la aventura. La cosa cambia bastante si vamos a por todas (las cajas). Con ello Crash Bandicoot 4 alcanza una capa superior de dificultad, ya que muchas de estas cajas están muy bien escondidas, o son difíciles de conseguir sin morir en el intento, requiriendo mucha habilidad. Esto hará que muchas veces, cuando lleguemos al final del nivel se nos quede cara de idiota cuando nos han faltado tres cajas para conseguir un nivel perfecto. Por contra, cuando las conseguimos al 100% tendremos un auténtico sentimiento de victoria.

En esta ocasión conseguiremos las ansiadas gemas de nuevas formas: Hasta cuatro dependiendo si hemos conseguido romper el 40, 60, 80 o 100% de las cajas en el nivel. También conseguiremos una si completamos el nivel sin morir más de tres veces, y otra gema que estará bien escondida en cada uno de los niveles.

Mascaras Cuánticas, la nueva incorporación

Estas misteriosas máscaras surgidas del multiverso las iremos desbloqueando progresivamente cuando avancemos por los diferentes mundos del juego. No podremos elegir qué máscaras usar, si no que las encontraremos en determinadas zonas de los niveles diseñadas concretamente para sus mecánicas, de manera muy inteligente. Por ejemplo, Lani-Loli, la primera máscara que conseguimos, nos permite cambiar de plano ciertos elementos del escenario, como cajas y plataformas, al pulsar el ZR, lo que hace que elementos transparentes se vuelvan solidos. Por ello tendremos que ser ágiles para ir saltando mientras cambiamos el estado de los distintos elementos. Otra de estas máscaras nos permite ralentizar el tiempo, haciendo fácil pasar por zonas que se mueven a altas velocidades, por ejemplo. La máscara Ika Ika nos da la capacidad de cambiar la gravedad de dirección… En definitiva, nos permiten cambiar de alguna manera el tiempo o el espacio, para superar zonas especialmente diseñadas para las nuevas máscaras. Todas dan mucho juego y son muy divertidas, ofreciendo un extra de dificultad y variedad a los niveles que le sienta como un guante al título.

Las máscaras las usaremos también contra los jefes finales que nos esperan, como ya es clásico en la saga, al final de cada mundo en una fase especial. Su diseño es el que cabe esperar, encajan bastante bien con la tónica clásica y no son excesivamente complicados.

Crash Bandicoot 4Además, al avanzar en la aventura desbloqueamos el modo N. Vertido, una vuelta a los niveles  desde un punto de vista diferente: No solo estará el nivel invertido (en modo espejo), si no que dependiendo del mundo en el que esté dicho nivel habrán diferentes tipos  de variaciones. Un estilo visual completamente diferente, o velocidad de juego distinta, por poner algunos ejemplos. Esto obviamente dificultará aún más la tarea de completar el nivel o  romper todas las cajas para conseguir esta vez las gemas invertidas.

Viejos conocidos pasan a la acción

Tawna, Dingodile y Cortex son los tres nuevos personajes controlables, como ya avanzamos antes. Tawna irá armada con un gancho que da mucho juego, tanto en movilidad como a la hora de romper cajas y derrotar enemigos. Dingodile posee una especie de aspiradora que permite absorber cajas a distancia, lanzar TNTs y planear durante un breve espacio de tiempo. Por último, el bueno de Cortex utiliza su pistolilla para romper cajas y convertir en plataformas a los enemigos, lo cual será super útil para encontrar todas las cajas del nivel. En general los tres son un aporte bastante curioso, ya que rompen un poco con la jugabilidad habitual del juego pero al mismo tiempo aportan frescura, y para un juego que está basado en una trilogía de hace 20 años, no viene nada mal.

Otro buen conocido que vuelve son las pruebas contrarreloj,  que siguen siendo igual de desafiantes que antes. Tendremos que completar los niveles en el menor tiempo posible, recogiendo por el camino cajas que hacen parar por unos instantes el cronómetro, para de esta forma conseguir mejores tiempos. Como novedad, ahora podremos ver un personaje fantasma que nos indica el tiempo a batir o el mejor tiempo que hayamos hecho. Algo que se agradece bastante, ya que es una manera sencilla de saber si vamos bien de tiempo en cada intento.

