Fire Emblem: Path of Radiance

El mejor juego de Fire Emblem

A pesar de que personajes como Mario, Yoshi o Link sean sobradamente conocidos por todo el mundo (sean nintenderos o no, todo Dios conoce a Mario) no son los únicos personajes que posee Nintendo, de hecho, la gran N es capaz de crear grandiosas historias fantásticas, dignas de la mejor novela de fantasía épica, todo ello representado en una única saga: Fire Emblem, un RPG táctico, y uno de las grandes desconocidas de Nintendo, eclipsada injustamente por las sagas de la compañía que más conocemos, ya sean Metroids, Zeldas o Mario y sus mil simuladores deportivos.

Sus impresionantes historias, su intuitivo y sencillo sistema de juego, basado en la típica estrategia “de cuadraditos” y, sobre todo, sus maravillosos personajes, hacen de Fire Emblem una de las mejores sagas de la gran N, a pesar de ser una completa desconocida en este nuestro país, la saga Fire Emblem ha adquirido un innegable prestigio en Japón, con bastantes entregas, y finalmente llegó a Europa en forma del genial Rekka no Ken de gba, con bastantes entregas a sus espaldas.

La gran acogida de FE en Europa hizo que Nintendo se reconsiderara traer más exponentes de su saga, y la conclusió la tenemos en dos nuevos juegos: Path of Radiance (PoR) para Gamecube y The Sacred Stones para GBA.
Path of Radiance es la primera aparición de FE en una consola mayor ¿estará a la altura de la saga?

Historia de Fire Emblem: Path of Radiance

ATENCIÓN: este apartado contiene pequeños spoilers, no revientan nada de la historia, ya que son una mera introducción a la misma, pero si hay alguien que desea jugar al juego sin saber nada de él, e ir descubriendo poco a poco la historia, haría bien en no leer esto)

EMPIEZA EL SPOILER

La historia de PoR tiene lugar en un vasto continente, llamado Telius, y gira en torno a la figura de Ike, el nuevo peliazul con capa de la saga, que trabaja como mercenario en una banda de Crimea, la nación donde nuestro protagonista, a las ordenes de su propio padre, inicialmente se trata de una simple pandilla de matones a sueldo que hace misiones, pero un día todo se tuerce cuando Ike conoce por casualidad en una de las misiones a una joven llamada Elincia, esta parece una pobre muchacha perdida, sin embargo, resulta ser nada más y nada menos que la princesa de Crimea (y este es el único spoiler que os voy a colocar, jeje) y está siendo perseguida por Daein, que no es otra cosa que el típico imperio “mu malote” que sale en todo Fire Emblem, que tiende a fastidiar a nuestros protagonistas.
Posteriormente, un trágico suceso hará que Ike tome el mando de la banda de mercenarios, ahora, su objetivo será proteger a Elincia de Daein, además de descubrir qué se trae entre manos el dichoso imperio.

FIN DEL SPOILER

Se trata de una historia muy buena, traducida, por supuesto, al castellano, digna de un FE que se precie, a pesar de que la historia, no es en ningún momento enrevesada y desquiciantemente compleja, es más, a veces sufre de ciertas incoherencias que no pasarán desapercibidas a los jugadores que les gusta desmenuzar las historias hasta lo indecible, sin embargo, ofrece un argumento agradable y entretenido, a pesar de no ser para nada original, la trama empieza con Ike siendo un simple mercenario, pero irá creciendo conforme avancemos en el juego, desplegando toda una serie de giros, traiciones y dramones típicos del género, la historia se enriquecerá sobre todo por la aparición de los laguz, raza de seres antropomórficos capaces de transformarse en animales, como tigres o águilas, aunque no evitan caer en el típico tópico de “los humanos son mu malos porque nos desprecian al ser diferentes” aunqe no deja de ser un reflejo de nuestro mundo actual (¿o acaso no vivimos en una sociedad donde se margina al que es distinto al rebaño, basándonos generalmente en su raza o estatus social?).

