ENTRETENIMIENTO Y 

CULTURA: Cine y Televisión, Literatura, Ciencia, Videojuegos, Cómics | Fantasymundo
RSS 

de Noticias y Artículos sobre Literatura, Ciencias, Videojuegos, Cine, Televisión y Cómics Twitter de 

Noticias y Artículos sobre Literatura, Ciencias, Cine, Televisión, Videojuegos y Cómics Facebook de Noticias y Artículos sobre Literatura, Ciencias, Cine, Televisión, Videojuegos y 

Cómics
Menu general
       Artículo de videojuegos

CounterSpy


 PlayStation 4  PlayStation VITA  PlayStation 3
Chami Collado   08/09/2014
Comenta con tu Facebook
Meneame
     En plena guerra fría, las dos superpotencias mundiales planean lanzar un ataque nuclear a la luna. Infíltrate en sus bases, roba documentos y evita el holocausto en este divertido y carismático indie multiplataforma.
La Guerra Fría es uno de los periodos históricos más recurrentes en los videojuegos, pero Counterspy nos lo trae de una forma diferente. Las estrellas comunistas, el rojo y azul americano, muchos misiles, y un reloj que recuerda al metafórico Reloj del Apocalipsis se muestran por todo el imaginario de la fantástica introducción del juego para presentar lo que tenemos delante: un videojuego de infiltración que parodia las películas de espías de aquel momento. Counterspy se caracteriza por ser multiplataforma y cross-buy para las consolas de Sony, de modo que lo podremos disfrutar en cualquiera de ellas, pudiendo cambiar de una a otra de forma fácil, ya que la partida se comparte automáticamente en todas las consolas mediante cuenta de PlayStation Network.

El mundo está a punto del desastre: por un lado, la República Socialista, por otro, la Alianza Imperialista. Dos superpotencias divididas, pero con un mismo y absurdo objetivo, lanzar un ataque nuclear a la luna. Esto causaría daños colaterales a la Tierra, pero su gran rivalidad les impide ver esta realidad. Para impedir el desastre entra en juego la agencia C.O.U.N.T.E.R., que se encargará de enviar a un espía (nosotros) a ambos bandos para sabotear sus planes.

CounterSpy

El juego del novel estudio Dynamighty es un scrolling lateral de infiltración, en el que recorreremos niveles más o menos cortos, repletos de enemigos y cámaras que deberemos sortear y eliminar. El objetivo de cada fase es sencillo: buscar y robar todo tipo de documentos y encontrar el ordenador central de la base, localizado al final de cada fase y que dará por finalizado el nivel, algo así como la bandera en la saga Super Mario. La tarea no será fácil, ya que si los soldados o las cámaras nos descubren harán aumentar el nivel DEFCON, que al igual que el auténtico sistema de alerta americano, si alcanzamos el DEFCON 1 el lanzamiento de misiles será inminente, traduciéndose en el fin del juego para nosotros. El nivel de alarma se mantiene a lo largo de las misiones, de modo que si terminamos una misión en DEFCON 2 tendremos que andar con mucho ojo en la próxima.

Antes de cada misión, podremos elegir a que bando hacer espionaje, indicándonos antes que elementos encontraremos. Por ejemplo, en un bando podemos encontrar documentos para conseguir nuevas armas, mientras que en el otro encontraremos oficiales, los cuales nos permiten bajar el nivel DEFCON si los capturamos vivos. Nosotros seremos los que elijamos dependiendo de lo que nos convenga más.

La experiencia de juego hace que realmente nos metamos en el papel de espía, ya que tendremos que ser sigilosos, rápidos y letales. A veces será mejor acercarse a los enemigos y eliminarlos sigilosamente cuerpo a cuerpo, mientras que otras tendremos que usar toda la artillería que tengamos. Counterspy posee un sistema de coberturas similar a los shooters en tercera persona, en el que la cámara se situará detrás de nuestro espía protagonista y podremos disparar al estilo shooter. La acción y exploración están muy equilibradas en este título, habiendo secretos a lo largo de las bases militares escondidos al estilo metroidvania en trampillas, conductos de ventilación salientes en el techo, etc.

CounterSpy

Para darle más juego podremos desbloquear y usar diferentes armas, que van desde la útil pistola con silenciador o la pistola de dardos tranquilizantes, a otras menos «sutiles» como la escopeta o la ametralladora. También podremos hacer lo mismo con mejoras para el agente, que a pesar de ser de un solo uso resultarán muy útiles en la misión: bajar un nivel de DEFCON, mayor resistencia al daño, o que las cámaras nos detecten con menor facilidad, entre otros.

Hay que remarcar que los niveles nunca son iguales ya que se crean automáticamente, pero a su vez nos acaban dejando una sensación de déjà vu debido a que acabaremos reconociendo ciertos elementos. Además, otro inconveniente de ello es que los enemigos a veces no están del todo bien colocados, produciéndose escenas como que al entrar en una habitación nos demos de bruces con soldados y nos descubran inevitablemente.

Sin duda lo que más llama la atención de Counterspy es su especial estilo gráfico, corriendo bajo el motor Unity con un cell shading que le viene de perlas. El juego imita con acierto y tono desenfadado la propaganda del momento en ambos bandos, utilizando colores contrastados, dando una ambientación diferente a cada uno y adecuándose a su ideología y estética. Los modelos de los personajes cuentan con buen detalle y gran personalidad, y los escenarios a pesar de componerse con colores planos están bien detallados, dando una temática de espías muy correcta. No es de extrañar que todo el juego recuerde a una película de animación, ya que uno de los miembros de Dynamighty trabajó una larga temporada en Pixar. Por si fuera poco, los menús del juego también recuerdan a estar usando un superordenador de los 70.

CounterSpy

Counterspy también tiene algún punto flaco gráficamente en forma de bugs, como pequeñas ralentizaciones al entrar en habitaciones grandes, o que los cadáveres de los soldados se queden atravesando superficies con los brazos, pero nada serio en este aspecto. Las dos versiones que hemos probado (PlayStation 3 y PlayStation Vita) funcionaban de forma sólida y sin apenas diferencias.

El apartado sonoro ha sido tan cuidado como el visual, con una auténtica banda sonora de temática del espionaje que recuerda a las antiguas películas de James Bond, aderezada con buenos efectos sonoros y voces en inglés y ruso. (Un detalle muy gracioso es que parece que todos los soldados imperiales se llaman Johnny.)

La aventura por si sola es muy corta, con una duración de unas dos horas y pico. Pero si le añadimos tres niveles de dificultad y el hecho de que los niveles siempre son diferentes, el juego se alarga bastante. Aún así nos deja con ganas de más, con la sensación de que Counterspy prometía mucho, pero al final le ha faltado algo, y ese «algo» podría haberlo convertido en un título sobresaliente dentro del genero indie. Aún sabiendo esto, es innegable que el juego es muy adictivo, y que divertirá a los amantes del espionaje.

Página 1 de 1



 

Versión imprimible


Sigue a Fantasymundo en FacebookSigue a Fantasymundo en TwitterFantasymundo TV, nuestros vídeosSigue las noticias y artículos de Fantasymundo con RSS

Noticias relacionadas
Articulos Relacionados
NO se permite la reproducción íntegra. Para reproducciones parciales: NOTAS LEGALES
Anunciese en Fantasymundo
Imágenes relacionadas con el artículo
     CounterSpy
CounterSpy
CounterSpy
CounterSpy
CounterSpy
Staff de Fantasymundo.com - Quienes hacen la página Contacta con Fantasymundo Notas Legales de Fantasymundo Enlaza con Fantasymundo ¿Quiénes somos?