ENTRETENIMIENTO Y 

CULTURA: Cine y Televisión, Literatura, Ciencia, Videojuegos, Cómics | Fantasymundo
RSS 

de Noticias y Artículos sobre Literatura, Ciencias, Videojuegos, Cine, Televisión y Cómics Twitter de 

Noticias y Artículos sobre Literatura, Ciencias, Cine, Televisión, Videojuegos y Cómics Facebook de Noticias y Artículos sobre Literatura, Ciencias, Cine, Televisión, Videojuegos y 

Cómics
Menu general
       Artículo de literatura

La Leyenda de una Era: La Guerra por el Norte, de Guillem López i Arnal


Velkar   20/05/2009
Comenta con tu Facebook
Meneame
     Esta obra tiene muchas virtudes, pero una de ellas, acaso la que más consistencia otorga a todo el conjunto, es la ambición.
Leyenda de una era: La Orden de VanaiarSí, cibernautas, sí. Hoy sin duda merece la pena que os detengáis unos minutos para haceros eco de esta obra y de este autor, desconocidos ambos aún y por desgracia para el colectivo de amantes de la literatura fantástica y sus editoriales especializadas. Pese a ello, me atrevo a decir que esto no será una cuestión que se alargue demasiado en el tiempo, pues os aseguro que nos encontramos ante los prolegómenos de una de las sagas más apasionantes y sorprendentes que el género en castellano haya concebido en sus pocos años de historia.

Resulta absolutamente impredecible, virtud ésta también quizá un tanto parca en algunas de nuestras mejores obras.

Empecemos desde el principio. Mi contacto con la obra llega a través de alguno de los muchos foros que tanto frecuento en los últimos tiempos con el fin de promocionar la novela que yo mismo he escrito hace pocos meses. En este periplo he ido conociendo un buen número de proyectos similares al mío, con mayor o menor calidad y/o acogida, pero todos ellos con una marca perenne y escrita con rasgos más o menos finos: la de la inexperiencia. Cuál no fue mi sorpresa, entonces, al dar con un blog, La Leyenda de una Era, en el que, además de poder disfrutar de un espectacular diseño cuajado de mapas extraordinariamente elaborados y escudos de armas al más puro estilo Casas de los Siete Reinos (remítanse a Canción y Hielo y Fuego, de George G.R.R. Martin), tuve la opción de descargarme gratuitamente la novela en su totalidad. La Guerra Por el Norte, se hace llamar.

Mi curiosidad en estos casos suele estar sujeta a un afilado olfato desarrollado tras tantas lecturas de autores “novatos” y que me otorga la posibilidad de intuir con cierta premura si lo expuesto tiene cariz interesante y/o si el autor de marras es más o menos ducho en las artes escritas. Aquellas primeras líneas de la novela manifestaban, enseguida me percaté, una pluma que se alzaba notablemente por encima de la media, acercándose con extrema peligrosidad a lo que yo entiendo como la mano de un escritor maduro. Sin exhibir acontecimientos especialmente llamativos, esos primeros párrafos consiguieron engancharme y despertar en mí un profundo interés. Jared, aldeano de arisco carácter trata de conformar con la caída de la tarde un pequeño redil donde recoger al ganado frente a la oscura tormenta que un cielo negro y amenazador avecina. Al mismo tiempo, su hija Kali, quien aún no ha regresado de su paseo vespertino con el perro, despierta en el hombre sentimientos no sólo relacionados con el miedo a que algo malo pueda ocurrirle, sino más parecidos al rencor y el rechazo…

Pero no adelantemos acontecimientos.

Con las citadas premisas pronto me di cuenta de que estaba leyendo una novela plenamente adulta, con todas las letras. Una novela también para adultos, porqué no decirlo, tan cercanos a la juvenil solemos estar siempre los que nos movemos en éste nuestro género tan amado. Una historia que rompe, al igual que lo hace la obra de Martin (saga con la que no podremos dejar de comparar la presente por muchas y diversas razones), con los moldes a veces tan manidos en la fantasía al uso y donde los personajes, un elenco inconmensurable por otro lado, van a escapar de los tópicos maniqueístas acerca de lo bueno y lo malo.

Según los capítulos avanzan los frentes, muchos y muy variados, van abriéndose de manera cautivadora para el lector. Es el momento más complejo si así puede catalogarse, pues el vasto listado de caracteres que entran a formar parte de la narración comienza a desplegarse de manera impenitente; decenas de nombres, títulos, familias, facciones, emplazamientos, acontecimientos pasados… bailan en nuestras cabezas obligándonos a concentrarnos un poco más de lo que tendríamos que hacerlo con cualquier otra historia, pues tanta información es preciso ordenarla aunque sea mínimamente. Porque, señores, esta obra tiene muchas virtudes, pero una de ellas, acaso la que más consistencia otorga a todo el conjunto, es la ambición.

No estamos solamente ante una obra cuyo objetivo sea el mero entretenimiento: tiene profundidad.

Estamos ante una saga ambiciosa, qué duda cabe, donde una vez terminada la lectura de esta primera entrega quedamos absolutamente sedientos de más, pues los acontecimientos quedan abiertos hasta la extenuación. Y aquí llega otra de las bendiciones de la empresa que nos ocupa: resulta absolutamente impredecible, virtud ésta también quizá un tanto parca en algunas de nuestras mejores obras. Por más que se intenta desentrañar hacia donde podrán los hechos derivar, las sorpresas y la introducción casi permanente de nuevos personajes hacen que el mentón se nos hunda de pura estupefacción y que el afán por seguir leyendo más y más se convierta en algo casi obsesivo.