Personajes con carisma

Los personajes, si cabe, están muy bien caracterizados, aunque, como suele pasar, solo veremos en profundidad la historia de los personajes principales, estos personajes están realmente bien desarrollados, desde Ike, que, lejos de ser el típico prota de RPG vacío y acartonado, tiene personalidad y seguro que muchas veces sentirás empatía con él (aunque no deja de caer en el tópico de “ como soy mu débil me tengo que hacer mu fuertote pa proteger a la gente que quiero”) otros principales destacables son Soren, un mago bastante borde y práctico, pero con su corazoncito, estratega oficial del ejército, y fiel amigo de Ike, Titania, una bella mujer caballero que tiene el singular honor de ser el “paladín aplastaejércitos” del juego, junto a Marcus de Rekka no Ken y Seth del Sacred Stones, o Mist, hermanita de Ike, una chiquilla simpática que tiende a reprochar a Ike sus malos modales, del bando enemigo tenemos al Caballero Negro, no se sabe el nombre de este tío, solo que viste una armadura negra y grande y es casi inmortal (adivinad de dónde le viene el nombre).

La única forma de conocer algo de los personajes secundarios es mediante las escenas de conversación entre ellos que tiene lugar en los combates, a pesar de eso, todos los personajes tienen su encanto y, a pesar de que la inmensa mayoría están de relleno, puedes acabar cogiéndoles cariño a la inmensa mayoría de ellos.

Gráficos y sonido de Fire Emblem: Path of Radiance

Si hay algo que se debe tener en cuenta a la hora de juzgar este Fire Emblem, y el resto de los juegos de estrategia en general, es que no son juegos que necesiten tener unos graficazos de infarto para triunfar, ya que, a fin de cuentas, es un juego de estrategia, y en esos juegos poco importan los gráficos… el juego lo veremos desde una vista aérea, que permitirá tener una amplia vista de nuestro ejército y el enemigo, esa vista, a su vez, puede ampliarse o reducirse hasta tres veces con el botón R, los gráficos no son la repera, son poco detallados, y además son bastante repetitivos, pues cerca del 70% de las batallas las lucharemos en escenarios agrestes, y, en consecuencia, veremos constantemente los mismos arbustos, árboles, ríos, o casas, en los escenarios de pueblo, aunque de vez en cuando visitaremos algunos interiores, como cárceles y mansiones, aunque hay una cantidad excesiva de “escenarios verdes” en general, el aspecto gráfico es pobre, pero bajo ningún concepto daña la vista, es bastante soportable.

Los personajes están muy bien trabajados, y, al revés que en las entregas de la serie, se distinguen en seguida y no hay que andar pinchándolos uno por uno para diferenciarlos, en general tienen bastante más detalle que los escenarios.

Por supuesto, al ser de Gamecube, las clásicas escenas de combate son más detalladas que en las versiones de GBA, sin embargo, aunque está muy bien el hecho de ver a tu personaje en 3D y con todo lujo de detalles repartiendo leches, las animaciones son en general artificiales y un poco robóticas de más, por ello, no impresionan demasiado, aunque los hechizos están bastante bien.

También destacar secuencias de vídeo que aparecerán cada cierto tiempo, hechas en un tono cell-shading, que le da un más que marcado aire a anime japonés, que sin duda gustarán a los amantes del género, las susodichas secuencias no son vídeos que nos vayan a dejar alucinados y, teniendo en cuenta la potencia de la Gamecube, podían haber dado a más, pero se agradecen bastante entre tantas batallas… presenciaremos las secuencias cuando sucedan hechos importantes en la historia (nada más empezar la partida hay una secuencia introductoria mismamente).

Del sonido no hay mucho que decir, los efectos son pocos y además muy pobres, el sonido que hacen las armas al entrechocar contra el enemigo es artificial y poco creíble, y, además, es prácticamente lo único que vamos a escuchar, ya que los personajes no hablan en combate, de hecho, las únicas voces que escucharemos serán durante las secuencias de vídeo.

