Advance Wars: Dual Strike | Fantasymundo

Con dos entregas en GameBoy Advance, y un éxito inimaginable para un juego que sorprendió a todos por su calidad en todos los sentidos. Ahora los responsable de las anteriores entregas de Advance Wars, Intelligent Systems, responsables de juegos como Paper Mario o Fire Emblem, nos traen esta nueva entrega de esta saga de estrategia manteniendo la jugabilidad y aspecto anime de los anteriores títulos con numerosas novedades en la jugabilidad de un título que ya era de por si perfecto.

Estrategia portátil con Advance Wars: Dual Strike

Advance Wars Dual Strike combina toda la perfección de los Advance Wars de GameBoy Advance con las posibilidades de juego que ofrece Nintendo DS con su doble pantalla y la pantalla táctil. Un juego que era un título obligado en GameBoy Advance y ahora lo es en Nintendo DS, ya sea por mantener los elementos del original o por las novedades que hacen de este título el mejor de la saga sin duda.

De nuevo el poderoso y malvado ejercito de Black Hole que de nuevo reagrupado tras la derrota en Macro Land esta vez con una tecnología que está absorbiendo la energía vital del terreno, desertificando Omega Land, el continente que tendremos que proteger a toda costa acabando con los malvados planes de Black Hole. Los ejércitos de Orange Star, Blue Moon, Green Earth y Yellow Comet se han unido en creando la Alianza de Naciones para así derrotar, una vez más, a Black Hole y salvar así Omega Land. Todas las tropas y los OJs tendrán que enfrentarse a las renovadas fuerzas de un ejército que se creía destruido para siempre.

Advance Wars Dual Strike es un juego de estrategia por turnos, esto significa que nuestro ejército y el enemigo se turnaran para mover tropas, crearlas, conquistar ciudades y atacar. Como si de un gran tablero de ajedrez se tratara tendremos que pensar cada jugada con detenimiento planeando donde mover nuestras tropas para no ser arrasados por el enemigo. Las tropas son de lo más variadas: tanques, helicópteros, submarinos, bombarderos, artillería, infantería, acorazados… por tierra, mar o aire tendremos que atacar al enemigo o defendernos de él en diversas situaciones. Pero no podemos empezar a utilizarlas a la ligera, porque como en todos los juegos de estrategia un tipo de unidades serán efectivas contra otro tipo en concreto, lanzar nuestros bombarderos contra antiaéreos será un malgasto de unidades ya que no tendrán ninguna posibilidad de triunfo, mientras que arrasarán cualquier otro tipo de unidad terrestre.

Cuadrados y turnos: así es la guerra

El mapa está dividido en una cuadrícula, compuesto por ríos, mares, ciudades, bases… cada unidad puede desplazarse un numero de casillas determinadas por el terreno que puede recorrer (las unidades navales no podrán ir por tierra, como es natural, y los tanques no podrán atravesar montañas), también habrá elementos que frenarán nuestro avance como bosques, aunque estos pueden escondernos del enemigo en muchas ocasiones. La infantería puede tomar ciudades que servirán para generar dinero, “sanar” a las tropas o suministrar recursos como munición o combustible, además hay otros edificios para capturar como bases donde generar unidades y la base del jugador, que al ser conquistada finaliza el juego dando la victoria a quien la conquiste. Esto nos lleva a los objetivos para ganar una misión, que podemos hacerlo acabando con todas las unidades enemigas o conquistando su base, aunque a veces no bastará con eso y tendremos que cumplir algún otro objetivo.

Pero no sólo cuentan las tropas, deberemos elegir que OJ las dirige de entre todos los disponibles, unos comandantes serán buenos con unidades de ataque indirecto, otros con unidades aéreas… tendremos que analizar el terreno y unidades propias y del enemigo antes de decidir que OJ usar. Además cada OJ tiene un poder especial que nos ayudará en la batalla, y como novedad en esta entrega dos OJ pueden combinar su ataque especial de forma que dispondremos de dos turnos consecutivos asegurándonos un duro golpe al enemigo, aunque esto supondrá que el enemigo también puede realizarlo de forma que la batalla de un giro por completo.

