ENTRETENIMIENTO Y 

CULTURA: Cine y Televisión, Literatura, Ciencia, Videojuegos, Cómics | Fantasymundo
RSS 

de Noticias y Artículos sobre Literatura, Ciencias, Videojuegos, Cine, Televisión y Cómics Twitter de 

Noticias y Artículos sobre Literatura, Ciencias, Cine, Televisión, Videojuegos y Cómics Facebook de Noticias y Artículos sobre Literatura, Ciencias, Cine, Televisión, Videojuegos y 

Cómics
Menu general
       Artículo de literatura

Luminoso, de Greg Egan


Fco. Martínez Hidalgo   06/06/2011
Comenta con tu Facebook
Meneame
     El avance tecnológico parece avanzar más rápido que el progreso moral y ético. Y, en cierto sentido, parece que Egan ha querido presentarnos en esta antología su idea sobre este camino.
Portada de Luminoso, de Greg EganLa capacidad de Greg Egan (Perth, Australia, 1961) para la Ciencia Ficción es casi tan extraordinaria como su habilidad para el escapismo. De él sabemos lo mínimo, intuimos aún menos, y cualquier referencia a sus posiciones personales sobre la vida o la ciencia, las obtenemos a partir de su literatura. Una actitud compartida con otros grandes, como Thomas Pynchon, superando incluso a los muy reservados, como Mankell o Murakami, que cuentan sus entrevistas anuales con los dedos de una mano.

Quizás por eso ‘Luminoso’ (Bibliópolis, 2010, disponible en FantasyTienda), la nueva colección de relatos de Egan aparecida en España, lo ha hecho con suma discreción, casi sin que nos diésemos cuenta. Y quizás por eso también, ha sido el boca a boca el que ha contribuido a ir vendiendo y promocionando el nuevo título de un autor que, únicamente por su gran capacidad para cautivar a distinto tipo de lectores, cada vez despierta más curiosidad y necesita menos promoción. Un caso paradigmático para los especialistas en marketing literario.

Esta antología acompaña a las otras dos de Greg Egan actualmente disponibles, ‘Axiomático’ (Ajec, 2006) y ‘Oceánico’ (Cuásar, 2006), confirmando la impresión de muchos lectores sobre la mejor adaptación de Egan para lo breve que para la novela. Pues, aunque irregular por la calidad de los relatos que contiene, ‘Luminoso’ (Bibliópolis, 2010) posee joyas de verdadera orfebrería, capaces de emocionar y conmocionar al lector más exigente.

Este libro es mucho más que una antología de relatos de Ciencia Ficción. Traspasa las barreras del género para lanzar un mensaje más universal, centrado en las personas, en nuestro deber para con un mundo mejor, y en la necesidad de utilizar la ciencia y sus avances con mayor responsabilidad y compromiso, generosidad e inteligencia que nunca antes hasta ahora.

Lo hace, además, con un enfoque claramente personal, donde Egan ha querido dejarnos clarinete su posición sobre algunas de las más interesantes hipótesis científicas actualmente en debate (“Señor Volición” y “La inmersión de Planck”), su visión sobre cuáles pueden ser las consecuencias de un uso perverso de la tecnología y sus posibilidades (“Briznas de paja”, “Eva mitocondrial”, “Crisálida”, “Fuego plateado”, “Motivos para ser feliz” y “Nuestra señora de Chernobyl”), o su opinión sobre las consecuencias de la introducción del error en las otrora conocidas (y por muchos aún consideradas, a pesar de la cada vez más clara y contundente pérdida de validez de esta idea) “ciencias exactas” (“Luminoso” y “Sueños de transición”). Un catálogo amplio y heterogéneo de temas sobre los que Egan habla, a través de la literatura, y se nos muestra a través de sus relatos.

La literatura no es sólo la ventana de Egan al mundo, su capacidad creativa y la fuerza de sus historias va más allá de sí mismo. En todos los relatos contenidos en ‘Luminoso’ (Bibliópolis, 2010), el miedo y la angustia ante los avances tecnológicos, científicos y las nuevas puertas éticas que descubren a la humanidad, agobian a los personajes hasta el extremo de amenazarles con el resquebrajamiento de todas las certezas de su mundo. Da igual el relato que escojamos, y la orientación de su hilo argumental entre los tres temas que hemos identificado, en todos ellos el punto de ruptura se toca con la punta de los dedos, el momento de no retorno a partir del cual todo lo (presuntamente) conocido hasta entonces se volatiliza de un plumazo.

El estilo de cada relato envuelve, de hecho, este objetivo de indagación moral humana. No es casualidad que los personajes de casi todos relatos persigan algo (“Briznas de paja”, “Eva mitocondrial”, “Señor Volición”, “Crisálida”…), o sean perseguidos (“Luminoso”) por alguien. La búsqueda de la certeza constituye el centro de todos los relatos, y por supuesto también de ‘Luminoso’ (Bibliópolis, 2010): queremos averiguar cuál fue la Eva o el Adán con el que comenzó la historia del homo sapiens (“Eva mitocondrial”), comprobar la validez plena e indiscutible de nuestros métodos y técnicas de investigación (“Luminoso”), alcanzar el centro de nuestra consciencia y nuestro ser hasta liberarnos de los grilletes que atan nuestra autonomía a la incontrolable presencia de los demás (“Señor Volición”), dominar el mundo que nos rodea hasta adaptarlo exclusivamente a nuestra imagen y semejanza (“Crisálida”), estar seguros que en el paso de un cuerpo mortal a otro inmortal nuestro ser ni cambiará ni sufrirá (“Sueños de transición”)… El miedo nos domina y, por extensión, domina nuestra forma de comprender el mundo, y construir el mundo a través de la ciencia y la tecnología.

El conjunto de relatos que Greg Egan nos presenta en ‘Luminoso’ (Bibliópolis, 2010) contiene, por tanto, un mensaje de escepticismo y de precaución, de preocupación y cierta amargura, ante las múltiples posibilidades y perversas consecuencias a las que la humanidad se enfrenta con cada paso adelante en su relación con el progreso técnico: el aislamiento, la división, la violencia, el racismo, la homofobia o la estupidez en la adopción de extravagantes filosofías de vida y peligrosas formas de convivencia. El avance tecnológico parece avanzar más rápido que el progreso moral y ético. Y, en cierto sentido, parece que Egan ha querido presentarnos en esta antología su idea sobre este camino, su alerta sobre sus riesgos.

Luminoso’ (Bibliópolis, 2010) es, entonces, mucho más que una antología de relatos de Ciencia Ficción. Traspasa las barreras del género para lanzar un mensaje más universal, centrado en las personas, en nuestro deber para con un mundo mejor, y en la necesidad de utilizar la ciencia y sus avances con mayor responsabilidad y compromiso, generosidad e inteligencia que nunca antes hasta ahora. Sin duda, Greg Egan habla con una voz atronadora y sin necesidad de altavoz a través de su literatura.

Página 1 de 1



 

Versión imprimible

NO se permite la reproducción íntegra. Para reproducciones parciales: NOTAS LEGALES
Colabora con Fantasymundo
Imágenes relacionadas con el artículo
Industria, luz y magia - Khristo Poshtakov
Portada de Metropol, de Walter Jon Williams (Bibliópolis)
Portada de Puente de Pájaros, de Barry Hughart
Portada de Esperanza del venado, de Orson Scott Card
Portada de Privilegio de la Espada, de Ellen Kushner
Staff de Fantasymundo.com - Quienes hacen la página Contacta con Fantasymundo Notas Legales de Fantasymundo Enlaza con Fantasymundo ¿Quiénes somos?