En definitiva, el aspecto gráfico y sonoro es bastante pobre y muy mejorable, pero tranquilos, es lo único de este juegazo que flojea…

*JUGABILIDAD, CURSILLO RÁPIDO PARA ESTRATEGAS NOVATOS

Los gráficos cutres siempre se perdonan si el juego que los posee tiene una jugabilidad buena, y es un orgullo para mí recalcar que PoR cumple con creces en este apartado.

Si alguno de vosotros ha tenido la enorme suerte de jugar al Final Fantasy Tactics (el de psone, o, en su defecto, el de gba) u otros juegos de estrategia más desconocidos como Disgaea y La Pucelle Tactics de ps2, o el irregular Onimusha Tactics de gba, puede hacerse una idea de lo que es un juego de estrategia por turnos, en pocas palabras, las batallas se suceden entre dos grandes ejércitos (el tuyo y el enemigo, evidentemente) cuya capacidad de movimiento está determinada por cuadraditos azules, de tal modo, que solo puede moverse en el espacio que ocupen los cuadraditos azules, e idem para el enemigo.
Evidentemente, el número de cuadritos es distinto para cada unidad del ejército, mientras que los personajes más ágiles y rápidos (espadachines y jinetes) podrán mover más cuadritos, otras unidades más pesadas (como los caballeros) moverán menos, aparte están las unidades voladoras, que pueden mover una buena cantidad de ellos.

A su vez, junto a los cuadraditos azules están los rojos, que voy a denominar “de ataque” estos aparecen justo cuando la unidad termina su movimiento, e indican el alcance de su ataque, determinado por su arma, así, las espadas, hachas y lanzas llegan un solo espacio, mientras que otras como la magia y el arco, al llegar más lejos, poseen un espacio de ataque adicional (esto tiene bastantes connotaciones, que ya iréis descubriendo conforme juguéis).

Como puede verse, hay unidades para dar y tomar, que además pueden promocionar y hacerse más fuertes, he aquí las principales, presentes en todo Fire Emblem que se precie:
Lord: “noble de una gran casa con excelente potencial” esencialmente, el lord es el ombligo de tu ejército, este personaje tiene, en general, estadísticas muy equilibradas, y suele portar algún arma legendaria, que se consigue en el transcurso del juego, deja que te lo maten, y verás como sale “partida terminada” en tu televisor
Mirmidones: no sé qué es lo que pinta este nombre, procedente de la mitología griega, para designar a estas unidades, los mirmidones son espadachines, y son muy rápidos y esquivan ataques con facilidad, son los que meten más golpes críticos (hacen el triple de daño que un ataque normal) promocionan en espadachín, casi las unidades más letales del juego
Arqueros: usan….ejem, déjame pensar….arcos, y con ellos pueden atacar a distancia, sin embargo, su defensa no es para tirar cohetes, y no pueden defenderse si se les ataca cuerpo a cuerpo, promocionan en tirador.
Jinetes a pie: montan a caballo, y por eso mueven muchos espacios, en PoR hay jinetes para todos los gustos: de espada, hacha, lanza y arco, promocionan en paladín.
Jinetes voladores: estos jinetes llevan criaturas voladoras, y por eso pueden volar (mi perspicacia es sorprendete ¿verdad?) tienen un movimiento altísimo, hay de dos tipos: de pegaso (sí, los caballitos con alas) y de wyvern (dragones pequeños)los de pegaso son más rápidos, los de wyvern son increíblemente resistentes, promocionan en paladín wyvern y paladín pegaso, usan lanzas.
Luchadores: llevan hachas con las que causan estragos en el enemigo gracias a su enorme fuerza, sin embargo, su defensa es lamentable y su resistencia a la magia es todavía peor, promocionan en guerreros.
Infante pesado: los tanques del juego, son enormes, llevan armaduras muy pesadas que les hace tener una defensa monstruosa, ideales como escudos humanos, usan lanzas, promocionan a generales (esos sí que son tanques)
Hechiceros: atacan a distancia con magia, y pueden llegar a ser muy peligrosos si se les sube bien de nivel, hay de varios tipos, según la magia que usen, están los magos (usan magia basada en la naturaleza, como aire y fuego, promocionan a sabios) y los sacerdotes (curan y cuando promocionan a obispos usan magia de luz)
Ladrones: roban al enemigo, abren puertas y cofres, y son muy veloces, cuando promocionan a asesinos son tan o más mortales que los espadachines.