Crash Bandicoot 4 incorpora un modo multijugador local para hasta cuatro jugadores. Pero no esperéis algo parecido a lo visto en Super Mario 3D World, ya que se trata de un sistema en el que iremos pasando el mando entre jugadores cuando el juego nos lo indique. Por un lado tenemos la aventura, que podremos disfrutar completamente junto a otro jugador pasando el mando de la manera que configuremos, ya sea al llegar a un checkpoint o al perder una vida. Por otro lado, tenemos una especie de modo versus contrarreloj, disponible para hasta cuatro jugadores. Elegimos cualquiera de los niveles del juego y, jugando por turnos, cada jugador tendrá que conseguir su mejor marca, ya sea con el mejor tiempo o la mejor puntuación rompiendo cajas. Perder una vida supondrá una puntuación nula, así que hay que andarse con mucho ojo.

Un apartado técnico totalmente actualizado

En lo gráfico, no queda otra opción que quitarse el sombrero ante el trabajo conseguido por Toys for Bob. Por un lado tenemos las cinemáticas, que parecen sacadas de una película de animación gracias al buen trabajo dando vida a los personajes. Por otro lado, tenemos una dirección artística espectacular, captando la esencia de la trilogía original, pero yendo un poco más allá en ciertos aspectos. El uso de la paleta de colores es muy acertada, la iluminación varía dependiendo de la zona del nivel, y las animaciones con las que se mueven los protagonistas les dan mucha personalidad. Todo ha sido cuidado al milímetro, y se ve mejor que nunca. Se han añadido skins al juego para Coco y Crash, pero tranquilos que aquí no veremos micro pagos: Tan solo tendremos que conseguir todas las gemas de un nivel para desbloquearlas. Son bastante variadas y divertidas, y conseguirlas todas será un auténtico desafío. 

Respecto al rendimiento en la versión de Nintendo Switch, que es la que hemos analizado, rinde bastante bien en líneas generales, aunque no llega obviamente a las capacidades de las consolas de nueva generación. Mantiene los 30 FPS tanto en modo dock como en portátil, con alguna rara caída de vez en cuando. La resolución es baja, ya que en la TV el máximo es de 720p mientras que en portátil alcanza los 540p, dejando claro que el hardware de Switch es el que es y no se puede hacer mucho más. En ocasiones notaremos texturas bajas en resolución, como el caso de las cajas Nitro o TNT. Aún así, no notamos ni un efecto demasiado borroso como si ocurre en otros juegos, ni dientes de sierra alarmantes, por lo que podemos asegurar que es un port más que acertado.

Escuchando su banda sonora notaremos que el trabajo es tan bueno como el realizado en lo visual: Claramente toma de base la trilogía original y lo lleva hacia adelante. Oiremos temas remezclados de los juegos originales, además de muchos temas nuevos que se ajustan perfectamente a la experiencia. Muchos de los efectos de sonido también vuelven de la trilogía original, como al coger una fruta wumpa, romper cajas o detonar un TNT, dándonos un buen golpe de nostalgia. El doblaje de las voces nos llega en castellano, de buena calidad, así como los textos.

Crash Bandicoot 4

Conclusiones

El regreso de Crash y Coco ha sido un completo éxito. El listón estaba alto, ya que resucitar de entre los muertos una saga que lleva aparcada tanto tiempo y ponerla a punto para las consolas actuales y la nueva generación es una tarea muy difícil. Más si quieres aportar algo de frescura sin perder la esencia de la saga. It’s About Time consigue todo eso y se convierte en una de las mejores entregas de la saga, así como uno de los mejores plataformas lanzados recientemente. Es completo en contenidos, desafiante y divertido. Quizás podamos echar en falta alguna fase más de montar vehículos, como la moto o el tigre que aparecían en Warped, o más jefes finales. Además, la versión de Switch se nota que es la más recortada por motivos obvios, en especial por su resolución. Aún así es innegable que el trabajo de Toys for Bob es sensacional, muy disfrutable tanto para los fans que empezaron a jugar con Crash hace más de 20 años como los recien iniciados que acaben de descubrirlo.

 

Crash Bandicoot 4: It’s About Time está disponible ya para Playstation 4, Playstation 5, Xbox One S y X, Xbox Series, y Nintendo Switch. Además, hoy mismo se pone a la venta también para PC.

FantasyTienda: Figuras, merchandising, juegos
Redactor jefe de la sección de videojuegos de Fantasy, artista 3D y amante de los jueguicos™ desde hace la tira de tiempo.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.