Recientemente, Sega se ha comprometido en lanzar sus juegos más emblemáticos e importantes en PC. Tras años ignorando a Steam, como plataforma de videojuegos, la compañía nipona ha empezado a desarrollar ports de títulos muy aclamados como Vanquish, Bayonetta o Resonance of Fate.

Fruto de esta campaña, también se anunció que la saga Yakuza llegaría a los jugadores de ordenador. Saliendo así por primera vez de Playstation (si ignoramos aquel fallido port para Nintendo Wii U) e intentando llegar a un público más general. Inicialmente se anunció que la franquicia protagonizada por Kiryu Kazuma aterrizaría en PC primero con Yakuza 0 y después con Yakuza Kiwami, el remake del título original de Playstation 2. Dependiendo del éxito que tengan, veremos en Steam Yakuza Kiwami 2 o Yakuza 6, pero de momento no hay nada seguro.

Pues bien, el día que muchos jugadores llevaban esperando desde hace años ha llegado y por fin hemos podido probar el primer título de Yakuza disponible en Steam: Yakuza 0. Así que os vamos a contar las claves del título y sus principales diferencias con sus versiones para PlayStation 3 y PlayStation 4.

Yakuza 0 es una precuela del título original (que salió para PlayStation 2) y nos traslada al Japón de finales de los 80. La historia se sitúa en este período de tiempo para contarnos los orígenes del dragón de Dojima, Kiryu Kazuma, el protagonista de la franquicia hasta ahora (hay fuertes rumores que indican que en la próxima entrega numerada pasará la batuta a otro personaje) en sus primeros días como Yakuza.

Tras llevar a cabo un «rutinario» trabajo de chantaje, Kiryu se ve envuelto en un complejo entramado urbanístico en el que no podrá confiar en nadie y en el que los cimientos de toda la organización mafiosa a la que pertenece temblarán y cambiarán para siempre. Como nos tiene acostumbrados la serie, la historia está explicada a través de muchísimas escenas cinematográficas de alta calidad y de cuadros de diálogos en tiempo real que a veces pueden ser excesivos, pero que hacen un buen trabajo a la hora de crear la sensación de que estamos viendo una serie o película asiática de cine negro.

Argumentalmente, el juego cumple con creces y nos encontramos ante uno de los mejores escritos en toda la saga. Si bien es cierto que la franquicia siempre ha sido una joya argumentalmente hablando, Yakuza 0 destaca por ser sublime en este aspecto y entregarnos una historia llena de momentos épicos, diálogos muy bien encarados y fluidos y una trama que realmente nos mantiene en intriga en todo momento (cosa que no es fácil en un título con una duración tan larga).

Las historias secundarias también están de vuelta en esta entrega manteniendo la calidad. Casi todas ellas podrían pasar por el guión de un capítulo de los clásicos «doramas» japoneses y las que no lo hacen es porque son tan locas y disparatadas que parecen más apropiadas de otro tipo de series que se alejan de las telenovelas. En este aspecto el juego es de 10 y sabe trasladarnos a la cultura del Japón de la última parte del siglo pasado a la perfección.

Su otro aspecto que también está relacionado con el séptimo arte, su banda sonora y todo lo que tiene que ver con el aspecto sonoro del juego, también roza unas cotas de calidad muy altas. Los compositores que han concebido la música del juego (entre los que se encuentra el veterano de Sega, Hidenori Shoji) han hecho un muy buen trabajo y sus piezas acompañan maravillosamente todas las escenas enfatizando las situaciones o emociones que las imágenes quieren transmitir.

Los actores de doblaje (japoneses) hacen honor a la prestigiosa fama de la que disfruta el gremio en Japón, creando con sus voces unos personajes vivos y creíbles, lejos de esas voces robóticas que a veces nos encontramos en otros juegos y muy cerca de las actuaciones que podemos encontrar en el buen cine. Tristemente, las ventas de la saga y la cantidad de escenas dobladas que tiene no dan para localizar el juego totalmente en inglés, así que las voces son en japonés y por ello no siempre podemos apreciar el buen trabajo de los actores que dan vida a estos personajes.

Jugablemente, el juego sigue teniendo esa mezcla de juego de rol y juego de acción que tan popular ha hecho a la saga. Tenemos varias localizaciones reales de Japón que explorar (siendo Kamurocho la más representativa de todas ellas) mientras hacemos misiones principales (para avanzar con la trama) o secundarias. En esto no es muy diferente del resto de juegos de mundo abierto que abundan en nuestros días. Con una cámara en tercera persona, manejamos el personaje mientras exploramos el escenario, encontramos coleccionables y nos embarcamos en misiones secundarias a través de las ciudades japonesas que nos ofrece el juego. Cabe destacar que está plagado de minijuegos que podrían pasar por juegos enteros (de hecho, algunos de ellos como los arcades de Sega lo son).

Sin embargo, hay un punto jugable en el que se diferencia del resto de títulos de mundo abierto: su sistema de combate. Cuando nos adentramos en un enfrentamiento, una pequeña pantalla de transición nos traslada al mismo escenario, pero con una cámara más libre. En ese punto, el juego abandona su faceta de RPG y pasa a ser un juego de acción puro a lo beat’em up, en donde nuestros puños y nuestros diferentes estilos de lucha harán que desencadenemos combos y ataques especiales brutales. Los combates son frenéticos, muy violentos y gores, pero también hay lugar para la estrategia en ellos, ya que la combinación de objetos, técnicas y habilidades nos darán la clave para poder superar los desafíos más complicados de nuestra aventura.

En Yakuza 0 manejamos al clásico Kiryu Kazuma pero también tenemos a otro coprotagonista jugable, Goro Majima. En ciertos puntos de la historia intercambiamos personajes y pasamos de manejar a Kazuma para manejar a Majima y viceversa. Los dos protagonistas tienen estilos de pelea muy diferentes y dentro de ellos, cada uno tiene diferentes «subestilos» para que podamos elegir cuál se adecua más a nuestra manera de jugar. Estos subestilos están compuestos por habilidades que podemos subir de nivel con puntos de experiencia (en este caso yenes) que nos dan al completar una misión, una misión secundaria o derrotar enemigos. Yakuza 0 presenta un sistema de combate complejo y profundo, que dejará a los jugadores más hardcores del género muy satisfechos.

Gráficamente se nota que el juego fue crossgen, es decir, que no se desarrolló con la generación actual en mente, sino para ser un juego intergeneracional. Esto hace que el juego no nos deje con la boca abierta con sus gráficos, pero aun así luce pero que muy bien. La principal diferencia entre la versión PC y la de consolas radica precisamente en esto, en los gráficos. El juego para PC presenta un AA más avanzado y se puede poner a resoluciones más altas que los 1080p que ofrece en consolas. También se han reducido sus tiempos de carga, cosa que es de muy agradecer, y se ha posibilitado la opción de 60 fps, que siempre viene bien y que hace que los combates sean muy fluidos.

Como podéis leer, Yakuza 0 es un juego redondo y es el punto de partida ideal para aquellos que quieran probar la saga. Con un mundo abierto y una jugabilidad que nos meten de pleno en la decadencia del Japón de finales de los 80, el título se convierte en unos de los más divertidos que podemos encontrar en Steam (y Playstation 4). Si a eso le sumamos que la historia que cuenta se alza como una de las mejores de la saga, se convierte en un imprescindible en nuestra colección. Solamente se encuentra disponible con textos en inglés y voces en japonés desgraciadamente, pero quizás este port para PC sea la esperanza para que la saga se adentre en aguas más internacionales.

FantasyTienda: Figuras, merchandising, juegos

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.