Como puede verse, las unidades son las mismas de siempre, no hay unidades nuevas, a excepción de los laguz, estas unidades son en principio humanos, pero tienen la particularidad de que se pueden transformar en animales en medio de la batalla, solo tienen una pequeña particularidad, que aparecen en batalla como humanos incapaces de atacar, y tienen que transformarse en laguz para hacerlo, para ello, debe llenarse hasta el final un contador que va de 0 a 20, y viceversa, cuando un laguz se transforma, el contador restará una cantidad a 20 cada turno que esté convertido, hasta que llegue a cero y la unidad vuelva a ser humana….y tendrá que volver a 20 para re-transformarse, y he aquí uno de los defectos de los laguz, que mientras no estén transformados, estarán indefensos ante los ataques enemigos, sin embargo, es algo que se compensa porque los laguz suelen tener mejores estadísticas que los humanos corrientes, y pueden dar mucha guerra una vez se han transformado en el juego encontraremos tres tipos de laguz:
Felinos: estos laguz pueden transformarse en gatos y tigres, ambas unidades son muy parecidas, aunque los gatos son más veloces y los tigres más resistentes y fuertes (hay una unidad especialmente fuerte dentro de este grupo que ya os encontraréis, solo hay una en el juego)
Aves: hombres-pájaro que vuelan y llegan tan lejos con su movimiento como un buen jinete de pegaso o wyvern, e incluso pueden llegar a ser más fuertes que estos, hay halcones y cuervos, ambos tienen estadísticas equilibradas, destacando de ellos la agilidad y la fuerza, también hay otro tipo de laguz único que ya encontraréis.
Dragones: son grandes, duros, y escupen fuego, aunque su rango de movimiento no es grande, este tipo de laguz es muy difícil de encontrar.

Las batallas pueden tener varios objetivos: desde aniquilar al ejército rival, hasta sobrevivir varios turnos al desquiciado ataque del enemigo (cuando lleguéis a cierta batallita, sabréis lo que digo) o tomar algún punto del escenario, generalmente custodiado por algún jefe fuertote.

Recordad que es estrategia POR TURNOS, primero mueve un ejército y, al mover todas las unidades del mismo, mueve el siguiente ejército, no esperéis un juego dinámico como los de PC, aquí no hay que construir casas, ni hacerse mil unidades, este hecho quizás pueda echar atrás a los estrategas natos del ordenata, por la acuciante falta de acción y rapidez de la estrategia por turnos y es que, para qué vamos a engañarnos, las batallas de PoR son largas, muy largas, y eso puede acabar con la paciencia del jugador, y todavía puede irritarle más cuando sepa una de las características más irritantes de la saga FE, y es el hecho de que si pierdes un personaje, despídete de él para el resto del juego, pues no hay ninguna manera de revivirlo, esto es especialmente irritante si pierdes a tu mejor personaje por error…. sobra decir que si te matan a Ike se acabó la batalla y tendrás que reiniciar, no obstante, no es del todo una mala idea, ya que te obliga a planear con lupa cada uno de tus movimientos, y no vale eso de “pues como me va a revivir en el siguiente capítulo, pues lo voy a enviar contra esa compañía de 15 o 20 soldados a ver los que mata antes de que muera él” a unos les gustará la idea, a otros no, es cuestión de gustos.