Los 32 años del autor no son óbice para que la historia no haga aguas por ninguna de sus vertientes. Desde el principio se contempla un titánico trabajo de documentación relacionado con cualquier aspecto descriptivo al que Guillem López i Arnal quiera hacer frente y que resuelve en todos los casos con rotunda solidez. Qué decir del universo y la historiografía: sencillamente majestuosos, elaborados con detalle milimétrico y donde, tras la finalización de la lectura, se advierte que lo aquí mostrado es sólo una pequeña parte de la totalidad de lo que el autor nos tiene reservado en futuras entregas.

Los matices personales de los personajes principales son también abordados desde la óptica de quien sabe muy bien qué es lo que quiere construir, haciéndolo sin escatimar el más mínimo esfuerzo. Cuestión ésta que también se hace palpable cuando nos sumergimos en los diálogos. Según el propio Guillem, su experiencia en la elaboración de obras de teatro es lo que le ha dado el profundo bagaje dialéctico que nos muestra cada pocos párrafos. Madurez, madurez y madurez, señores, bajen del púlpito a nuestro querido George G.R.R. Martin, pues le ha salido un recio competidor, y os juro que no estoy exagerando. El libro está colmado de conversaciones repletas de sentido, donde no sobra ni falta ni una coma y donde podemos descubrir reflexiones de gran intensidad de las que, para colmo, no podemos salir indemnes.

Esa es la última cuestión que quería abordar. No estamos solamente ante una obra cuyo objetivo sea el mero entretenimiento. Existen sin duda, trazados con línea fina, muchos matices ideológicos que aportan un toque de reflexión brutalmente interesante. Desde una crítica abierta (o así lo entiendo yo) a los fundamentalismos religiosos, hasta una más velada hacia los mecanismos que provocan y fomentan las marginalidad en las sociedades.

Para terminar algunas impresiones del propio autor, oriundo de Castellón:

“Respecto a Leyenda de una era, es una tetralogía. Decidí unir dos géneros que me gustaban mucho, a saber, la fantasía épica y los superhéroes, dando al conjunto un trasfondo místico dentro de un mundo nuevo dividido en dos partes antagonistas, Oriente y Occidente. La historia narra el advenimiento de una mutación de los humanos en el contexto de una gran guerra en los reinos del norte. Durante la novela se descubre que no es la primera vez que algo así ocurre pues la raza exiliada de los Kudaw esconde un terrible pasado que no puede eludir por más tiempo”.

Ah, Raghalak, mi personaje favorito y uno de los más carismáticos con los que jamás me haya encontrado.

“El proyecto en general lo llevo desarrollando desde hace cinco años. Los primeros mapas aparecieron en 2002 y la historia la escribí en ocho meses durante 2008. Tras la preparación y el ajuste de la estructura, estaba tan convencido de que esta sería la mejor de mis creaciones que renuncié al trabajo y me tomé unos meses de dedicación absoluta a la escritura. Fue muy duro, y una de los mejores momentos de mi vida. Escribir mañana y tarde, sentir que la historia crece, que no te deshaces de ella en ningún momento, que está contigo y es parte de tí.... Conseguí unos buenos personajes y la trama no estaba mal…”

Que la trama no estaba mal, dice… Humilde, lo es, eso desde luego.

“Influencias: la serie de televisión LOST me enseñó a construir los capítulos y a generar el ritmo. El teatro a dialogar con fluidez. Paul Auster a crear personajes con conflictos. El cine a llevar al lector/espectador de una escena a otra. Marguerite Duras a que los personajes no necesitan hablar para expresar. T.Donaldson a que la imaginación tiene barreras que hay que romper para llegar a la verdadera libertad. León Arsenal y sus Máscaras de matar. Lao tse y los opuestos que son uno. La temporada que estuve viviendo en Irlanda y me enamoré de ese país y la magia que posee. Uf.…”

En fin, amigos. Si queréis entrar a formar parte de esta aventura de cuya proyección futura dentro de las letras fantásticas no me cabe la menor duda, no dudéis vosotros, descargaos la obra y disfrutadla. No os arrepentiréis.

Página 1 de 1



 

Versión imprimible


Sigue a Fantasymundo en FacebookSigue a Fantasymundo en TwitterFantasymundo TV, nuestros vídeosSigue las noticias y artículos de Fantasymundo con RSS

Noticias relacionadas
«Reboot», de Manu López, gana el Concurso Manga de Norma editorial
«Niebla en Tánger» (Finalista Premio Planeta 2017) de Cristina López Barrio, a la venta
Siruela publica en octubre una edición limitada de «Imperiofobia y leyenda negra» ampliada por su autora
Javier Sierra y Cristina López Barrio ganan el Premio Planeta 2017
La tercera parte de la trilogía «La leyenda del hechicero», de Taran Matharu, se publica en octubre
Articulos Relacionados
La leyenda de las dos piratas, de María Vila: aventuras y amor en el S.XVI
The legend of Zelda Twilight princess 1: comienza la mejor leyenda
Camelot (Britannia 2), de Ana Alonso y Javier Pelegrín: halo de misterio en torno a la leyenda artúrica
La leyenda del Hechicero: El Guerrero, de Taran Matharu, Fletcher continúa la historia
Entrevista: Playstation Talents
NO se permite la reproducción íntegra. Para reproducciones parciales: NOTAS LEGALES
Colabora con Fantasymundo
Imágenes relacionadas con el artículo
     Alfonso López
Estraperlo y Tranvía
Alfonso López
Staff de Fantasymundo.com - Quienes hacen la página Contacta con Fantasymundo Notas Legales de Fantasymundo Enlaza con Fantasymundo ¿Quiénes somos?