Una síntesis divulgativa, ordenada cronológicamente, del mundo de los visigodos y su historia. Desde su primera migración, iniciada a orillas del Báltico, hasta la caída del Reino visigodo de Toledo, en la Península Ibérica.

 

A la Catedral de San Antolín de Palencia se la conoce popularmente con el sobrenombre de “La bella desconocida”. Menos conocida aún es la cripta del mismo nombre que yace bajo el suelo de la catedral y es el único resto de la primitiva catedral visigoda, construida en la segunda mitad del siglo VII.

Esa cripta es una buena metáfora de la etapa visigoda de la historia de nuestro país:
Sabemos que es parte de nuestro pasado y que fue la base de mucho de lo que vino después. Pero, sin embargo, sigue resultando profundamente desconocida y evoca para mucha gente una época oscura, confusa y de transición, como si hubiera sido apenas un paréntesis entre la Hispania romanizada y el Al Andalus musulmán.

El conocido periodista, escritor y divulgador José Javier Esparza arroja una nueva luz sobre ese periodo histórico en su última obra, «Visigodos. La verdadera historia de la primera España», uniendo de nuevo fuerzas con la editorial La Esfera de los Libros para contribuir al conocimiento de la historia de España.

Ante todo, hay que concretar qué nombra el término Visigodos, y para ello nada mejor que recurrir a la concisa definición que da Esparza en las páginas del libro:
«Una de las divisiones del pueblo godo. Generalmente se acepta que es la forma romana de denominar a los Tervingios como “Godos del Oeste”. Tras el saqueo de Roma, crearon reinos sucesivamente en Tolosa, Francia, y en Toledo, España. Progresivamente fusionados con el elemento autóctono hispano, terminaron desapareciendo como pueblo con la invasión musulmana de 711.»

Definido así el pueblo visigodo, el concepto de «España visigoda» podría entenderse como el resultado de la interpenetración del elemento germánico y el elemento autóctono hispanorromano en la Península Ibérica.

La «España visigoda» puede definirse como el resultado de la interpenetración del elemento germánico y el elemento autóctono hispanorromano en la Península Ibérica.

 

El libro sigue un orden cronologico, en el que el lector acompaña a los pueblos visigodos desde las tierras escandinavas de las que partieron en el Siglo I d.C. empujados por la explosión demográfica que trajo consigo un clima inusualmente benigno— en su periplo a lo largo de medio milenio y a través de media Europa hasta llegar la Península Ibérica. Un recorrido en el que fueron evolucionando y conformándose como pueblo y en el que desempeñaron sucesivamente el papel de adversarios de Roma, de aliados de Roma y, finalmente, de sucesores de Roma.

Fueron los visigodos quienes por primera vez crearon lo que a juicio del autor puede considerarse un Estado en España, entre los siglos VI y VIII, y lo mantuvieron vivo hasta que la peste, el hambre y la guerra lo destruyeron.

Esparza alude a descubrimientos arqueológicos recientes que dan una imagen del periodo visigodo distinta y mucho más sugestiva de la que a menudo se ha dado en el pasado. Con voluntad de desmontar tópicos y desprenderse de la pátina de prejuicios de carácter ideológico, moral o religioso que tantas veces ha acompañado el relato la etapa visigoda de la historia de España, saca a la luz aspectos de un desarrollo cultural, social y científico llamativamente avanzado para su época.

José Javier Esparza no es un historiador académico, sino un divulgador volcado en la tarea de acercar nuestra historia a un público amplio. Buen conocedor de las herramientas que enganchan al lector, emplea un lenguaje sencillo y un tono cercano, con cierto aire periodístico. Eso hace que se lea con facilidad y las páginas se sucedan de manera ágil y amena.

Se  estructura en ocho capítulos —Del Báltico a Roma • Un hogar en la Galia
• El reino de Tolosa • Una nueva tierra en Hispania • La primera España • Si la tierra es redonda • Un mundo de oro y piedras • El amargo final— bien definidos, divididos a su vez en epígrafes aún más concretos y de títulos sonoros

El libro incluye también a la manera anglosajona de un Who is who o novelesca de un  Dramatis personae— un Quién es quién en la historia de los visigodos, con más de ciento cincuenta entradas, que ayuda al lector a situarse y a no perderse en la maraña de protagonistas. Además, dedica sus últimas páginas a una completa Bibliografía.

En el debate sobre si el Reino visigodo de Toledo era algo que ya se pudiera considerar la primera España, Esparza no tiene duda de que sí. Por la voluntad expresa de constituir un reino que no fuera tributario del Imperio romano y por la extensión de su poder por toda la geografía peninsular.

 

Encuadernado en cartoné con sobrecubierta ilustrada con una bonita pintura que muestra a un guerrero y una mujer en un campo de trigo el libro resulta agradable de ver y cómodo de leer.

Sus más de trescientas páginas no incluyen ilustraciones, aunque sí algunos mapas en blanco y negro, como apoyo al texto.

 

 

 

 José Javier Esparza (Valencia, 1963), escritor y periodista, lleva años entregado a la tarea de reconstruir la identidad española a partir de su Historia. De ello son testimonio su exitosa trilogía La Reconquista, vendida por decenas de miles de ejemplares, La cruzada del océano, sobre el descubrimiento y conquista de América, La historia de la yihad, Tal día como hoy. Almanaque de la Historia de España y el exitoso Tercios. Historia ilustrada de la legendaria infantería española.  En la misma línea abundan sus novelas históricas sobre los primeros tiempos de la Reconquista: El caballero del jabalí blanco, El reino del norte y Los demonios del mar, todas ellas publicadas en La Esfera de los Libros.

Puedes empezar a leer este libro aquí.

Puedes encontrar «Visigodos» aquí:

 

FantasyTienda: Figuras, merchandising, juegos

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.