Chessarama Xbox Análisis

Chessarama: mil nuevas formas de jugar al ajedrez

Empecemos este análisis con algo que todos damos por hecho: Los videojuegos de ajedrez dejan poco margen a la innovación y la originalidad. En los últimos 40 años han llegado al mercado cientos de propuestas muy similares cuya propuesta principal consistía en enfrentarnos a un tablero de ajedrez con el objetivo de superar a jugadores humanos o rivales controlados por la Inteligencia Artificial mientras intentábamos perfeccionar nuestras habilidades. Sin embargo, los cambios más relevantes entre un juego de ajedrez y otro se limitaban a incluir skins más llamativas para las piezas o el tablero. Hasta ahora.

Como aficionados al ajedrez, Chessarama captó nuestra atención gracias a un cambio completo en su propuesta respecto a otros juegos de ajedrez.

Veamos qué es lo que ofrece el juego de Minimol Games:

chessarama review

Ajedrez fuera de contexto

Lo primero que nos sorprendió al empezar a jugar a Chessarama es que, de inicio, no tenemos disponible ningún modo de juego para disputar partidas de ajedrez tradicionales, lo que deja claro cuáles son las intenciones del estudio con este juego. En su lugar, el título nos presenta un «Modo Campaña» para un jugador dividido en cuatro secciones muy diferentes entre sí en las que se descontextualizan las mecánicas básicas de una partida de ajedrez para ponernos en situaciones muy originales de dificultad creciente que tendremos que ir resolviendo para desbloquear nuevos desafíos.

Cultiva la granja

La primera de las cuatro secciones que dan forma al modo historia nos traslada a una serie de escenarios ubicados en una granja en la que únicamente usaremos al Caballo. El objetivo de estos desafíos es cultivar verduras en el terreno de la granja y, para ello, tenemos que mover al caballo de una casilla a otra. Al detenernos en una casilla, ésta queda cultivada, pero si volvemos a pasar por ella, arruinamos el cultivo, afectando así nuestra puntuación final.

Aunque pueda parecer simple – o incluso tedioso – lo cierto es que la mecánica es bastante divertida. Cada escenario de la granja reparte y organiza sus casillas de forma muy inteligente, lo que nos obliga a perfeccionar nuestra forma de mover al Caballo para ser capaces de cultivar todas las casillas sin pisotear las zonas en las que ya hemos plantado.

Vigila a la reina

Otra de las secciones del modo campaña nos traslada al Japón Feudal y nos presenta diferentes enfrentamientos en los que debemos derrotar a diversos ejércitos enemigos utilizando únicamente una Reina. Además, el juego nos obliga a aislar a las fichas enemigas antes de eliminarlas, lo que incrementa el reto de cada misión pero, a la vez, nos ayuda a asimilar conceptos muy útiles a los que se les puede sacar mucho jugo en una partida de ajedrez real.

chessarama análisis

Fútbol y ajedrez

La tercera variante nos traslada hasta un partido de fútbol en el que, usando Alfiles y Torres, tenemos que controlar el balón y marcar gol en la portería rival esquivando al portero en el proceso. Estas partidas resultan sumamente divertidas y nos impulsan a aprender estrategias sencillas que combinan estos dos tipos de piezas para hacer presión sobre el rival y que se pueden aplicar muy fácilmente en cualquier partida que juguemos en el futuro.

Vence al dragón

La última modalidad del modo campaña es la más original de todas. En estos desafíos tendremos que ser capaces de llevar con vida a un Peón hasta el otro lado del tablero en el que nos espera un dragón escupefuego que intentará acabar con nuestra pieza sea como sea. Para llegar a salvo tendremos que ir protegiendo al Peón sacrificando al resto de nuestras piezas, lo que nos obliga a tener una visión completa del tablero y de los próximos movimientos del dragón enemigo para saber qué pieza debemos mover en cada momento.

Como decimos, cada uno de estos cuatro grandes bloques está formado por unos 25 desafíos y cada uno de ellos cuenta con su propia puntuación interna. Por desgracia, como ocurre en muchos juegos para móviles, estamos obligados a conseguir una puntuación determinada en los niveles previos para ir desbloqueando nuevos desafíos, lo que nos obligará a repetir cada misión varias veces hasta conseguir la puntuación perfecta. No sabemos si el objetivo es estirar artificialmente la duración del juego haciéndonos repetir misiones, pero lo cierto es que este sistema corta mucho el ritmo de juego y puede llegar a frustrarnos cuando no logramos puntuaciones perfectas en alguna misión.

chessarama ajedrez

Modos clásicos multijugador

Una vez que superamos el modo campaña, Chessarama desbloquea una serie de modos de juego clásicos entre los que destaca el tablero estándar con las reglas de toda la vida en el que podremos competir con otros jugadores a través de internet o contra un bot que adapta su nivel de dificultad a nuestro propio nivel de habilidad.

Durante estas primeras semanas de juego hemos encontrado partida con mucha facilidad y no hemos tenido problemas de jugadores que abandonen las partidas a medias o problemas similares. Históricamente, las partidas online en juegos de ajedrez han sido muy sanas y en Chessarama parece que se mantiene la norma.

Conclusiones del análisis de Chessarama

Chessarama ha resultado ser una sorpresa agradable gracias a la originalidad con la que se plantea su modo campaña. Los desafíos son muy estimulantes y, además, nos ayudan a entender y comprender tácticas y movimientos muy interesantes para cada una de las piezas que podemos trasladar posteriormente a las partidas tradicionales.

Si te gusta el ajedrez y estás buscando una propuesta diferente, Chessarama es lo que estás buscando.

FantasyTienda: Figuras, merchandising, juegos
Director de la sección de videojuegos. Economista especializado en marketing. Hablo de videojuegos, cine y libros siempre que puedo.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.