En 2014 llegó por primera vez This War of Mine de la mano de 11bit Studios y Deep Silver, y tras obtener una buena crítica, a su vez debido al desinterés mostrado por sus desarrolladores respecto a los beneficios dedicados a las ayudas internacionales para los supervivientes de guerra, han decidido dar el salto a la nueva generación con una edición completa.

This War of Mine es un título de aventura y supervivencia en 2D, donde nos plantean una situación real de conflicto armado, pero desde una perspectiva distinta a lo que podemos observar en otras sagas como Call of Duty donde formamos parte de los escuadrones de combate, no, aquí no será así, seremos personas de a pie resguardadas de un combate que jamás pensaron que sucedería.

La supervivencia será nuestro credo, y con cualquiera de los personajes seleccionables tendremos que cumplirlo a rajatabla para poder completar los días necesarios para lograr sobrevivir. Además, dichos personajes tendrán cada uno una habilidad propia, algunos cocinarán mejor, otros rebuscarán más rápido, unos correrán más… habrá que hacer una buena combinación de tres para crear un grupo de supervivencia viable, aunque para fijar retos personales se podrá hacer una selección más costosa y crear más horas de juego.

A su vez, cada personaje tendrá que ser cuidado respecto a la comida y la bebida, que se adelanta para quienes no hayan jugado el título que será extremadamente escasa, rara vez estaremos saciados, quizá si solo queda un único superviviente y no hay que racionar los suministros, y esto hará que no puedan correr o paren de realizar hasta las tareas más básicas debido a la inanición.

Esto también ocurrirá para otras afecciones, como pueden ser las heridas, que harán enfermar y debilitarán a cada personaje, siendo cada vez más grave si no se detiene con las vendas o píldoras necesarias. Por último, todos estos problemas tendrán que mantenerse en relación a los descansos de cada uno, por lo que se les tendrá que permitir dormir de vez en cuando para evitar los agotamientos, incluso en la supervivencia existen límites que deben mantenerse y dormir será esencial.

Así es como este tipo de problemas introduce las dos partes de cada día, la mañana y la noche, que servirán como referencia para elaborar nuestras estrategias a largo plazo. Durante el día podremos comer, curarnos, ofrecer apoyo moral entre los personajes hablando y crear un refugio más seguro, más cómodo o con mejores talleres de trabajo para crear útiles que nos llevaremos por la noche. Es entonces cuando, al caer el sol, tendremos que seleccionar que hará cada personaje, si dormirá, vigilará el refugio o si irá a explorar.

Cada una de estas tres opciones será estratégica y lo mejor será que siempre se turnen los días de sueño salvo excepciones muy específicas del momento, una noche de sueño por cada tres no será óptimo, pero sí necesario y, por tanto, aunque uno de los personajes sea un experto explorador necesitará descansos con la mayor regularidad que podamos ofrecerle.

Continuando la experiencia de noche, cuando seleccionemos la exploración tendremos un mapa de ubicaciones a las que podremos acceder, que irán aumentando según pasen los días, hablemos con algún NPC secundario o utilicemos la radio del refugio para sintonizar ciertos mensajes de ayuda. Así, al seleccionar una ubicación la visitaremos, y esto podrá tener varias consecuencias dependiendo de la ubicación; algunas veces iremos a casas de inocentes, a los que podremos saquear para sobrevivir, otras veces iremos a campos militares donde la muerte será la posibilidad más probable, en otras ocasiones llegaremos a otros refugios donde nos ofertarán productos a un precio de cambio en la mayoría de ocasiones inalcanzable. Todo lo que se podría esperar de una situación de guerra podremos observarla en cada plano y escena, nadie será nuestro amigo, aunque tampoco existirá una amenaza por parte de todos, humanizadlas personas siempre contendrán retazos de humanidad.

Tras volver de cada expedición, llevaremos al refugio todos los objetos encontrados, lo que será algo extraordinario si se trata de medicinas o alimentos, pero según avancen los días, el entorno hostil será cada vez más conflictivo y nos asaltarán cuando estemos fuera del refugio, pudiendo suponer con total normalidad la pérdida irresoluble de nuestra estrategia, y con ello, la partida.

Esta crudeza y falta de favoritismo es el encanto del juego, la compañía trata de hacernos ver lo que existe a día de hoy en ciertas partes del mundo y lo trasladan a nuestras plataformas con una adaptación jugable de lo que en realidad sería mucho más complejo y terrible. Aun así, cogeremos con fuerza este título donde tendremos sentimientos encontrados que nos harán tener cargo de conciencia o quizá no tenerla, pero eso supondrá nuestro fin, así de simple, así de real.

Hay que mencionar que en este título de Complete Edition tendremos todas las actualizaciones y modos, así como DLC tanto los que han salido al mercado, como los que saldrán en próximas fechas. De esta manera, tendremos la posibilidad, como en el título original, de una vez probada una primera partida (con éxito o no), de modificar las condiciones de las siguientes partidas, por lo que podremos aumentar o disminuir los días que debamos sobrevivir, el día exacto en el que el conflicto será más cruento, los personajes que deseamos elegir para la nueva partida o la dureza o debilidad de nuestros personajes respecto al entorno, siendo esto trasladado a tres dificultades desde fácil a difícil.

Respecto a los DLC’s, veremos que de los tres existentes, The Little Ones, Father’s promise y The Last Broadcast, está disponible para jugar el primero, pero el resto vendrán de manera gratuita para quienes compren la versión Complete Edition, que incluye el Game Pass del título, por lo que también es una oportunidad de ir extendiendo las horas de juego con argumentos simples, pero igual de anecdóticos y profundos.

Respecto al apartado visual tendremos una versión más limpia, sin muchas mejoras gráficas, pero sí con un mejor aspecto en general, ya que la calidad venía de serie, y siendo un título de este calibre es más que suficiente para las sensaciones que levanta a su paso. Siempre estaremos en escenarios grises, oscuros, violentos y derruidos, asemejando al jugador a una experiencia lo más cercana a la realidad.

Por último, respecto al apartado musical será simple ambientación, tensa y continua, pero nada destacable, ya que con promover una lucubrada musicalidad que acompañe al apartado gráfico, cumple perfectamente su función.

This War of Mine: Complete Edition es la versión definitiva para aquellos que no hayan disfrutado del título en otra ocasión o para los que quieran retomarlo con todas las actualizaciones y DLC’s que se han incluido con el paso del tiempo, ya que ofrece en el propio paquete el Game Pass del juego para futuros DLC’s. Un juego más que recomendable, con fines benéficos, y que muestra una realidad distinta a los ambientes bélicos a los que tanto nos acostumbran otras compañías del sector. Muy recomendable.

This War of Mine: Complete Edition está disponible en la eshop de Nintendo Switch o en formato físico a un precio recomendado de 39,99 €.

 

FantasyTienda: Figuras, merchandising, juegos

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.