Gráficamente el juego es básicamente igual que los de GameBoy Advance con algunos pequeños cambios. Se han mejorado algunas animaciones e imágenes de los OJ y unidades. En algunas misiones habrá efectos de nieve, lluvia, arena o la niebla de guerra, que nos impedirá ver el campo de batalla a excepción de las zonas donde estén nuestras tropas. La música y los efectos especiales son muy apropiados y nos ayudan a meternos más aun en el juego. No aprovecha la potencia 3D de Nintendo DS y los gráficos podrían ser muy superiores, pero quizás sea mejor así ya que en el título lo que cuenta es la jugabilidad más que cualquier otro apartado.

Aun así la mayor novedad del juego es el uso de las dos pantallas, mientras que en la inferior veremos el campo de batalla, pudiendo usar las capacidades de la pantalla táctil para manejar las tropas con una mayor velocidad y simplicidad, en la superior veremos información sobre el terreno y la unidad seleccionada, aunque en ocasiones veremos un frente secundario donde se vive otra batalla automáticamente (aunque en ocasiones podremos controlar lo que pasa en esta) o una imagen de algún suceso (como el ataque de un misil o un satélite).

Aunque la parte más interesante de ver del juego son las escenas de acción cuando las unidades se atacan o los OJ realizan alguna acción. Estas escenas son muy detalladas y dotan de mayor realismo la acción, aunque tan sólo son un efecto visual que podemos pasar si queremos para seguir con la estrategia.

En cuanto a la jugabilidad, como ya he dicho a lo largo de este análisis, es sencillamente perfecta y la mayor ventaja de este juego que lo hace tan destacable. El control es más sencillo que en las versiones de GameBoy Advance gracias a la pantalla táctil, aunque podemos manejar el juego al igual que en los anteriores usando los botones y no la pantalla táctil. Y es que con la capacidad táctil de Nintendo DS podemos seleccionar unidades y desplazarlas tocándolas y así realizar nuestros turnos mucho más rápido. Al seleccionar una unidad podemos desplazarla cuando sea posible y donde sea posible y/o realizar distintas acciones como esperar en un sitio, atacar a una unidad enemiga, suministrar en el caso de las unidades que puedan hacerlo o cargar y descargar tropas en las unidades de transporte. No hay ningún problema sino hemos jugado nunca a un juego de este estilo ya que las primeras misiones son de tutorial para aprender las bases del método de juego de Advance Wars, no será difícil jugar a este título… la única cosa a tener en cuenta es el estar tranquilos y tomar las decisiones detenidamente considerando las ventajas y desventajas de cada unidad y su rango de ataque.

El juego incluye varios modos de juego, como un nivel de mayor dificultad para el modo campaña, un modo en el que lucharemos en ambas pantallas, un modo en el que contaremos con unos limites logísticos y que tendremos que administrar para vencer el mayor número de pantallas posibles antes de que se agoten, un modo multijugador que nos permite incluso jugar en mapas creados por nosotros mismos o incluso jugar en un modo de estrategia en tiempo real donde llevaremos una unidad y sólo una, todos los modos imaginables para que la diversión no acabe.

Conclusiones de Advance Wars: Dual Strike

En definitiva Advance Wars Dual Strike es un excelente juego para todos aquellos que les guste la estrategia por turnos y es ideal para los que aun no la conozcan. Sencillamente es perfecto, la diversión es ilimitada y pocas cosas más se le podrían añadir. Todo poseedor de una Nintendo DS debería al menos probarlo y los que no la tengan es una opción a tener en cuenta para comprarla.

FantasyTienda: Figuras, merchandising, juegos

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.