En cuanto a las novedades de PoR, bueno, aparte de los laguz de los que he hablado, hay unas cuantas, pero quizás no sean suficientes como para encandilar al jugador veterano de FE.
Lo primero es comentar que se han introducido una buena cantidad de cambios que contribuirán sin duda alguna a hacer mucho más cómoda la experiencia de juego, para empezar, el mercader que os acompañaba con su tienda en Rekka no Ken ha sido suprimido, ahora esta no estará presente en las batallas, pero podrás pasarle todos los objetos que no uses aunque no esté, y dispondremos de esta tienda desde casi el principio del juego, esa tienda estará en la base, otra novedad del juego, acudiremos a esta base antes de cada batalla (donde ademas puedes tener conversaciones de apoyo entre tus tropas en la base), y podremos administrar los objetos de los personajes, y o bien darles los de la tienda, también tendremos a nuestro servicio una armería en la que, previo pago, nos abasteceremos copiosamente de armas, una tienda de objetos, con pociones y hechizos, un trapero, para que le vendamos objetos inútiles, y una herrería, en la que podremos encargar nuestras propias armas (una vez por batalla) escogiendo el material, el porcentaje de ataques críticos, la fuerza y el peso del arma, e incluso podremos ponerle nombre una vez la hayamos creado…. las armas por encargo son muy caras, así que tendréis que ahorrar bastante, en el fuerte también podremos suministrar experiencia adicional a nuestros personajes, acumulada diréctamente desde el campo de batalla, en fin, que la base da para muuuuuuuucho.

Otra gran novedad respecto al Rekka no Ken son las habilidades, talentos propios de cada personaje, que le permiten hacer cosas como atacar tres veces, ganar el doble de experiencia por enemigo eliminado, atacar al enemigo siempre primero (aunque te ataque él antes) e incluso llamar aliados para que nos ayuden, algunas de estas habilidades, como la de repetición (atacar tres veces) se activan de manera aleatoria, dependiendo del nivel de suerte del personaje, otras pueden activarlas diréctamente los personajes que las usan (como pedir refuerzos) esas habilidades pueden crearse mediante las placas de habilidad, no tenéis más que agarrar una de esas placas, equipársela al personaje, y aprenderá automáticamente la habilidad, lo de las habilidades es un gran acierto en el juego, ya que permite personalizar a nuestros guerreros, y hacer que sean únicos en su especie.
Como última novedad, destacar que los personajes ya no necesitan ningún objeto específico para promocionar, lo hacen automáticamente al llegar al nivel 20….aunque contamos con la ayuda de los sellos maestros (objetos de todo Fire Emblem, que promocionan a los personajes, sin importar de qué clase sean) no obstante, no hay más que cinco, así que nos va a tocar subir de nivel a mansalva para potenciar del todo a nuestras unidades.

En fin, estas son las novedades, a algunos les parecerán revolucionarias, a otros les sabrán a poco, no cabe duda de que se podían haber introducido más, pero las que hay son muy buenas, y a buen seguro serán del agrado de la mayoría de los estrategas que han guardado sus espadas desde el Rekka no Ken.

Conclusiones de Fire Emblem: Path of Radiance

PoR es un más que digno sucesor de la saga en Gamecube, y es una excelente elección tanto para los veteranos que se han estado viciando a la saga en emuladores desde los primeros de la NES, hasta los que se introdujeron en la saga con Rekka no Ken.
PROS:
– por fin un FE en una consola grande.
– las unidades laguz y las habilidades, ofrecen mucho juego.
– la base, comodidad absoluta.
– el carisma de los personajes

CONTRAS
– los gráficos son algo cutres, el sonido también.
– quizás no sean suficientes novedades para este PoR.
– a algunos les parecerá demasiado fácil, aunque hay niveles de dificultad.

FantasyTienda: Figuras, merchandising, juegos

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.